de los langostinos a los mantecados

Radiografía del atracón navideño en España: estas son las consecuencias para tu corazón

Donde más hidratos de carbono se comen es, sin duda, en Castilla y León o Cataluña, pero nadie gana a extremeños y andaluces comiendo grasas. Así nos cebamos en cada sitio

Foto:  Un carnicero se dispone a cortar unos chuletones en un puesto de uno de los mercados de Pamplona que han visto incrementada su actividad para preparar la última cena de 2017 (Villar López / EFE)
Un carnicero se dispone a cortar unos chuletones en un puesto de uno de los mercados de Pamplona que han visto incrementada su actividad para preparar la última cena de 2017 (Villar López / EFE)

Todas las familias en España se ceban en Navidad, pero cada una lo hace a su manera. El nivel socioeconómico determina principalmente qué nos llevamos a la boca en las cenas del 24 y del 31, pero también afecta mucho dónde vivimos. Y todo esto, por supuesto, tiene sus consecuencias para nuestro corazón.

Las enfermedades cardiovasculares tampoco se dan por igual en todas las comunidades del país, por ejemplo en Cataluña o Castilla y León se producen más ictus, mientras en Andalucía o Galicia prevalece la angina de pecho. Dado que uno de los factores de riesgo es el consumo de ciertos nutrientes y su impacto sobre el colesterol o los triglicéridos, un grupo de investigadores españoles aplicó a todas estas cifras modelos geoespaciales para ver, en definitiva, todo esto sobre un mapa.

Los resultados, publicados el año pasado en 'Geospacial Health', revelan grandes diferencias en el consumo de hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Colesterol bueno

Comenzamos con las buenas noticias. Como todos sabemos, el colesterol es necesario (ayuda a segregar ciertas hormonas o producir la bilis, fundamental para la digestión) pero los niveles del colesterol malo (LDL, en inglés Lipoproteína de Baja Densidad) deben estar bajos y los del colesterol bueno (HDL, en inglés Lipoproteína de Alta Densidad) deben estar altos. Los estándares médicos recomiendan entre 40 y 60 miligramos por decilitro de sangre de HDL y mantener el malo por debajo de 100.

La buena noticia es que todas las comunidades ingieren una cantidad de colesterol bueno dentro de los parámetros aceptables. Sin embargo, la media es ostensiblemente más alta en el noroeste de la península. En el extremo opuesto de la clasificación, Aragón y Cataluña tienen los niveles de consumo más bajos.

Entre los alimentos navideños más habituales con altos niveles de colesterol bueno: pescados como la anchoa, caballa o atún y los frutos secos.

Colesterol malo

El colesterol LDL es clave para el desarrollo de muchas enfermedades del corazón. Es más, un nivel alto de colesterol malo y triglicéridos puede hacer que todo el colesterol bueno resulte inservible.

En este caso la mala noticia es que todo el país consume más niveles de colesterol malo del aconsejable a priori. De nuevo, de oeste a este, en Castilla y León se ingieren unos 110 mg/dl mientras en el Sur y en el Levante español se superan los 120.

Entre los alimentos navideños más habituales con altos niveles de colesterol malo: embutidos, carnes rojas, fritos o lácteos.

Triglicéridos

Los triglicéridos, un tipo de grasa que se encuentra en la sangre, son la tercera pata de la salud cardiovascular y un viejo amigo de todo aquel que haya estado a dieta.

Los triglicéridos bajan cuando perdemos peso y suben cuando consumimos azúcares refinados o grasas saturadas. Lo que se suele considerar saludable es tener menos de 150 mg/dl. A ese respecto en España estamos bien, aunque de nuevo las diferencias entre regiones son significativas: Comunidad Valenciana, Murcia y las Islas Canarias son las CCAA donde más triglicéridos se ingieren, casi 120 mg/dl.

Entre los alimentos navideños más habituales con altos niveles de triglicéridos: mariscos, repostería y alcohol.

Tras estos resultados, los investigadores hicieron lo mismo, pero con la mortalidad por ataque al corazón, isquemia o ictus. Los hallazgos estaban cantados: "Las áreas con mayor mortalidad cardiovascular están situadas al Sur y al Este de España, mientras que la menor mortalidad fue hallada en el área del Norte y el Noroeste, con estratos de riesgo establecido que coinciden con el nivel de ingesta de grasas".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios