NO ES UNA SEÑAL DE VIDA, COMO SE PENSABA

Científicos revelan qué son las misteriosas huellas del fondo del Gran Agujero Azul

Hace escasas semanas, una expedición revelaba qué había en uno de los puntos más misteriosos del Planeta: ahora, ya se sabe qué causa el mayor enigma de la zona

Foto: Vista del Gran Agujero Azul de Belice. (EFE)
Vista del Gran Agujero Azul de Belice. (EFE)

El Gran Agujero Azul es, sin ningún género de dudas, uno de los lugares más misteriosos del mundo. Se trata del sumidero más grande del planeta, situado a unos 100 kilómetros de distancia de la costa de Belice, que cuenta con 300 metros de ancho y 123 de profundidad. Hasta la fecha, no había sido explorado, hasta que una expedición decidió investigar los secretos que guardaba: ahora, los científicos revelan qué esconde el mayor enigma encontrado en la zona.

Aquella expedición fue llevada a cabo por el multimillonario Richard Branson y por Fabien Cousteau, nieto del famoso buceador Jacques Cousteau, uno de los encargados de poner en el mapa una zona tan increíble como esta. Ha sido a principios de este 2019 cuando los expertos consiguieron entrar en el Gran Agujero Azul, donde lograron elaborar el primer mapa tridimensional de la zona y donde salieron a la luz buena parte de los enigmas que esconde a día de hoy.

Estalactitas, una capa de sulfuro de hidrógeno y varias especies hasta la fecha desconocidas son los principales descubrimientos que se hicieron. Sin embargo, otro elemento desconcertó sobremanera a los investigadores, incapaces de entender qué significan: de la mano de un sonar de alta resolución, la expedición fue capaz de llegar hasta el fondo del sumidero, en el que encontraron una serie de misteriosas huellas para las que no tenía explicación.

¿Se trataba de una serie de huellas creadas por algún tipo de mamífero que no se había conseguido ver? A modo de pisadas, el imaginario colectivo no tardó pronto en comenzar con las teorías conspiranoicas y a especular con la posibilidad de que dichas marcas hubieran sido producidas por algún animal de gran tamaño. Pocas semanas después de los informes de la expedición, los científicos echaron luz sobre qué son las huellas: y es menos misterioso y más desgarrador que lo que se creía.

Una de las zonas más inexploradas del Planeta (Eric Pheterson/Flickr)
Una de las zonas más inexploradas del Planeta (Eric Pheterson/Flickr)

Esas marcas del fondo del Gran Agujero Azul no son una señal de vida, como se podía pensar en un principio, sino que se trata de un señal de muerte. Y es que los científicos consideran que esas huellas son creadas por los seres vivos que caen al lecho marino en los instantes previos a su muerte. Pero, ¿cómo es esto posible? Erika Bergman, jefa de submarinistas de la expedición, explica que el fondo marino podría ser considerado como un gran cementerio de caracolas.

Bergman explica que se trata de una zona habitual en la que las caracolas desarrollan su vida y que, en muchas ocasiones, terminan cayendo de manera accidental por el borde de del Gran Agujero Azul. Una vez allí, su muerte es cuestión de horas: el agua del interior del sumidero es anóxica, es decir, el oxígeno disuelto con el que debería contar está agotado, por lo que las caracolas terminan por asfixiarse hasta teminar en el fondo, dejando las marcas en sus últimos momentos de vida.

Sin escapatoria en el agujero

"Podemos ver cómo las caracolas han llegado a dejar pequeñas huellas en las pareces laterales del Gran Agujero Azul tratando de escapar. Después, se observa una marca de deslizamiento que confirma que terminó cayendo hacia abajo después de, presumiblemente, asfixiarse en el ambiente anóxico", confirma Bergman en su blog. Cuando llegan al fondo, su propio peso y el movimiento del agua termina por enterrarlos, pero en muchos casos la huella permanece.

De esta manera, los expertos concluyen que las famosas huellas del fondo marino no son consecuencia de una extraño monstruo marino desconocido. De hecho, insisten en que el único monstruo que lograron encontrar en el lecho marino fue el ser humano: ¿cómo? Restos de botellas de plástico en uno de los lugares más alejados e imposibles de acceder del mundo. "Los verdaderos monstruos frente al océano son el cambio climático y el plástico", explica Branson.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios