llegan por decenas debido a la sequía

Sequía extrema en Australia: rebaños de emúes invaden las calles en busca de agua

Cientos de emúes han decidido dejar el campo y colarse en ciudades y pueblos en busca de agua y comida tras la sequía declarada en la región de Nueva Gales del Sur

Foto: Emúes irrumpiendo en un partido de rugby (Foto: Facebook/999 ABC Broken Hill)
Emúes irrumpiendo en un partido de rugby (Foto: Facebook/999 ABC Broken Hill)

Ver un emú en medio de la calle ya no es una utopía en Australia. Varios rebaños de estas aves no voladoras han llegado en las últimas semanas a ciudades y pueblos de Nueva Gales del Sur, en busca de agua y comida tras la terrible sequía que azota a la zona.

Los emúes suelen evitar las áreas pobladas, pero la falta de alimento y de agua no les ha dejado otra salida. Su condición de nómadas les posibilita recorrer largas distancias en busca de comida, por lo que han decidido adentrarse en zonas habitadas para encontrar víveres y la respuesta de los habitantes de las ciudades les está animando a quedarse.

Emma Singleton, que trabaja para el servicio local de Rescate y Rehabilitación de los Animales Salvajes Australianos (RRANA, en sus siglas en inglés), asegura a la BBC que su presencia es masiva: "Llevan ahí semanas y los ciudadanos locales les están dando agua y comida”. Estos últimos días se ha visto a 14 de ellos entrar en el campo en mitad de un partido de rugby.

El diario australiano ABC News pone el ejemplo de Broken Hill, una ciudad situada 1000 kilómetros al oeste de Sydney, y que es el epicentro del problema. Aseguran que “se ve a rebaños de emúes corriendo por la calle principal, comiéndose los jardines e irrumpiendo en mitad de partidos de rugby”.

El emú es, después de la avestruz, la segunda ave más grande del mundo. (Wikipedia)
El emú es, después de la avestruz, la segunda ave más grande del mundo. (Wikipedia)

Aves en serio peligro

La vida en las ciudades no está preparada para que estas aves, casi tan grandes como los avestruces, campen a sus anchas. Ya se han reportado varios casos de accidentes de tráfico con emúes implicados y Emma Singleton pide a sus compatriotas sentido común: “No pongan agua en la calle en zonas con tráfico denso, ya que incitan a los animales a acercarse”.

Eso sí, a quienes viven en las afueras de la ciudad, sólo se les recomienda prudencia: “Es bueno que dejen agua a las aves, se están acostumbrando a los humanos”.

Quienes no lo están haciendo son los perros australianos. Tras los problemas de los emúes con la sequía del campo, primero, y con el tráfico en las ciudades, después, su siguiente quebradero de cabeza es con las mascotas de muchos australianos, que están atacando a estas aves al verse amenazados.

La sequía que azota a Nueva Gales del Sur está afectando a miles de personas y animales, así como a agricultores y ganaderos. El Primer Ministro, Malcolm Turnbull, ya ha anunciado ayudas por valor de 1200 millones de euros y hay convoyes de camiones cargados de heno que cruzan más de 3500 kilómetros por todo el país para poder alimentar a los animales de la zona.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios