LO QUE DICE AL RESPECTO LA CIENCIA

¿Llegar virgen al matrimonio? La abstinencia también tiene sus peligros, dice la ciencia

Más allá de las razones religiosas, la abstinencia se ha empleado a menudo como estrategia contra el VIH en países en desarrollo. Para la ciencia, tiene muchos contratiempos.

Foto: Una pareja de actores haciéndose pasar por novios con problemas sexuales (iStock)
Una pareja de actores haciéndose pasar por novios con problemas sexuales (iStock)

He aquí un gráfico que, aunque impactante, no le sorprenderá. Lleva años viéndolo a su alrededor. Los españoles que se casan lo hacen cada vez más tarde. En 2016, la media superó por primera vez los 36 años.

Aunque no existen datos tan fiables al respecto -más allá de una encuesta que hace una marca de preservativos de vez en cuando y que sitúa la pérdida de virginidad en España en torno a los 19 años- es una apuesta casi segura suponer que, cuanto más tarde llega el matrimonio, menos personas llegan vírgenes al momento del enlace.

En España esta auto-imposición suele estar apoyada por motivos religiosos y suele ser algo privado, pero en otros países, la abstinencia matrimonial está también vinculada a programas científicos o de salud, como la reducción de la incidencia del VIH en países africanos o de enfermedades de transmisión sexual en Estados Unidos, donde existen programas para promover la abstinencia financiados con fondos públicos. En concreto, entre 1982 y 2017, el Congreso ha aprobado el gasto de más de 2.000 millones de dólares en programas de AOUM (siglas en inglés de Abstinencia Sólo Hasta el Matrimonio), tanto locales como incluidos en ayuda al desarrollo de países extranjeros.

Ahora, un nuevo estudio realizado por científicos de Columbia y otras universidades enciende el foco sobre este tipo de programas y su repercusión para la salud de los estadounidenses. "Son científicamente y éticamente problemáticos y, como tales, han sido rechazados ampliamente por los profesionales de la medicina y la salud pública", explican los autores del trabajo, publicado en el 'Journal of Adolescent Health'.

Promover la abstinencia es "científicamente y éticamente problemático, ha sido rechazado ampliamente por profesionales de la medicina"

Lo primero que critican los autores del estudio es que los programas que promueven la abstinencia persiguen retrasar todo lo posible el inicio de las relaciones sexuales, un objetivo que va en contra de las tendencias demográficas, que resultan comparables tanto en Estados Unidos como en España u otros países del globo. "Por tanto", dice John Santelli, de la Universidad de Columbia, "el incremento en la edad del matrimonio ha llevado a un incremento en el sexo pre-marital".

"El peso de la evidencia científica muestra que estos programas no ayudan a los jóvenes a retrasar el inicio de las relaciones sexuales", continúa Santelli, "mientras la abstinencia es, en teoría, efectiva, en la práctica las intenciones de abstenerse de la actividad sexual a veces fallan y estos programas simplemente no preparan a los jóvenes para evitar embarazos no deseados o enfermedades transmitidas sexualmente".

Estas son los principales mitos de la abstinencia sexual antes del matrimonio, promovidos por sus defensores y que han sido rebatidos por los científicos.

Reduce la edad de inicio de relaciones sexuales

Un trabajo de 2007 enfocado a reducir los embarazos y las enfermedades de transmisión sexual entre adolescentes encontró que los programas de abstinencia sólo hasta el matrimonio (AOUM, por sus siglas en inglés) no eran en absoluto eficaces a la hora de retrasar el inicio de las relaciones sexuales en una comunidad o de reducir el número de parejas sexuales de quienes se apuntaban a estos programas.

Mejores amigas adolescentes con sendas hamburguesas.
Mejores amigas adolescentes con sendas hamburguesas.

El mismo año, un meta-análisis de 13 de estos programas encontró que tampoco tenían ninguna influencia en el número de prácticas de sexo vaginal, el uso de preservativo o la incidencia de sexo vaginal sin protección. Estos datos fueron refrendados por otro análisis, en 2012, realizado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense.

Mejora la educación sexual de la población

Si, supuestamente, estos programas retrasan la edad a la que se produce el primer coito, la educación sexual de la que disfrutarán los participantes será más completa. Esta es la teoría de la abstinencia, algo que también la ciencia ha descartado. Al menos en Estados Unidos, la aparición de programas AOUM erosionó la educación sexual formal en los colegios. Entre 2000 y 2014, el porcentaje de estudiantes que pidieron asesoramiento sobre sexualidad cayó del 67% al 48% y el de los que preguntaron cómo prevenir el VIH, del 64% al 41%.

De los 50 estados norteamericanos, 37 de ellos requieren en sus pautas de educación sexual en colegios que la abstinencia sea enseñada obligatoriamente.

El sexo antes de tiempo puede dejar secuelas

Uno de los mantras de los defensores de la abstinencia es que la actividad sexual fuera del contexto del matrimonio puede tener efectos físicos y psicológicos perjudiciales. "Hemos encontrado pocas evidencias que sugieran que el sexo consentido entre adolescentes sea psicológicamente nocivo", explican los autores del trabajo, "más bien, el daño psicológico -cuando sucede- parece ser el resultado de la coerción sexual y experiencias no consensuadas, incluidas aquellas adversas que se dan en la niñez o el abuso sexual".

Y por último, los científicos inciden en un aspecto poco estudiado hasta ahora: el legal.

Educar sobre abstinencia: ¿éticamente discutible?

Santelli y sus compañeros resaltan que, cuando se persigue una estrategia de "di no al sexo", podrían estarse quebrantando guías internacionales como las de Naciones Unidas sobre prevención de enfermedades sexuales: "Asegurar que los niños y adolescentes tengan un acceso adecuado a servicios de salud reproductiva y sexual confidenciales, incluyendo información sobre el VIH y el sida, aconsejamiento, pruebas y medidas de prevención como los preservativos".

Adolescentes se lanzan al mar en Marsella. (Reuters)
Adolescentes se lanzan al mar en Marsella. (Reuters)

Además, los científicos dudan que este tipo de programas AOUM traten adecuadamente a minorías sexuales o adolescentes LGTBQ, porque si uno no puede tener sexo antes del matrimonio, ¿qué ocurre con aquellas personas para las que el matrimonio no es una opción? Al menos, antes de que se legalizara en España (2005) o Estados Unidos (2015).

"Pese al hecho de que el cuidado sanitario está fundado sobre las nociones éticas de consentimiento informado y libre elección, los programas que promueven la abstinencia son inherentemente coercitivos, esconden información necesaria para tomar decisiones informadas y promueven opiniones cuestionables, inexactas y estigmatizantes", resume el estudio del 'Journal of Adolescent Health'.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios