'luna de nieve'

La segunda superluna de 2019 llega hoy y será la más brillante hasta 2026

La segunda superluna de 2019 llegará durante la tarde del martes 19 de febrero, cuando podrá llegar a percibirse el astro un 14% más grande y hasta un 30% más brillante

Foto: Superluna de nieve desde Manila (Filipinas). (Efe)
Superluna de nieve desde Manila (Filipinas). (Efe)

El año ha arrancado cargado de fenómenos astronómicos con nombres resultones. Después de la supuerluna de enero, a la que se denominó, entre otras variantes un poco más ligeras, 'Superluna de sangre de lobo', es el momento de la 'Luna de nieve', una luna llena que coincide con el perigeo del satélite (el momento en el que se encuentra en el punto más cercano de su órbita alrededor de la Tierra) permitiendo que el astro se aprecie como ligeramente más grande y brillante desde nuestro planeta y otorgándole así la denominación de superluna.

Cuando la luna llena coincide con el satélite en perigeo pasa a denominarse 'superluna', una nomenclatura que va cogiendo popularidad pero, que sin embargo, define un cambio en la visión del astro que, según apunta el divulgador científico Alejandro Riviero, solo es perceptible por los más aficionados a la astronomía pese a que cuando el satélite se encuentra en perigeo, de media su distancia con la Tierra es de 362.600 kilómetros frente a los 405.4000 kilómetros de distancia que exiten en los momentos de apogeo, es decir, cuando la luna y la Tierra están más alejadas.

Según explica la NASA, el fenómeno de la superluna podría provocar que el astro pudiese llegar a verse 14% más grande de lo habitual y un 30% más brillante, unas condiciones visuales que sin embargo, no tendrán efectos sobre la Tierra más allá de que las mareas durante la noche de este martes sean más pronunciadas (alrededor de un 37% más de lo habitual) que durante otros días del mes.

Superluna. (NASA)
Superluna. (NASA)


El momento exacto en el que podrá apreciarse el astro con un mayor tamaño, será a las 15:55 horas (hora peninsular), aunque en toda la jornada, el astro podrá verse con gran claridad ya que estará iluminado hasta en un 95%. Sin embargo, la intensidad de su luz provocará que también sea un mal momento para vislumbrar en el cielo otros objetos, ya que el brillo de la luna dificultará la visión de las estrellas.

Aunque a primera vista el cambio no será muy llamativo, la realidad es que la luna llena de este martes será la más brillante hasta 2026, un hecho derivado de las solo seis horas de diferencia que unen el momento en el que la luna se encuentra en perigeo y el momento en el que está completamente iluminada por el sol. Así ni la superluna más brillante de 2029, que tendrá lugar en abril y en la que estos dos fenómenos estarán separados por ocho horas, ni la de 2022 o 2025 superarán (en las que este tiempo será de nueve horas), se apreciarán desde la Tierra como más brillantes que la de esta noche. Sí lo hará, según apuntan los expertos, la luna llena de diciembre de 2026 que coincidirá con la noche de Nochebuena, cuando el astro estará ligeramente más cerca de nuestro planeta que la de este 19 de febrero.

'Luna de nieve' o 'luna del hambre'

Esta vez se trata de la 'luna de nieve' o la segunda 'luna del lobo'. La segunda superluna del año también tiene nombre popular y en Europa, generalmente se conoce como 'Luna de nieve', un nombre que coincide con el asignado por el 'Maine Farmer's Almanac', una publicación que en 1930 recogió por primera vez las designaciones provenientes de la cultura maya y las combinó con las utilizadas por ingleses y alemanes para las distintas lunas llenas.

Se conoce como 'Luna de nieve' por coincidir con la mayor época de nevadas en el hemisferio norte


La nomenclatura 'luna de nieve', según recoge la NASA, responde a la coincidencia temporal de este fenómeno astronómico con la principal época de nieves en el hemisferio norte, una casuística que a lo largo de los años ha permitido también la aparición de otros nombres propios derivados como el de 'luna de hambre', 'luna de la Tormenta' o 'luna de hueso'; pues según apunta la agencia espacial del gobierno estadounidense, habrían sido las dificultades para la caza provocadas por el mal tiempo lo que habría derivado en el arraigo de la nomenclatura 'luna de hambre' en algunas zonas.

El 14 de septiembre: mini-luna

Cada año una luna llena coincide una o varias veces con astro en apogeo, es decir, con la luna situada en el extremo de la órbita más lejano a la Tierra. Este año, la próxima vez que se de esta coyuntura astronómica será el 14 de septiembre, cuando tendrá lugar lo que se conoce como mini-luna, el fenómeno contrario a la conocida superluna que provocará que el astro se vea ligeramente más pequeño de lo habitual desde la Tierra, percibiéndose aproximadamente como un 12% más pequeño y con un 20% menos de brillo.

Esta luna llena de septiembre, en este caso mini-luna, tampoco escapa de las redes de los nombres populares. Así, la luna llena del noveno mes (que puede llegar a producirse en octubre) se conoce popularmente como la 'Luna llena de la cosecha', ya que en el hemisferio norte el brillo de esta luna tradicionalmente permite a los agricultores, que se encuentran en época de cosechas, trabajar durante toda la noche en sus campos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios