llevaba desde 2004 analizando este planeta

Adiós a la Cassini: la sonda de la NASA se estrella en Saturno tras 20 años de misión

Esta sonda mítica, que lleva desde 2004 estudiando uno de los planetas más grandes del Sistema Solar, ha llegado a su final con un último viaje por la Ciencia.

Este mediodía, tras 20 años de servicio a la humanidad viajando por los confines del universo, la sonda Cassini nos dejó estrellándose contra Saturno, el planeta que ha ido analizando y fotografiando desde que llegó allí en 2004. Ni Becquer hubiese imaginado una historia tan romántica como la de este robot de la NASA.

A las 13:55 de hoy, hora peninsular, este satélite estadounidense ha enviado su última señal a La Tierra mientras se precipitaba sobre el planeta de los anillos a más de 113.000 kilómetros por hora para autodestruirse. Un momento histórico que hemos podido seguir a través de este directo que ha preparado la NASA y que ha mostrado el final de la misión gracias a la información que iba mandando el satélite a La Tierra hasta su destrucción.

La emisión empezaba sobre la 13.00, hora española, momento en el cual los ingenieros de la NASA empezaban a contarte todo lo que ocurría con su sonda y lo que hasta que antes de las 14 horas, se ha recibido la última llamada de Cassini a nuestro planeta. Ahora se espera que los científicos den una rueda de prensa y expliquen todo lo ocurrido.

Cassini no se ha ganado la categoría de misión y sonda histórica por casualidad sino que lo ha logrado gracias a que su trabajo en el espacio ha sido clave para estudiar nuestra galaxia. Lanzada en 1997, recorrió la galaxia durante siete largos años hasta que en 2004 llegó a su destino, Saturno. Allí, con el planeta, con sus anillos y con sus lunas, ha desarrollado la mayoría de su trabajo y ha compartido su destino hasta su final.

Hoy, tras descubrir detalles clave sobre este lugar, ha llegado el momento del final 'kamikaze' de esta misión que ha hecho a los científicos e ingenieros que participan en ella, y al público interesado en general, aprender mucho más sobre uno de los planetas más queridos del sistema solar (con el permiso de Plutón).

Sonda Cassini (Foto: Reuters)
Sonda Cassini (Foto: Reuters)

Pero ¿por qué no dejar que la nave se apague sin más? Lejos de ser una razón basada en el espectáculo o en el romanticismo es algo de lo más práctico. Hay que preservar intacta a Titán, otra de las lunas del planeta, y dejar a Cassini a la deriva habría podido ser un problema.

Titán ha captado la atención de los científicos porque, además de ser una de las mayores lunas de Saturno, los datos enviados por Cassini durante estos años han revelado su potencial como ambiente prebiótico. Y para que otra misión lanzada desde La Tierra pueda estudiar con detalle su composición es extremadamente necesario que el hombre no interceda para nada en el lugar. Así que Cassini, como buen personaje mítico, se ha ido con un último servicio a la humanidad. Deja tras de sí cientos de imágenes míticas sobre el planeta de los anillos y mucho más.

Esta imagen tomada por Cassini y sin procesar retrata algunas características de la atmósfera de Saturno más cerca de lo que se ha podido observar nunca.
Esta imagen tomada por Cassini y sin procesar retrata algunas características de la atmósfera de Saturno más cerca de lo que se ha podido observar nunca.
Una de las primeras imágenes tomadas por Cassini de uno de los anillos de Saturno (Foto: Reuters)
Una de las primeras imágenes tomadas por Cassini de uno de los anillos de Saturno (Foto: Reuters)

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios