Ciencia: El secreto mejor guardado de Elsevier: nos cobra por revistas gratuitas que nadie lee. Noticias de Ciencia
accedemos a los datos de un centro español

El secreto mejor guardado de Elsevier: nos cobra por revistas gratuitas que nadie lee

Una de las estrategias habituales de la editorial holandesa es vender las suscripciones por lotes de revistas. Algunas de ellas son imprescindibles, pero la mayoría apenas se consultan

Foto: Una pila de revistas, seguramente accesibles en internet (Pixabay)
Una pila de revistas, seguramente accesibles en internet (Pixabay)

Cuánto paga una universidad o centro de investigación por la suscripción de cada revista científica es uno de los secretos mejor guardados por las editoriales. Muchos académicos, profesores o científicos han tenido que recurrir a leyes de transparencia como la FOIA estadounidense para conocer cuánto gastaban sus propias instituciones.

Gracias a una de estas peticiones al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, en Teknautas hemos logrado acceder al catálogo de precios que pagó en 2017 el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) a la editorial Elsevier y a las estadísticas individuales de consulta. En total, la institución pagó 305.000 euros por la suscripción anual a 52 revistas del conglomerado editorial holandés, que se consultaron en más de 43.500 ocasiones en los trece meses que van entre enero de 2017 y de 2018.

Veinte de estas revistas tienen una edición electrónica y el resto se edita solamente en papel. Sin embargo, éste no parece ser un factor diferencial a la hora de fijar el precio. La suscripción más barata fue a la revista 'Cell Stem Cell', sobre investigación en células madre. Pese a que el CIEMAT cuenta, a priori, con una rebaja en la suscripción, pagaron 1.928 euros por una suscripción de 12 meses en papel y digital. Para una persona cualquiera, una suscripción a la revista por los mismos conceptos cuesta 345 dólares o 280 euros. Es decir, el CIEMAT pagó 24 veces lo que usted pagaría por un año de 'Cell Stem Cell', que irónicamente no ofrece una opción de suscripción institucional.

La más cara fue una suscripción conjunta a dos revistas, 'Thin Solid Films' y 'Organic Electronics', por 17.953 euros. Más irónicamente aún, adquirir por separado estas dos revistas en una suscripción institucional saldría más económico a la institución: 17.140 euros. En un nuevo giro de los acontecimientos difícil de valorar, ambas publicaciones apoyan el modelo 'open access' y sus artículos son accesibles gratuitamente en internet.

En otras publicaciones sí que se aplicó un descuento. Por ejemplo, la suscripción al 'Journal of Membrane Science' cuesta 10.248 euros al año, pero el CIEMAT la consiguió por 10.002 euros.

Hemos tenido que pelear duro con las editoriales para evitar subidas desproporcionadas, más desproporcionadas de lo que son

Desde el CIEMAT comentan a Teknautas que las revistas son escogidas cada año "en base al interés y uso de los investigadores", y que este presupuesto ha ido en los últimos años "a la baja, porque hemos tenido que reducir revistas para reducir presupuesto", explica un portavoz. "Hemos tenido que pelear duro con las editoriales para evitar subidas desproporcionadas, más desproporcionadas de lo que son".

Hasta cierto punto, puede ser aceptado que una institución donde trabajan más de 1.500 personas pague más por una suscripción que un individuo cualquiera, pero aquí es donde entra la llamada estrategia del hatillo o fajo, en inglés, 'bundle'. Un estudio de PNAS en 2014 mostró cómo editoriales con ánimo de lucro (como es el caso) cobraban hasta tres veces más que su competencia empleando este tipo de estrategia. ¿Te interesan dos revistas de la colección? Pues por algo más de dinero puedes adquirir un hatillo de cinco, diez o veinte, a priori con un descuento aplicado.

Como nos explicaba recientemente el matemático Rafael de la Llave, de Georgia Tech, "las editoriales aprovechan y te colocan un paquete donde están esa revista específica que no puedes dejar de comprar y muchas otras que no necesitas".

Esta es una práctica que surgió cuando las editoriales pasaron del modelo de papel a internet y vieron la ocasión de aumentar sus ganancias incluyendo en el 'pack' una serie de publicaciones digitales no primordiales. Ésta no es una denuncia inédita. De hecho, es una de las razones que llevó a cientos de investigadores —muchos de ellos españoles— a unirse a la plataforma The Cost of Knowledge, que denuncia las prácticas abusivas de las editoriales científicas, en particular Elsevier, y anima a los científicos a no publicar en sus revistas o trabajar como revisores para ellos.

Fragmento de la información conseguida por El Confidencial sobre las revistas del CIEMAT (EC)
Fragmento de la información conseguida por El Confidencial sobre las revistas del CIEMAT (EC)

Además de Elsevier, el CIEMAT suele pagar cantidades similares a agencias de suscripciones como LM Tietopalvelut, que facturó al centro 303.712 euros, o EBSCO, que en 2016 cobró 296.470 por sus servicios. Como aclaran desde esta última en un comunicado remitido a El Confidencial, "EBSCO no se encarga de crear contenidos ni mucho menos de fijar el precio de las publicaciones en el mercado".

El precio de una revista compensa, al fin y al cabo, en función de cuánto se recurra a ella. En el CIEMAT, la que tiene un mayor coste es sin duda 'Remote Sensing of Environment', que pese a tener un precio de 4.623 euros anuales sólo fue consultada 77 veces el año pasado. En total, cada consulta le salió a las arcas públicas por 60 euros, un precio muy alto por la suscripción en papel teniendo en cuenta que los artículos están disponibles de forma gratuita en la web de la revista.

_

¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios