adiós a los metales pesados

Llegan las pilas flexibles: la electrónica del futuro será más cómoda de lo que imaginas

Su primera aplicación estará en marcapasos o desfibriladores, que hasta ahora se ven obligados a alimentarse con las incómodas y problemáticas baterías rígidas metálicas

Foto: Una alternativa flexible y orgánica a las pilas rígidas tradicionales (Queen's University Belfast)
Una alternativa flexible y orgánica a las pilas rígidas tradicionales (Queen's University Belfast)

El año pasado, dos cardiólogos del sistema público de salud británico, el NHS, dieron la voz de alerta ante lo que llamaron "el escándalo de las baterías de los marcapasos". John Dean y Neil Sulke denunciaron en las páginas del British Medical Journal que miles de pacientes se estaban viendo forzados a cambiar las pilas de sus marcapasos o desfibriladores mucho antes de que se cumpliera su fecha de expiración.

"Imagine gastarse 3.000 libras esterlinas en un nuevo reloj con una batería insertada en el mecanismo que no puede ser reemplazada o recargada", explicaban, "aunque la batería está diseñada para durar diez años o más, después de seis años descubres que tiene poca batería y te aconsejan cambiar de reloj inmediatamente". Pues esto es lo que le sucedió a estos pacientes, con la diferencia de que "para ellos el riesgo es mucho mayor porque reemplazar la batería les expone al riesgo de sufrir complicaciones serias, incluidas infecciones que pueden amenazar sus vidas".

Afortunadamente para ellos, las baterías rígidas para éste y otros usos tienen los ciclos contados. Geetha Srinivasan y otros expertos de la Queen's University de Belfast acaban de presentar una alternativa a las pilas tradicionales: una batería flexible, orgánica y capaz de ser recargada. Además de sustituir los sistemas actuales, esta nueva batería podría acelerar el impulso de los sensores intracorporales, apuntan sus autores.

Reemplazar la batería expone a los portadores de marcapasos al riesgo de sufrir complicaciones

"En dispositivos médicos tales como marcapasos y desfibriladores hay dos implantes, uno que se coloca en el corazón y otro que sostiene las baterías, rígidas y metálicas, que se implanta debajo de la piel", explica Srinivasan. "Este implante está conectado al dispositivo y puede causar malestar a los pacientes, por esta razón, las baterías deben ser compatibles con el cuerpo humano e, idealmente, nos gustaría que fueran flexibles para que puedan adaptarse a las formas del cuerpo".

¿De qué está hecha?

Esta nueva pila está hecha de electrolitos no inflamables y compuestos orgánicos. "Consiste en compuestos de polímeros y biopolímeros empleados como electrodos duraderos y líquidos iónicos usados como electrolitos, pero más seguros". Según los autores, que han publicado estos hallazgos en la revista 'Energy Technology & Green Chemistry', su invención podría ser fabricada con materias primas naturales, no con metales o semiconductores sofisticados, por lo que podría ser desechada sin tener que procesarla por separado, como ocurre con las pilas actuales.

Teléfonos móviles a la espera de reciclaje en Gossau, Suiza (REUTERS)
Teléfonos móviles a la espera de reciclaje en Gossau, Suiza (REUTERS)

Aunque su idea inicial era emplear este tipo de baterías con los marcapasos, los investigadores no niegan las posibilidades de que esta nueva tecnología pueda servir también para dispositivos electrónicos portátiles. La investigadora española Marta Lorenzo, participante en el proyecto, apunta que "esta investigación podría ser una solución potencial para un problema global".

"También existe la oportunidad de fabricar supercondensadores para tareas específicas", añade Srinivasan, "lo que significa que sus propiedades pueden ser afinadas y también manufacturadas con métodos respetuosos para el medio ambiente, algo que es importante si se van a producir a gran escala, por ejemplo alimentando dispositivos electrónicos portátiles".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios