CUATRO DÍAS DE PUERTAS ABIERTAS

Primera reforma del Planetario de Madrid en 31 años: así era antes y cómo es ahora

Hasta estas obras, el Planetario trabajaba con tecnología de los años 80. Ahora una inversión de cuatro millones le ha puesto a la altura de otros centros del mundo

Foto: Sala de proyección del Planetario de Madrid. (Enrique Villarino)
Sala de proyección del Planetario de Madrid. (Enrique Villarino)

Era el marginado de las inversiones, el olvidado de la Cultura madrileña, pero este miércoles ha tenido, por fin, su momento esperado. El Planetario de Madrid, inaugurado en 1986, ha reabierto sus puertas este miércoles un año y medio después de someterse a obras de remodelación, las primeras desde su apertura.

Unas obras que han permitido desechar los ordenadores en blanco y negro y pantalla de tubo por potentes tarjetas gráficas; abandonar los 75 proyectores de diapositivas que hacían posible -como si de un milagro se tratase- la imagen de un documentan en su techo circular . Ha aterrizado en pleno siglo XXI con un nuevo proyector -llamado Planetario- en medio de la sala que permite imágenes de alta calidad.

[Vea el antes y el después de la reforma del Planetario]

La joya de la corona es un Planetario híbrido óptico-digital pero también han llegado los ordenadores con un potente 'software' astronómico y dos proyectores de vídeo profesional en 4K. Madrid puede mostrar, ahora sí, las estrellas como antes nunca se habían visto. Hace año y medio la imagen proyectada en la pantalla circular sorprendía; ahora las estrellas del Planetario consiguen envolver al espectador. Pero no se han querido olvidar del viejo Planetario, de la vieja tecnología que durante tres décadas ha dado servicio a los madrileños; ahora tiene un lugar privilegiado en el hall del edificio.

El antiguo proyector del planetario (izquierda) y el nuevo (derecha) (Enrique Villarino)
El antiguo proyector del planetario (izquierda) y el nuevo (derecha) (Enrique Villarino)

Asunción Sánchez, directora del centro, estaba este miércoles de inauguración, realmente nerviosa. Lleva trabajando aquí desde que se inauguró. Física teórica de carrera, con apenas 30 años le dieron el puesto de directora con una única tarea: encargarse del cielo de Madrid. Hoy, el hijo que ha cuidado durante todo este tiempo, peleándose con tecnología propia del Delorian, se ha hecho mayor, ha madurado y se ha convertido en adulto.

"Quería dejar al Planetario en órbita"

"Tengo la sensación del deber cumplido", contaba Asunción después de la inauguración con la alcaldesa Manuela Carmena y el representante de la Obra Social La Caixa, entidad que ha invertido tres millones de los 4,2 del total. "Quería dejar al Planetario en órbita y creo que lo está. Siento que he cumplido, es una sensación de satisfacción".

Sala de proyección. (Enrique Villarino)
Sala de proyección. (Enrique Villarino)

Durante este tiempo que ha estado cerrado, los trabajadores no han podido descansar. En medio de escombros y obreros que han mejorado el edificio y lo han hecho más accesible, han tenido que montar tres exposiciones y trabajar en la dirección y el guión de dos películas que se proyectan en la sala circular. "Ahora me toca disfrutar, el esfuerzo ha sido muy grande y espero que a la gente le guste. Pero necesito unas vacaciones mentales. ¡Más retos de momento, no!", bromea la directora.

El Planetario apenas necesita publicidad. Desde 1986 ha recibido más de 5 millones de visitantes, más que espacios como Matadero o Conde Duque. La afición por la astronomía es tan grande que los coloquios, anunciados en su todavía web antidiluviana, se llenan en cuestión de horas. En este año y medio en el que han echado el cierre han seguido recogiendo reservas de los centros escolares; ya tienen más de 50.000 alumnos apuntados para su visita solo para este curso escolar y su capacidad máxima es de 60.000.

El nuevo ordenador tras la reforma del Planetario (arriba). Abajo, los antiguos ordenadores que controlaban la proyección. (Enrique Villarino)
El nuevo ordenador tras la reforma del Planetario (arriba). Abajo, los antiguos ordenadores que controlaban la proyección. (Enrique Villarino)

Recuperar el tiempo perdido

"Se nos ha hecho largo el silencio del Planetario", decía la alcaldesa de Madrid. Ahora toca recuperar el tiempo perdido. Durante estos cuatro días, de jueves a domingo, la jornada de puertas abiertas invita a todo el que quiera a pasarse por la cúpula gris. En ella, no solo las atractivas proyecciones para adultos y niños, sino tres exposiciones sobre el papel de la EASA (Agencia Espacial Europea), el cambio climático y una tercera sobre fotografía astronómica.

Asunción no quería retos a corto plazo pero Carmena se los ha puesto el primer día: ha apostado por crear una Fundación de Amigos del Planetario para divulgar, aún más, la fascinación por la astronomía.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios