ha pasado de salvar el mundo a mimar tu melena

El revolucionario grafeno encuentra al fin una utilidad: tinte negro para el pelo

Después de anunciar que serviría para alimentar baterías, acelerar microchips o eliminar la sed en el mundo, el metamaterial del futuro rebaja un poco sus ambiciones más inmediatas

Foto: Así queda el pelo rubio tras ser tratado con tinte de grafeno. (Chong Luo)
Así queda el pelo rubio tras ser tratado con tinte de grafeno. (Chong Luo)

Una historia con final feliz. Por un lado, tenemos un nuevo supermaterial deseando demostrar que es revolucionario —no en vano, sus creadores recibieron el Nobel de Física en 2010—, y por el otro, una industria con un enorme problema: la de los tintes de pelo que, usados una y otra vez, acaban por desgastar nuestros sedosos cabellos.

El grafeno estaba destinado a grandes cosas, desde crear baterías ultrarrápidas para coches eléctricos, microchips que multiplican por mil la potencia de sus predecesores de silicio gastando mucha menos energía o filtros para acabar con la sed en el mundo. Pero, bueno, no perdamos la esperanza, todo eso está siendo desarrollado aunque, por el momento, hemos de conformarnos con una aplicación terriblemente... práctica.

Jiaxing Huang, profesor de ciencia de materiales e ingeniería en la Northwestern University (Estados Unidos), es la mente tras esta investigación que aparece publicada hoy en la revista 'Chem'.

"Nuestro tinte para el cabello resuelve un problema del mundo real sin depender del grafeno de muy alta calidad, que es extremadamente difícil de fabricar", ha dicho Huang. "Me siento optimista sobre esta aplicación". Uno de los principales problemas de este nuevo material es que el que resulta más barato de fabricar no reúne la calidad suficiente para ser usado en ciertas aplicaciones.

¿Cómo funciona un tinte?

Según el científico, los tintes tradicionales no son en absoluto inocuos. Lo que hacen es emplear químicos agresivos capaces de abrir la cutícula del cabello para introducir sus coloridas moléculas, que una vez dentro crean más 'células de color', básicamente tiñendo las que tienen a su alrededor. En cambio, lo que hace este nuevo tinte es crear una cobertura uniforme para el pelo capaz de aguantar hasta 30 lavados, que es el requerimiento mínimo comercial para poner un tinte en el mercado.

"Es similar a la diferencia entre una toalla de papel húmeda y una pelota de tenis", explicó Huang, comparando la geometría de las moléculas de grafeno con otras partículas de pigmento negro, por ejemplo, el óxido de hierro. "La toalla de papel se va a envolver y aferrarse mucho mejor, mientras que las partículas con forma de bola se eliminan mucho más fácilmente al aplicar champú".

Diferencia entre el pelo rubio y el mismo pelo teñido con el tinte de grafeno. (Jiaxing Huang)
Diferencia entre el pelo rubio y el mismo pelo teñido con el tinte de grafeno. (Jiaxing Huang)

La fórmula del investigador de la Northwestern incorpora también un polímero, comestible y no tóxico, para ayudar a fijar el color negro, que es, sin duda, el principal atractivo de este nuevo tinte. "En muchas aplicaciones potenciales del grafeno, el color negro es algo indeseable y un punto de fricción", dice Huang. "Para el tinte, la propiedad más importante del grafeno es que es negro, y puedes tener grafeno que sea malísimo para aplicaciones electrónicas pero perfecto para esto".

El científico reconoce que tenía ideas para el grafeno que sonaban más nobles y ambiciosas que un tinte para el cabello, "pero después de investigar a fondo la tinción para el pelo, nos dimos cuenta de que el problema no era pequeño en absoluto". Al mismo tiempo, Huang se muestra esperanzado porque el tinte negro de grafeno tiene más sencillo llegar al mercado que muchas de las aplicaciones que se han anunciado previamente.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios