Medio ambiente: Hace un año prohibieron el glifosato: hoy tienen malas hierbas hasta en los bolardos
madrid, sevilla, barcelona o zaragoza

Hace un año prohibieron el glifosato: hoy tienen malas hierbas hasta en los bolardos

Madrid, Sevilla o Talavera de la Reina siguieron el ejemplo de otras ciudades y restringieron el uso del polémico herbicida. Ahora las plantas se han hecho fuertes en sus aceras

Foto:  Algunas imágenes recientes tomadas en Madrid (EC)
Algunas imágenes recientes tomadas en Madrid (EC)

Como dijo Homer Simpson mientras se dirigía con su coche hacia un lago helado: "¡Oh! ¿Por qué mis acciones tienen consecuencias?"

Entre 2016 y 2017, muchas ciudades y municipios españoles se declararon libres de glifosato, un herbicida de amplio espectro cuya autorización por parte de la Comisión Europea estuvo en vilo durante meses. La clasificación del producto como "probable carcinógeno" por la IARC, un organismo de la OMS, chocaba frontalmente con las recomendaciones de la agencia europea EFSA, que confiaba en la seguridad de los estudios que avalan al glifosato.

Para cuando, el 28 de noviembre, Bruselas decidió al fin extender la licencia de este principio activo otros cinco años —hasta 2022— más de 150 ayuntamientos del país habían prometido no volver a usar el pesticida en sus parques y jardines.

Madrid, Barcelona o Sevilla lideraban a estas ciudades. En el caso de la capital, el subdirector general de Parques y Viveros Santiago Soria explicaba el cambio de estrategia: "En su momento se hacía con glifosato y ahora se trata con otros productos o directamente con eliminación física de las malas hierbas".

Un año después, la llegada de la primavera y la falta del herbicida está provocando que muchos vecinos de todas estas ciudades estén encontrando auténticos vergeles en sus aceras, bancos o parques.

Madrid aprobó una moción en junio de 2017 para limitar progresivamente el uso de este herbicida con los votos de Ahora Madrid, PSOE y Cs.

El ayuntamiento de Sevilla aprobó por unanimidad la prohibición del glifosato el 4 de abril de 2016.

En la localidad toledana de Talavera de la Reina, una de las más pobladas de La Mancha, Ganemos Talavera logró prohibir el glifosato en octubre de 2015 gracias a un acuerdo plenario. Sin embargo, tampoco se libran de las quejas de los vecinos sobre las malas hierbas, que han crecido bastante tras las lluvias de los últimos meses, y ahora la oposición, en este caso el PSOE, trata de sacar tajada de la situación.

El ayuntamiento de Barcelona fue de los primeros en prohibir el polémico herbicida de amplio espectro, lo hizo a finales de 2015.

En Zamora, la coalición IU-PSOE también decidió prescindir del glifosato y otros pesticidas en el año 2015. Ahora, tanto la oposición como algunos vecinos se quejan del estado de la Aldehuela, una de las zonas más grandes de la ciudad, donde aparcabicis o bancos pueden observarse cubiertos de maleza.

Aparcabicis en La Aldehuela, Zamora.
Aparcabicis en La Aldehuela, Zamora.
Banco en La Aldehuela, Zamora.
Banco en La Aldehuela, Zamora.


Cómo eliminar BIEN el glifosato

El glifosato triunfa entre los agricultores porque, principalmente, es efectivo. Las principales alternativas a sustituir este producto son mecánicas, es decir, implican contratar equipos de jardineros que arranquen manualmente esas malas hierbas.

Incluso uno de los pioneros a la hora de eliminar el glifosato de los parques y jardines, el ecologista Fernando Saz que lo hizo en Badalona hace tres años. "No recomendamos la interrupción inmediata porque hay muchas cosas que pueden incidir, como plantas invasoras o exóticas", dijo en su momento a este periodista.

No recomendamos la interrupción inmediata porque pueden incidir plantas invasoras o exóticas

En el caso de la capital, las principales amenazas para los parques son especies invasoras como la madreselva, el ailanto o la falsa acacia.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios