TUVIERON QUE SACRIFICAR AL ANIMAL

"No es un engaño": el espectacular caimán de 4 metros y 400 kilos cazado en EEUU

Cuando los expertos llegaron a la zona tras el aviso de un residente, no podían creer lo que estaban viendo: un increíble animal de un tamaño descomunal

Foto: El espectacular caimán atrapado junto al Lago Blackshear. (DNR Georgia)
El espectacular caimán atrapado junto al Lago Blackshear. (DNR Georgia)

Un hombre acudía, como casi todas las mañanas, a regar sus tierras en el condado de Sumter (Georgia, Estados Unidos). Caminaba en dirección a la zanja de irrigación, de donde se saca el agua para llevarlo hasta el terreno, cuando se encontró con algo completamente inesperado: un enorme caimán en mitad del camino. Cuando las autoridades acudieron hasta la zona, no podían creerse el increíble especimen que tenían delante, uno de los más grandes nunca vistos en la zona.

El encargado de acudir hasta el lugar de los hechos fue Brent Howze, un biólogo de vida silvestre del Departamento de Recursos Naturales de Georgia. Tardó escasos minutos en hallar al animal, que se encontraba en las cercanías del Lago Blackshear, y cuando llegó hasta él, no podía creer lo que veían sus ojos: un caimán que medía más de 4 metros de longitud y cuyo peso era cercano a los 400 kilos, uno de los más espectaculares nunca antes vistos.

Howze, acostumbrado a realizar estas tareas de rescate, se vio sosprendido por el tamaño del animal, hasta el punto de tener que contar con maquinaria pesada para conseguir sacarle de la zanja. Cuando consiguió controlar al caimán, descubrió que en realidad se trataba de un animal con más de 70 años de vida, que se encontraba en muy mal estado de salud y que contaba con varias heridas de bala viejas ya curadas en varias partes de su cuerpo.

A pesar de los esfuerzos de los expertos de la DPR de Georgia, el mal estado del animal provocó que tuvieran que sacrificarle. Pero, ¿cómo había aparecido por allí el animal? Pues, posiblemente, debido al problema de salud con el contaba, que le hizo dejar el escondite en el que vivió durante tantos años, bien en busca de alimento o de una zona con mayor sol en la que encontrarse mejor. Esa es la razón por la que apareció en una zona tan extraña.

El impresionante tamaño del caimán provocó que, cuando Howze colgó la imagen en redes sociales, muchos usuarios aseguraran que se trataba de una fotografía trucada, al entender que era imposible que un animal tuviera ese tamaño. Poco después, el propio biólogo tuvo que confirmar que era real: "No es un engaño. Soy el que está en la fotografía y sí, era un enorme caimán de 377 kilos y cuatro metros de largo con una circunferencia torácica de metro y medio", afirmó a Cordele Dispatch.

La difusión de la imagen ha provocado que muchas personas hayan expresado su miedo a bañarse en el Lago Blackshear, ante el temor de encontrarse con un caimán de estas características en el agua, algo que los biólogos han descartado por completo: "Solo existe una razón para que exista un animal de tanta edad y de tan descomunal tamaño con vida. Que haya conseguido evitar a los humanos durante mucho tiempo". Y es que, nosotros, somos el mayor depredador del planeta.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios