los galos prevén ahorrarse 5 millones al año

Francia rompe con la editora de 'Nature' mientras España aún suelta una millonada

Tras el portazo de Alemania a Elsevier, las universidades y centros de investigación del país vecino rompen su relación con Springer-Nature, el 2º mayor grupo editor del mundo

Foto: Algunas de las revistas del grupo Springer-Nature (Vadlo.com)
Algunas de las revistas del grupo Springer-Nature (Vadlo.com)

En plena polémica sobre el futuro de estas publicaciones, las editoriales de revistas científicas acaban de sufrir un nuevo revés. Primero fue Alemania quien cortó los lazos con la holandesa Elsevier, primera empresa editora de revistas científicas del mundo. Ahora son los franceses quienes anunciaron hace unos días la ruptura con Springer-Nature, segunda editora más potente del planeta, tras un año de negociaciones infructuosas.

Couperin, el consorcio que representa a más de 250 universidades y a centros como el CNRS (Centro Nacional de Investigaciones Científicas, el equivalente francés al CSIC), anunció hace unos días en un comunicado que, desde este mes de abril, el contrato con la editorial no será renovado. Sin embargo, Springer-Nature no ha cortado aún el acceso a sus más de 2.000 revistas con la esperanza de encauzar las negociaciones. Es lo mismo que ocurrió en Alemania, que sus investigadores descubrieron que podían seguir teniendo acceso a estas revistas pese a no pagar.

En el orden del día de estas reuniones había principalmente un asunto: el precio. El consorcio francés argumentaba que, dado que cada vez más artículos son 'open access', es decir, cada investigador o centro paga a la editorial varios miles de euros por la publicación del trabajo, de modo que luego su acceso pueda ser público y gratuito, no tenía sentido que el precio de las suscripciones siguiera aumentando año tras año.

De acuerdo con Sandrine Malotaux, directora de la negociación, la última oferta de Springer suponía un "leve incremento" con respecto al año anterior, lo que llevó la discusión a un callejón sin salida, o más apropiadamente, a un 'cul-de-sac'. La ruptura de las negociaciones supondrá a las instituciones francesas un ahorro (estimado por Couperin) de unos cinco millones de euros anuales, una cifra sobre la que la editorial no ha comentado nada.

En España, la investigación realizada en su momento por El Confidencial en registros públicos arrojó datos que, aunque incompletos, apuntan a que la factura de Springer-Nature a nuestras universidades y centros de investigación bien podría superar la de los franceses. En 2015, el consorcio de bibliotecas de Cataluña aflojó más de cuatro millones de euros, casi tanto como toda Francia, si bien el acuerdo catalán era plurianual.

Los contratos de suscripción de Springer en España
InstituciónAñoCoste en euros
Bibliotecas Universitarias de Galicia2018317.409
Bibliotecas Universitarias de Galicia2017312.411
Bibliotecas Universitarias de Cataluña2017125.306
Bibliotecas Universitarias de Galicia2016306.586
Universidad del País Vasco2016286.202
Bibliotecas Universitarias de Cataluña20154.454.312
Bibliotecas Universitarias de Cataluña20124.346.614

En el resto de los casos, el coste anual oscilaba entre los algo más de 300.000 euros que pagaban las tres universidades de Galicia a través de su consorcio o los 286.000 que pagaba la Universidad del País Vasco.

Poniendo cifras al dispendio

La ruptura de los franceses con la icónica editora llega en un momento en que la publicación científica está bajo los focos de las instituciones europeas, que pretenden una transición total al modelo 'open access' para dentro de dos años. Precisamente esta semana, ha aparecido un nuevo informe que cifra el gasto anual en suscripciones a revistas científicas para toda Europa en 383 millones de euros.

Es la primera vez que se intenta cuantificar el coste que todos estos servicios cuestan al erario público en los 28 países de la zona Euro. "La alta tasa de respuesta de los países es una indicación muy positiva de que el sector universitario percibe la cuestión de los grandes acuerdos con importantes editoriales científicas como relevante para un diálogo paneuropeo", apuntan los autores.

Cabe destacar que las universidades españolas han sido de las más activas en participar en las encuestas realizadas por estos investigadores, lo que señala una preocupación por el precio de este tipo de suscripciones y lo que suponen en un contexto de presupuestos menguantes para educación o investigación en España.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios