Un rayo no puede derrumbar el viaducto de Morandi en Génova: aquí hay otra hipótesis
  1. Tecnología
  2. Ciencia
la falta de mantenimiento parece ser la causa

Un rayo no puede derrumbar el viaducto de Morandi en Génova: aquí hay otra hipótesis

Testigos han declarado a la agencia italiana ANSA que vieron un rayo caer sobre el puente justo antes de que se derrumbara. ¿Pero es esto posible? Expertos creen que es muy difícil

Foto: Vista de la sección del viaducto Morandi que se desplomó en Génova (Italia) hoy, 14 de agosto de 2018 (EFE)
Vista de la sección del viaducto Morandi que se desplomó en Génova (Italia) hoy, 14 de agosto de 2018 (EFE)

A media mañana de hoy, un tramo de cien metros del viaducto de Morandi, en Génova, se ha desplomado desde una altura de 90 metros. Muchos vehículos cayeron al vacío engrosando las cifras de víctimas hasta —en estos momentos— más allá de la treintena. En la mente de todos, italianos o españoles, la siguiente pregunta: ¿Cómo ha podido ocurrir?

Una de las primeras teorías procedía de la boca de uno de los testigos, Pietro M, citado por la agencia italiana ANSA: "Fue justo después de las 11:30 cuando vimos cómo los rayos caían sobre el puente y vimos cómo se caía el puente".

Detalle del desplome del viaducto de Génova. (EFE)
Detalle del desplome del viaducto de Génova. (EFE)

A falta de la investigación sobre las causas, que ahora mismo transcurre paralela a las tareas de búsqueda y rescate de supervivientes, la tesis del rayo ha corrido como la pólvora en muchos otros medios italianos. Sin embargo, fuentes consultadas por Teknautas dudan que este fenómeno meteorológico pueda ser responsable de una catástrofe como la del puente genovés.

"A mí lo del rayo me parece la hipótesis menos factible de las que se barajan", explica Octavio Domosti, ingeniero y redactor en Jot Down. "Es muy difícil que un rayo pueda acabar con una estructura de hormigón, una que además era, aparentemente, muy robusta: en una metálica o mixta podría creerlo, pero en esta..."

Aunque hay ejemplos donde un relámpago ha logrado causar daños en edificios o provocar el incendio de una vivienda, no parece tan obvio en este caso. Todo estriba, por supuesto, en el material que recibe el impacto. Científicos japoneses ensayaron esto mismo en 2012, y concluyeron en un estudio que "los resultados experimentales mostraron que las muestras de roca con baja resistencia mecánica, toba y riolita, fueron destruidas por un rayo, mientras que la muestra de roca con alta resistencia mecánica, es decir, granito, no se rompió".

Otras hipótesis

En otros foros, también se ha aludido a la propia tormenta que caía sobre la ciudad italiana como un factor que pudo desencadenar el trágico evento.

"En el vídeo se ve que la pila cae después que una parte del tablero", explica Domosti, "si se hubiera caído la pila primero, la lluvia podría ser una razón, pero en este caso, cayendo primero el tablero... se hace muy difícil".

La hipótesis principal, la que va quedando aislada tras el escrutinio, es la del mantenimiento (o falta de él) del viaducto por donde pasaba la autopista A-10. No sólo porque ya en 2016 aparecieran voces que hablaban del Morandi como un "puente enfermo", sino porque Atlantia, la empresa que se estaba encargando de reforzar la estructura del viaducto, ha sido suspendida de cotización según avanza 'Cinco Días'.

Puentes con pararrayos

Otro argumento en contra de la capacidad de los rayos para tumbar una mole de hormigón de miles de toneladas es que la mayor parte de los puentes hoy en día cuentan con tecnologías de protección contra rayos. "En Valencia por ejemplo el puente de la Ciudad de las Artes y las Ciencias lleva pararrayos, en Sevilla el del Alamillo también, o la ampliación del de la ría de Vigo", explican a Teknautas desde Aplicaciones Tecnológicas, una empresa valenciana especializada en protección contra este tipo de fenómenos.

Vista del viaducto Morandi tras derrumbarse una sección de la infraestructura en Génova (Luca Zennaro / EFE)
Vista del viaducto Morandi tras derrumbarse una sección de la infraestructura en Génova (Luca Zennaro / EFE)

Es cierto, sin embargo, que el viaducto de Morandi data de 1967 y que las normativas europeas, tampoco las italianas, no se aplican retroactivamente. "El mantenimiento de las infraestructuras no está regulado como pasa en las viviendas", indica Domosti.

"Nosotros trabajamos normalmente en nueva construcción o reforma importante", dicen desde la empresa valenciana. "En cualquier caso, no hemos visto nunca nada parecido provocado por un rayo".

Noticias de Italia Infraestructuras
El redactor recomienda