El calor que nos espera, en datos

Semana en el infierno: la ola de calor subirá hasta en 10ºC la temperatura de tu ciudad

Aunque la ola abrasará casi toda la Península, aunque no afectará igual a todas las ciudades. Aquí te mostramos cuándo será el peor momento en tu ciudad: ve preparando agua fresca

Foto: Un hombre se echa agua en la nuca en Roma el pasado 29 de julio. (EFE)
Un hombre se echa agua en la nuca en Roma el pasado 29 de julio. (EFE)

El cóctel de la ola de calor que nos acompañará a partir de hoy tiene tres ingredientes: estabilidad atmosférica, la insolación propia de estas fechas y, por último, un chorro de aire cálido de origen africano que entrará por Badajoz y atravesará la Península como una flecha de fuego en dirección Cataluña. Solo una pequeña parte de España, el litoral andaluz oriental, permanecerá ajena a este fenómeno meteorológico. Todos los demás, incluso quienes viven en el Cantábrico, la costa catalana o Galicia —que rozará los 40ºC a partir del jueves— vamos a conocer la ola de calor de primera mano.

Aunque para llamarla 'ola de calor' sea necesario que el 10% de las estaciones superen las temperaturas máximas durante al menos tres días, no hará falta esperar al viernes para denominarla así, ya que las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología apuntan a que se prolongará durante algunos días más. En ciudades costeras como Málaga o Valencia, la canícula se acentuará, especialmente el próximo lunes 6 de agosto, pero en la mayor parte del país se dará entre el viernes y el sábado.

Las olas de calor son en España cada vez más frecuentes y cada vez más intensas. La Aemet estudia estos fenómenos continuamente desde 1975. En estas cuatro décadas, ha habido más de 80 olas de calor, pero los últimos años han batido varios récords: el verano con más olas de calor (cuatro distintas) era el de 1991 hasta que el estío de 2016 le arrebató la marca. En cuanto a la ola de calor más larga, parecía difícil batir la de 2003, que duró 16 días, pero en 2015 sufrimos una que casi la duplicó: 26 días en total.

Finalmente, el 13 de julio del año pasado, el municipio cordobés de Montoro batió, con 47,3ºC, el récord de la temperatura más alta registrada en nuestro país. Fue también en mitad de una de las dos olas de calor que hubo en 2017. El anterior récord de temperatura databa de 1994.

Gente camina por Greenwich Park, en Londres, el pasado 25 de julio. (Reuters)
Gente camina por Greenwich Park, en Londres, el pasado 25 de julio. (Reuters)

La vinculación de este tipo de fenómenos al cambio climático es insultantemente evidente. Un estudio reciente de atribución, realizado tras las olas de calor que afectaron al norte de Europa entre mayo y julio de este año, informa de que "la probabilidad de que una ola de calor así suceda se ha incrementado en la región debido al cambio climático antropogénico, aunque en Escandinavia este incremento no ha sido visible hasta ahora debido a que el clima veraniego es muy variable".

La posibilidad de una ola de calor como la que estamos viviendo en estos momentos es hoy dos veces más probable gracias al cambio climático. Las estimaciones prevén que en el futuro no se alcanzarán temperaturas tan extremas, pero solo porque estaremos más cerca de ellas de forma rutinaria. También la tasa de retorno de las olas de calor se está acortando: cada vez serán más frecuentes.

Utilizando los datos de la Aemet, se pueden poner en contexto las previsiones de la ola, comparándolas con las máximas registradas durante los primeros seis días de agosto de los últimos 30 años. Así, se verán afectadas por este fenómeno las principales ciudades de España.

Bilbao

En la capital vasca, las temperaturas alcanzarán su pico el viernes 3 de agosto. Las previsiones apuntan a unas máximas de 35ºC, una temperatura por encima de la media de estas fechas. Ola de calor, sí, aunque lejos de los casi 42ºC que se tocaron el 4 de agosto de 2003, récord histórico desde que se recogen datos en Bilbao.

A Coruña

En A Coruña, el peor día será el lunes 6 de agosto, cuando se prevé que los termómetros marquen los 33º. La temperatura será parecida a la más alta que jamás se tocó en la ciudad gallega en los primeros seis días de este mes, es decir, los 33,8ºC del 3 de agosto de 2003.

Madrid

También en la capital los registros se acercarán a los máximos histórico para esta época del año. La ola de calor alcanzará su punto álgido en Madrid el sábado 4 de agosto, con 40ºC, solo 1,2 grados menos que el 6 de agosto de 1991.

Málaga

Los malagueños pueden estar relativamente tranquilos, al menos según las previsiones. Los 33ºC de este lunes 6 de agosto quedarán 10 grados por debajo del récord histórico registrado en estas fechas, los 42ºC del 1 de agosto de 2006.

Sevilla

Hay que remontarse hasta 1996 para encontrar un comienzo de agosto sevillano en el que las temperaturas máximas se quedaran por debajo de los 35ºC. Y esa situación excepcional no se va a repetir este año. La ola de calor llevará los termómetros hasta los 42ºC, a tres grados del récord histórico de hace 15 años.

Valencia

La ola de calor de este año alcanzará su punto álgido en Valencia el lunes 6 de agosto, con 36ºC, eso es, tres grados por encima de lo que suelen registrar las máximas en los primeros seis días del mes.

Valladolid

Si las previsiones se cumplen, en Valladolid habrá récord histórico. Este viernes 3 de agosto, las temperaturas llegarán a 40ºC, cifra nunca alcanzada en la ciudad castellana a comienzos de agosto. Ni siquiera el 3 de agosto de 2003, día en que, por ahora, se registró la temperatura más alta para estas fechas (39,5ºC).

Zaragoza

También los maños vivirán un día histórico, al menos en cuanto a meteorología. Será el sábado 4 de agosto, cuando los termómetros superarán los 40ºC por primera vez en un comienzo de agosto.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios