Astronomía: La galaxia Centauro no se mueve como dicen los libros: ¿está mal todo lo que creíamos?. Noticias de Ciencia
el modelo cosmológico vuelve a estar discutido

La galaxia Centauro no se mueve como dicen los libros: ¿está mal todo lo que creíamos?

El 'manual de instrucciones' del universo dice que las galaxias satélite están espolvoreadas de forma aleatoria, pero un nuevo descubrimiento pone en duda esta ley tan básica

Foto: La galaxia Centauro con su distintivo cinturón de polvo (Universidad de Basilea)
La galaxia Centauro con su distintivo cinturón de polvo (Universidad de Basilea)

El manual de instrucciones del universo vuelve a estar en entredicho. El modelo Lambda-CDM (acrónimo de Cold Dark Matter, materia oscura fría) se utiliza desde hace años para entender la estructura a gran escala del universo, los movimientos de las galaxias o el proceso de aceleración cósmica que siguió al Big Bang. Pero no todas sus piezas encajan igual de bien, particularmente la de la materia oscura, responsable de la composición de un 27% del universo.

La teoría dice que la materia oscura es la que determina dónde van a caer las galaxias, y que debido a su presencia éstas se distribuyen aleatoriamente y sin ningún tipo coherencia. Los científicos ya tenían un reto problemático a la hora de detectarla, ya que aún no se ha logrado después de 30 años de intentos.

Ahora, un equipo de astrónomos en Suiza y California han endosado otro estacazo al manual de instrucciones cosmológico.

Estos investigadores han examinado la distribución y el movimiento de las galaxias enanas de la constelación del Centauro, pero oh, estas observaciones no encajan con ese modelo estándar que supone la existencia de la materia oscura. Los resultados aparecen hoy en 'Science'.

Nuestra galaxia, la Vía Láctea, está rodeada de galaxias satélites, más pequeñas, que la orbitan. De acuerdo con el modelo, estas galaxias satélite deberían distribuirse aleatoriamente y orbitar la galaxia principal de forma desordenada. Este mismo modelo Lambda-CDM asume que todas las galaxias consisten principalmente en materia oscura invisible.

Sin embargo, hace unos años algo empezó a chirriar cuando se comenzó a estudiar la galaxia de Andrómeda. Aparecía dispuesta en planos con forma de disco alrededor de la Vía Láctea y giraba siempre dentro de esos planos. Había, en definitiva, cierta coherencia, pero los defensores del modelo lo interpretaron como un caso aislado.

Las galaxias satélite alrededor de Andrómeda están todas en un mismo plano.
Las galaxias satélite alrededor de Andrómeda están todas en un mismo plano.

Ahora, Oliver Müller, físico en la Universidad de Basilea, y Marcel Pawlowski de la Universidad de California muestran que estas anomalías no son atípicas sino que podrían formar parte de un fenómeno generalizado.

Müller esperaba los resultados. "Lo que no esperaba es que esos datos estaban disponibles y archivados desde hacía varios años", explica el astrónomo a Teknautas. "Pensaba en escribir una propuesta de observación para medir las velocidades de las galaxias enanas alrededor de Centarus A para ver si existía co-rotación en ese plano, y cuando comprobé qué datos había disponibles, me quedé de piedra", explica. Pocas horas más tarde, los resultados estaban en su mano.

Deberíamos considerar escenarios alternativos razonables para explicar estas observaciones y pensar en maneras de vivir sin materia oscura

Los científicos demostraron que 14 de las 16 galaxias seguían un mismo patrón de movimiento, probablemente girando alrededor de la galaxia principal, esto es, un 87,5% cuando las simulaciones realizadas usando los modelos con materia oscura arrojan un máximo del 0,5% de galaxias satélite comportándose así.

Müller y Pawlowski pueden haber hecho un descubrimiento revolucionario, pero no será sencillo que otros sigan vapuleando al modelo cosmológico. "Cuanto más alejadas están las galaxias de nuestro punto de vista, más difícil es medir las distancias con precisión", explica el suizo, "si la incertidumbre sobre la longitud es mayor que la propia longitud del plano, entonces no podríamos verla incluso si estuviera ahí, tendría que darse un alineamiento casual para que podamos estudiar el plano, un hecho afortunado como el que ha ocurrido con Centaurus A".

Es la tercera vez que se detecta algo así, por lo que la casualidad queda descartada. Ahora, la teoría que empieza a coger fuerza es que estas galaxias satélite se formaron a partir de restos de galaxias mayores que han sufrido una colisión y, en resumen, siguen manteniendo algún tipo de relación con la galaxia principal más allá de la atracción gravitacional. Sin embargo, el desarrollo de estas estructuras 'coherentes' no tiene, de momento, una explicación.

El XENON1T, el mejor detector de materia oscura del mundo, no ha ofrecido aún resultados concluyentes (INFN)
El XENON1T, el mejor detector de materia oscura del mundo, no ha ofrecido aún resultados concluyentes (INFN)

En cualquier caso, otro jarro de agua fría para los investigadores en materia oscura. ¿Va siendo hora de formular otro modelo?

"No quiero ordenar a otros científicos lo que deberían hacer y lo que no", dice Müller, "es importante buscar y encontrar partículas aún no detectadas, o de lo contrario no podríamos decir que el esfuerzo ha sido inútil, lo cual ya sería un resultado científico interesante en sí mismo". Sin embargo, el astrónomo cree también que "deberíamos preguntarnos hasta qué punto tiene sentido seguir este camino, deberíamos considerar escenarios alternativos razonables para explicar estas observaciones y pensar en maneras de vivir sin materia oscura".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios