investigan para combatir la toxoplasmosis

La 'ley de los gatos': Estados Unidos quiere acabar con los experimentos del Gobierno

Las investigaciones con felinos comenzaron en 1982 y se cree que han muerto casi 3.000 gatos en ese periodo

Foto: Las cifras hablan de 2.988 gatos sacrificados por el gobierno americano desde 1.982 (Reuters/Jonathan Bachman)
Las cifras hablan de 2.988 gatos sacrificados por el gobierno americano desde 1.982 (Reuters/Jonathan Bachman)

"La decisión del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de sacrificar gatos después de que se usen en una investigación es una práctica arcaica y un tratamiento horrible, y tenemos que ponerle fin”. No lo dice ningún activista pro derechos de los animales, sino un senador de los Estados Unidos, Jeff Merkley, que lidera la propuesta que quiere prohibir estos experimentos.

En declaraciones a la NBC, el senador Merkley explica la postura que ha llevado a crear una comisión bipartita entre republicanos y demócratas para acabar con esta práctica cruel: infectaban a los gatos con un parásito que puede causar toxoplasmosis, una enfermedad transmitida por los alimentos. Después recolectaban los parásitos de sus heces durante dos o tres semanas y, finalmente, sacrificaban a los animales.

Infectaban a los gatos con un parásito, recolectaban sus heces y, finalmente, sacrificaban a los animales

En total, desde que comenzaron los ensayos en 1982, la cifra de gatos que han muerto en la granja de Maryland en la que se llevaban a cabo los experimentos asciende a 2.988. El Departamento de Agricultura asegura que, gracias a su investigación “se han salvado vidas”, pero no todo el mundo piensa de la misma manera.

La ley de los gatitos

La plataforma que ha promovido este movimiento se llama 'White Coat Waste Project' y su vicepresidente, Justin Goodman, explica que sólo quieren acabar con “este programa horrible. Tres mil gatitos sanos fueron asesinados y 22 millones de dólares desperdiciados en décadas de crueles e improductivos experimentos gubernamentales”.

Los felinos eran infectados por un parásito (Reuters/Shamil Zhumatov)
Los felinos eran infectados por un parásito (Reuters/Shamil Zhumatov)

Las cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos sitúan a la toxoplasmosis como una de las principales causas de muerte en el país por enfermedades transmitidas por los alimentos. Se estima que más de 40 millones de estadounidenses son portadores del parásito sin que éste presente problemas, pero puede tener "graves consecuencias" tanto en personas embarazadas como en aquellas con un sistema inmunitario débil.

La proposición se ha denominado ‘Ley de los gatitos’, por sus siglas en inglés, y según el senador Merkley “protegerá a estos animales inocentes de ser sacrificados innecesariamente en las pruebas del gobierno, y se asegurará de que puedan ser adoptados por familias que les den su amor".

Un representante republicano, Brian Mast, y otro demócrata, Jimmy Panetta, forman la comisión bipartita que ha llevado la ley al Congreso. Para Mast, "el hecho de que necesitemos una legislación para decirle al gobierno federal que deje de matar gatitos es ridículo", mientras Panetta asegura que “lo que es aún peor es cuando escuchas que el gobierno está criando a cientos de estos gatos solo para alimentarlos intencionalmente de carne cruda cargada de parásitos y luego matarlos aunque estén perfectamente sanos".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios