el mayor del mundo de su categoría

Científicos españoles estudian el final del misterioso Túnel de la Atlántida de Lanzarote

Los investigadores, miembros de un equipo de la UNED, han conseguido realizar el primer estudio geológico de este inaccesible y valioso lugar

Foto: Los miembros de la expedición. (Foto: UNED)
Los miembros de la expedición. (Foto: UNED)

A pesar de su reducido tamaño, las Islas Canarias siguen escondiendo grandes misterios en sus profundidades. Su naturaleza volcánica y otros aspectos de su naturaleza las convierte en todo un tesoro para todo tipo de expertos que estudian hasta su último palmo. Gracias a ese interés, poco a poco vamos conociendo todos los detalles de las mismas y el último en descubrirse es el final de un misterioso espacio conocido como el Túnel de la Atlántida, situado en la isla de Lanzarote.

Este túnel submarino está ubicado en la parte sumergida del tubo volcánico de La Corona, considerado como el mayor del mundo de su categoría. Hasta ahora solo dos equipos habían conseguido llegar a ese lugar, pero ninguno había vuelto con pruebas de qué había ahí debajo. Ahora, un grupo de científicos de la UNED ha acabado con el misterio sobre qué podría esconderse en aquella zona con 1.600 metros de desarrollo y 64 metros de profundidad.

Este grupo, además de hacer el largo camino, ha conseguido "recoger muestras geológicas del final del túnel y documentar otras en las galerías del túnel para comenzar a elaborar el que será el primer estudio geológico de la zona", asegura Javier Lario Gómez, catedrático de Geodinámica de la UNED y director de la expedición.

El objetivo de estos estudios es ampliar el conocimiento del que está considerado uno de los ecosistemas anquialinos (se conoce con este nombre a los escenarios geológicos terrestres invadidos por agua marina filtrada a través de poros y fisuras en las rocas y que están habitados por animales nunca encontrados en el océano) más diversos del mundo. Cuenta con hasta 36 especies endémicas.

Imagen del interior del túnel (Foto: UNED)
Imagen del interior del túnel (Foto: UNED)

“Aunque hay estudios biológicos muy completos que confirman su rica diversidad, no hay trabajos geológicos realizados con muestras del interior del túnel que permitan conocer la evolución geológica del mismo”, explica Lario Gómez. El Túnel de la Atlántida se formó hace aproximadamente 20.000 años y se fue sumergiendo con la subida del nivel del mar, “y ese es precisamente el proceso geológico que vamos a estudiar dentro del proyecto”, concluye el catedrático.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios