REALIZADO EN LA UNIVERSIDAD DE LUND, EN SUECIA

¿Por qué las cebras tienen rayas? Un estudio refuta la teoría más común sobre su piel

Científicos suecos han llevado a cabo una investigación a través de la que han confirmado que la mezcla de negro y blanco en la piel no sirve para regular su temperatura corporal

Foto: ¿Por qué las cebras tienen rayas? Un estudio refuta la teoría más común sobre su piel. (EFE)
¿Por qué las cebras tienen rayas? Un estudio refuta la teoría más común sobre su piel. (EFE)

La cebra puede presumir de ser uno de los animales con la piel más bonita del mundo. Sin embargo, ese mismo pelaje entraña uno de los misterios de la fauna que, a día de hoy, sigue sin resolverse: ¿por qué su cuerpo se compone de rayas negras y blancas? Hasta la fecha, la teoría más plausible versaba sobre el hecho de que sirvieran como sistema de refrigeración del propio animal, pero un nuevo estudio refuta esta posibilidad y abre la opción de que se trata de un repelente visual.

Hasta la fecha, muchas son las teorías que se han estudiado para tratar de explicar que la razón de ser del pelaje de las cebras. Pero ahora, un equipo científico de la Universidad de Lund, en Suecia, ha realizado un estudio para tratar de saber cuánto de verdad había sobre el hecho de que sus rayas sirvan para equilibrar la temperatura corporal del animal. Los resultados, explicados en 'Scientific Reports' y publicados en 'Nature', niegan que su función sea refrigerar a las cebras.

El habitat de la cebra es la sabana africana, donde las temperaturas pueden superar los 40º durante varias semanas al año y, donde las sombras son un bien escaso. Por ello, esta teoría era hasta la fecha una de las más populares: explicaba que, al contacto con el sol, las rayas negras se pondrían más calientes y las blancas menos, lo que daba lugar a la generación de pequeños vórtices de aire, es decir, un pequeño sistema de corrientes para regular la temperatura corporal.

Para comprobarlo, los biólogos de la Universidad de Lund realizaron una prueba con seis barriles llenos de agua: cada uno de ellos fue revestido con diferentes pieles animales (de color blanco, negro, gris, marrón y con piel de cebra real y artificial), midiendo su temperatura antes y después de exponerlos al sol. Al término del experimento, el barril que contaba con la piel de cebra natural no era el mejor, pues hasta otras dos pieles (la blanca y la gris) tenían mejor temperatura.

"Se demostró que las rayas no bajaron la temperatura del barril, lo que confirma que en realidad no enfrían a las cebras", afirma Susanne Akesson, la principal encargada del estudio. Pero, entonces, si la mezcla de negro y blanco en la piel del animal no funciona a modo de ventilador que equilibra su temperatura corporal, ¿por qué su piel es así? La respuesta de la propia Akesson se centra en otro estudio que ella misma realizó hace algo más de un lustro.

Entonces, junto a científicos húngaros y españoles, investigaron si la mezcla de colores de la piel de la cebra podría tener algún efecto sobre moscas y parásitos. Es de sobra conocido que muchos insectos encuentran en la piel de otros grandes mamíferos una oportunidad para alimentarse y, la principal razón por la que terminan encontrando la superficie en la que picar tiene que ver con su pelaje, donde el sol se refleja y crea luz polarizada.

Este tipo de luz es la que aparece cuando el sol impacta en una superficie oscura y es la clave de que los mosquitos piquen a los mamíferos. Pero en el caso de las cebras, al contar con partes de piel blanca, se evita que se genere luz polarizada y, por tanto, actúa como una especie de repelente natural contra este tipo de insectos. Hasta ahora, es la teoría más cercana a explicar la razón de ser de las rayas de las cebras, pero la explicación completa sigue siendo todo un misterio.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios