MÁS HABITUAL EN DEPORTISTAS DE MÁS DE 35

¿Cómo puede un deportista joven como Iker Casillas haber sufrido infarto de miocardio?

La principal causa de un infarto así es el colesterol provocado por la edad, el sedentarismo o el tabaco, pero no es la única. Muchos deportistas lo sufren debido, sobre todo, al sobreesfuerzo

Foto: Iker Casillas, durante un entrenamiento del Oporto. (Reuters)
Iker Casillas, durante un entrenamiento del Oporto. (Reuters)

Medios portugueses adelantaban a primera hora de la tarde del miércoles que Iker Casillas ha sufrido un infarto de miocardio. El guardameta español se sintió mal durante un entrenamiento del Oporto, el club portugués en el que juega desde 2015, y tuvo que ser hospitalizado de urgencia. Actualmente, se encuentra fuera de peligro.

Un infarto de miocardio es, simplemente, que la sangre deja de llegar al corazón debido a una obstrucción en una arteria. Lo habitual es que se deba al exceso de colesterol, al tabaquismo o a la vida sedentaria, pero estas no son las únicas causas ni la explicación de por qué lo ha sufrido Casillas. Las estadísticas estiman que uno de cada 50.000 atletas entre 12 y 35 años —el portero tiene 37 actualmente— sufre anualmente una parada cardíaca.

La posibilidad de padecerlo aumenta a partir de esa edad. Las causas que subyacen al infarto de miocardio en un deportista joven tienen que ver con la sobrecarga, que en ocasiones puede provocar fibrosis u otras lesiones en el músculo cardíaco, lo que eleva las posibilidades de una arritmia y, subsecuentemente, de un fallo cardiaco.

El doctor José Calabuig, quien fue médico de, entre otros, Miguel Induráin, explicaba en esta entrevista a 'ABC' que muchos deportistas veteranos "han sufrido uno o dos infartos en el corazón de los que no se han dado ni cuenta, porque los han mezclado con otra sintomatología".

Raro, pero no aislado

El portero ha sido sometido a un cateterismo, es decir, le han introducido un tubo a través de una arteria (habitualmente en el brazo) para explorar la anatomía del corazón y las arterias del mismo mediante una coronariografía.

En años recientes, el deporte español ha tenido que llorar pérdidas como las de Antonio Puerta o Dani Jarque debido a ataques al corazón repentinos. Y fuera de nuestras fronteras, la lista de jugadores golpeados por un ataque al corazón es larga: Marc-Vivien Foe, Patrick Ekeng, Christian 'Chucho' Benítez o Fabrice Muamba, centrocampista de los Bolton Wanderers, que logró sobrevivir tras sufrir un infarto en pleno partido de la Premier, cuando contaba con 23 años.

Los jugadores del Real Madrid lucen camisetas de apoyo al jugador del Bolton Fabrice Muamba. (EFE)
Los jugadores del Real Madrid lucen camisetas de apoyo al jugador del Bolton Fabrice Muamba. (EFE)

A raíz de todos estos casos, los estadios deportivos de primera y segunda división cuentan con desfibriladores instalados desde hace unos años. Los futbolistas que se incorporan a la Liga suelen pasar también por un reconocimiento médico que incluye un examen cardiológico.

Sin embargo, hay muchas patologías cardíacas subyacentes que no son detectadas en ese momento y que se reavivan con la práctica vigorosa de ejercicio físico. Por ejemplo, en un 70% de las veces, la cardiomiopatía hipertrófica —principal causa de muerte súbita cardíaca en atletas jóvenes— se diagnostica al mismo tiempo que se produce el episodio de muerte súbita cardíaca.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios