Una enfermedad importada de norteamérica

Nuestra única esperanza contra la peste que mata a los cangrejos está en Cataluña

Descubren una población de cangrejos europeos en el Parque Natural de la Garrotxa invulnerable a la llamada 'peste del cangrejo', que ha reducido la población en un 80%

Foto: Un cangrejo camina sin mirar atrás entre sardinas muertas que cubren las playas de La Ensenada, Costa Rica. (EFE)
Un cangrejo camina sin mirar atrás entre sardinas muertas que cubren las playas de La Ensenada, Costa Rica. (EFE)

No está siendo un buen año para los criadores de cangrejo en España. Por un lado, las leyes de especies invasoras están diezmando a quienes se dedican al cangrejo americano. Por el otro, el cangrejo europeo lleva años viendo diezmarse su población por la afamicosis o 'peste del cangrejo', una patología importada desde Norteamérica al norte de Europa en los años sesenta y que llegó a nuestro país una década después.

Ahora, un grupo de investigadores del Real Jardín Botánico y el CSIC han hecho un hallazgo que podría dar la vuelta a la agónica situación de estos decápodos. Estos científicos, Laura Martín-Torrijos y Javier Diéguez-Uribeondo, investigaron la resistencia al patógeno americano ('Aphanomyces astaci') de ocho poblaciones de cangrejos europeos en España, seis en los Pirineos catalanes y dos en Navarra. Para la mayor parte de las mismas, la 'peste del cangrejo' resultaba letal, pero encontraron una población en el Parque Natural de La Garrotxa, en Girona, que ofrecía una supervivencia del 100% a la enfermedad.

El estudio fue publicado hace unos días en la revista científica 'PLOS ONE'.

"Se puede decir que los cangrejos americanos son enfermos crónicos, tienen continuamente activado el sistema inmune y producen una cascada de reacciones cuyo producto final es la melanina, que se deposita alrededor del patógeno y le impide que siga creciendo", ha señalado Martín-Torrijos a EFE.

Especie muy amenazada

Sin embargo, el cangrejo europeo no cuenta con esta resistencia, lo que, unido a la competencia del cangrejo rojo americano y el cangrejo señal, ha provocado un descenso del 80% en sus poblaciones en España y su consiguiente catalogación como especie amenazada.

Los ocho grupos de cangrejos europeos fueron infectados con la cepa más virulenta del patógeno, aquella que portan los cangrejos rojos americanos y que los investigadores lograron aislar tras un brote. "Aislamos la cepa, produjimos zoosporas controladas en el laboratorio e infectamos de forma controlada a las poblaciones seleccionadas", ha detallado Martín-Torrijos.

Ejemplar de cangrego autóctono resistente a la peste del cangrejo. (José Vladimir Sandoval / EFE)
Ejemplar de cangrego autóctono resistente a la peste del cangrejo. (José Vladimir Sandoval / EFE)

Sorprendentemente, los científicos hallaron que estos cangrejos gerundenses habían logrado desarrollar una reacción inmune similar a la que protege a los cangrejos americanos. Esto sugiere que este subgrupo de nuestra especia autóctona de cangrejos podría haber aprendido (involuntariamente) del invasor la forma de protegerse de la enfermedad, lo que "abre una vía para la recuperación de la especie en España", dice la investigadora.

Ahora, los científicos trabajan para lograr identificar el mecanismo que ha permitido a estos cangrejos catalanes hacerse invulnerables a la peste. "Ver qué genes se están expresando para conocer si otras poblaciones de España u otras especies de Europa también pueden expresarlos", concluye Martín-Torrijos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios