en menos de 20 años

Australia será el primer país que acabe con el cáncer de cuello de útero

La vacunación contra el Virus del Papiloma Humano ha sido definitiva para reducir a la mitad los casos en sólo una década

Foto: Las campañas de prevención han sido vitales para reducir a la mitad los casos de cáncer (EFE/Orlando Barría)
Las campañas de prevención han sido vitales para reducir a la mitad los casos de cáncer (EFE/Orlando Barría)

En 2007, Australia fue uno de los primeros países que decidió vacunar a las niñas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH). Esa vacuna se extendió después a los niños. Una década después, el país de las antípodas está a punto de convertirse en el primero en erradicar el cáncer de cuello de útero gracias a una política de prevención de la enfermedad que comenzó en 1991.

Las cifras hablan por sí solas: hoy en día, Australia sufre sólo 7 casos por cada 100.000 habitantes, la mitad de lo habitual en el mundo. El objetivo de las autoridades es reducirlo a menos de 6 casos por cada 100.000 habitantes en el año 2022, lo que provocaría su calificación como ‘enfermedad rara’, y dejarlo por debajo de 4 en menos de veinte años. De esa manera, para el año 2035, Australia se convertiría en el primer país que, oficialmente, pueda dar por erradicada esa enfermedad en su territorio.

El éxito será debido a un cambio en el modelo de prevención de la sanidad australiana. Hasta ahora, las mujeres entre los 20 y los 69 años se hacían una citología cada dos años para prevenir el cáncer de cuello de útero. Desde diciembre de 2017, esa estrategia ha dejado paso a un nuevo modelo: las mujeres de entre 25 y 69 años se someten a un análisis del Virus del Papiloma Humano cada cinco años, mientras las que ya tienen entre 70 y 74 se hacen un último análisis.

El Virus del Papiloma Humano, el enemigo

Este nuevo modelo de lucha contra este tipo de cáncer, que ha sido publicado en el diario médico The Lancet, dará sus frutos reduciendo en más de un veinte por ciento los actuales casos. La otra cara de la moneda australiana serán los países con menos recursos donde, según la Organización Mundial de la Salud, se dan 9 de cada 10 casos de cáncer de cuello de útero en el mundo.

El mayor responsable de esta enfermedad es, sin duda, el Virus del Papiloma Humano. Aunque se conoce con su nombre en singular, este virus engloba a más de un centenar de tipos distintos de VPH, aunque no todos son peligrosos. De hecho, muchas mujeres se infectan con algún tipo de VPH a lo largo de su vida sin saberlo y sin generar ningún síntoma de enfermedad.

La actual vacuna contra el VPH protege contra cuatro de esos virus. Son los más peligrosos, ya que generan más del 80 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero, y se denominan virus de alto riesgo. Otros virus de este grupo, calificados como de riesgo bajo, suelen estar ligados a enfermedades de transmisión sexual y generan habitualmente verrugas en los genitales.

Más del 99% de los casos de cáncer de cuello uterino están provocados por una infección con un Virus del Papiloma Humano, por lo que esta decisión de las autoridades australianas de modificar su modelo de prevención es el paso definitivo hacia la erradicación de la enfermedad.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios