Es noticia
Menú
Dickinsonia, el animal más antiguo de la Tierra y el "santo grial" de la paleontología
  1. Tecnología
  2. Ciencia

Dickinsonia, el animal más antiguo de la Tierra y el "santo grial" de la paleontología

Esta criatura ovalada, sin esqueleto y con el cuerpo formado por segmentos a modo de costillas vivió en nuestro planeta hace más de 558 millones de años. Su hallazgo arroja luz sobre nuestros orígenes

Foto: Fósil de Dickinsonia encontrado en el Mar Blanco de Rusia (Ilya Bobrovskiy/Australian National University)
Fósil de Dickinsonia encontrado en el Mar Blanco de Rusia (Ilya Bobrovskiy/Australian National University)

558 millones de años. Esa es la edad de Dickinsonia, el animal más antiguo que se conoce hasta la fecha. Su descubrimiento ha surgido después de analizar las moléculas de grasas halladas en el interior de un fósil encontrado en un área remota del Mar Blanco, al noroeste de Rusia, hace siete décadas. Estaba tan bien conservado que los tejidos aún contenían colesterol, tal y como se desprende de un estudio publicado por la revista 'Science'.

Los océanos que en aquel tiempo bañaban la Tierra tenían seres vivos totalmente desconocidos. En ellos pululaban seres de 1,4 metros de longitud, con forma ovalada y plana, sin esqueleto y con un cuerpo blando dividido en segmentos similares a un conjunto de costillas. "Los cientificos llevan 75 años determinando qué era el Dickinsonia y otros fósiles extraños de la fauna ediacárica", explica Jochen Brocks, investigador de la Universidad Nacional de Australia.

Amebas unicelulares gigantes, gusanos, líquenes o incluso medusas eran algunas de las hipótesis que se barajaban desde hacía años. Pero el misterio ya se ha resuelto y el Dickinsonia ya es considerado "el santo grial de la peleontología". "Arroja luz sobre nuestros propios orígenes, de ahí que sea muy importante averiguar qué eran finalmente estas criaturas", relata.

Esta fauna prehistórica pertenece al periodo Ediacárico (llamado así por las montañas Ediacara, en el sur de Australia) y anterior al Cámbrico, que comienza hace unos 635 millones de años y finaliza entre hace un millón y medio millón de años. Pero llegar hasta aquí no ha sido nada fácil. Muchas de las rocas que contenían estos fósiles han soportado las peores condiciones imaginables: calor, presión y la erosión del viento y el agua. "Así se explica que los peleontólogos estudiaran estas rocas durante años y los problemas que tenían para definir la verdadera identidad de los Dickinsonia", ha recalcado el investigador ruso Ilya Bobrovskiy, coautor de la investigación.

Bobrovskiy explica que su equipo ha desarrollado un nuevo enfoque para estudiar los fósiles del Dickinsonia, una criatura que puede tener la clave que enlace al mundo dominado por las bacterias y el de los grandes animales que emergieron hace 540 millones de años, durante la llamada "explosión del cámbrico". Los paleontólogos normalmente estudian la estructura de los fósiles, pero Bobrovskiy extrajo las moléculas de la materia orgánica de los restos del Dickinsonia y las analizó, lo que permitió confirmar la identidad y antigüedad de este animal.

558 millones de años. Esa es la edad de Dickinsonia, el animal más antiguo que se conoce hasta la fecha. Su descubrimiento ha surgido después de analizar las moléculas de grasas halladas en el interior de un fósil encontrado en un área remota del Mar Blanco, al noroeste de Rusia, hace siete décadas. Estaba tan bien conservado que los tejidos aún contenían colesterol, tal y como se desprende de un estudio publicado por la revista 'Science'.