Energía nuclear: Adiós al petróleo: el MIT está a punto de lograr que la fusión nuclear sea una realidad
aseguran que llegará a la red eléctrica en 15 años

Adiós al petróleo: el MIT está "a punto" de lograr que la fusión nuclear sea una realidad

Aseguran que su reactor experimental podrá crear en 10 segundos la misma energía que consume una ciudad pequeña en todo un día

Foto: Prototipo del reactor que construirá este grupo de científicos
Prototipo del reactor que construirá este grupo de científicos

Hasta hace unos años era poco más que una utopía. Muchos eran los que hablaban de la fusión nuclear, esa fuente de energía que podía cambiar nuestro mundo, como si fuera una sueño prácticamente inalcanzable, pero esto puede cambiar a partir de hoy. Expertos del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en colaboración con la empresa privada Commonwealth Fusion Systems acaban de anunciar una nueva e importante iniciativa con la que, aseguran, podrán poner el poder de la fusión en la red eléctrica dentro de 15 años.

Según recoge el periódico británico 'The Guardian', este grupo de expertos en energía nuclear quiere pulverizar todos los plazos que se daban hasta ahora y para hacerlo adoptará un enfoque radicalmente diferente al resto. La idea de este equipo pasa por utilizar unos nuevos superconductores de alta temperatura que, según explican, les permitirán crear el primer reactor de fusión del mundo que produzca más energía de la que consume, y así poder poner en marcha la fusión nuclear.

"Nuestro objetivo es tener una planta de energía en funcionamiento a tiempo para combatir el cambio climático. Creemos que tenemos la ciencia, la velocidad y la escala para poner la energía de fusión libre de carbono en la red en 15 años", ha asegurado durante la presentación del proyecto Bob Mumgaard, CEO de Commonwealth Fusion Systems, una compañía que se separó en su momento del MIT y que ha conseguido atraer alrededor de 50 millones de dólares de la energética italiana Eni.

La clave de SPARC (nombre que se le ha dado a la iniciativa) pasa por conseguir algo que parecía imposible hace nada y que ha lastrado siempre a esta energía: el ser humano no ha sido aún capaz de hallar una solución que permita mantener las temperaturas extremas que se requieren para el proceso de fusión en un espacio reducido. Si en 15 años estos investigadores descubren cómo superar este obstáculo y llevar la energía a la red eléctrica, se abriría una puerta para la proliferación de esta energía limpia que podría cambiar el mundo.

Parte del equipo que desarrollará el proyecto (de izquierda a derecha: Martin Greenwald, subdirector del MIT Plasma Science and Fusion Center (PSFC); Dan Brunner, director de tecnología de Commonwealth Fusion Systems (CFS); Zach Hartwig, profesor asistente de ciencia e ingeniería nuclear; Brandon Sorbom, director científico del CFS; Bob Mumgaard, director ejecutivo de CFS; y Dennis Whyte, director de PSFC).
Parte del equipo que desarrollará el proyecto (de izquierda a derecha: Martin Greenwald, subdirector del MIT Plasma Science and Fusion Center (PSFC); Dan Brunner, director de tecnología de Commonwealth Fusion Systems (CFS); Zach Hartwig, profesor asistente de ciencia e ingeniería nuclear; Brandon Sorbom, director científico del CFS; Bob Mumgaard, director ejecutivo de CFS; y Dennis Whyte, director de PSFC).

Es cierto que no es el único proyecto que a día de hoy trabaja para convertir esta utopía en realidad, pero la diferencia está en que, según lo explicado por sus desarrolladores, su diseño (centrado en los superconductores que ayudarán al equipo a fortalecer el campo magnético que contiene el combustible de plasma caliente), permitirá crear reactores más pequeños, más económicos y más fáciles de construir. De momento, ni los propios ingenieros saben cómo van a poder cumplir con su promesa, pero si aseguran que en una década podremos ver su primer reactor experimental diseñado para producir aproximadamente 100 MW de calor.

No convertirá el calor en electricidad, pero producirá, en pulsos de aproximadamente 10 segundos, tanta energía como la que usa una ciudad pequeña. Según estos científicos, la producción de este reactor sería tal que crearía más del doble de la potencia que utilizaría para calentar el plasma.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios