efecto de las series en tu cerebro

¿Por qué todos recordamos las mismas escenas en una serie? La ciencia lo sabe

Dos grupos con un medidor de actividad cerebral: el primero viendo un capítulo de 'Sherlock' y el siguiente escuchándolo en audio. Esto es lo que los científicos hallaron.

Foto: Montaje: Carmen Castellón
Montaje: Carmen Castellón

En realidad, lo que estos científicos querían era estudiar la memoria. Por qué, y cómo, de las cosas que vemos a lo largo de todo un día -un rostro, un cartel, el nombre de una calle- algunas se quedan en nuestra cabeza y, sin darnos cuenta, con un un poco de empeño, pueden volver a ser reproducidas mucho tiempo después.

Sin embargo, ésta vez, Chris Baldassano y sus compañeros en Princeton tomaron otra dirección. "Casi toda la investigación que se ha hecho en el campo de la memoria utiliza un paradigma en el que la gente memoriza listas de palabras o fotos", dice el investigador a Teknautas. En cambio, este nuevo trabajo "proporciona un puente para poder entender cómo romper la continuidad de la experiencia en trozos que pueden se almacenados y recordados". ¿Cómo? Utilizando series de televisión como material.

Estudiar la memoria basándose en la vida real es complicado, pero para eso están precisamente las series, para suplantarla. Es cierto que la influencia sociocultural de estas series no es ajena a la ciencia, ya hay docenas de estudios científicos con Breaking Bad en el título o incluso basados en Seinfeld, pero no es tan habitual que las series se conviertan en parte del experimento.

Investigadores con 'Sherlock'

Los investigadores tomaron dos grupos de sujetos y les colocaron un aparato de imagen por resonancia magnética funcional o fMRI, un dispositivo que permite ver iluminada una zona del cerebro cuando realiza una tarea determinada. Para el primer experimento, les pusieron a ver el primer episodio de 'Sherlock', la serie de la BBC. Para el segundo, otro grupo escuchó una descripción en audio del mismo episodio.

¿Por qué 'Sherlock' precisamente? No le den muchas vueltas, el equipo de psicólogos de Princeton, dirigido por Uri Hasson y Kenneth Norman, tenía una particular predilección por la serie protagonizada por Benedict Cumberbatch.

Imagen del primer episodio de la cuarta temporada de 'Sherlock'
Imagen del primer episodio de la cuarta temporada de 'Sherlock'

Al observar la actividad neuronal en ambos casos -vídeo y audio- observaron que se producían picos de actividad en un conjunto de regiones del cerebro llamada red neuronal por defecto. Originalmente se pensaba que estas zonas se encargaban de actividades internas, dado que se activan mientras no estamos pensando o haciendo nada concreto. Por ejemplo, cuando caminamos por la calle pensando en nuestras ensoñaciones. Pero ahora, Baldassano y compañía sugieren lo contrario, que están muy conectadas al mundo exterior y, de hecho, estas áreas registraban importantes picos de actividad mientras los sujetos veían o escuchaban el capítulo de 'Sherlock'.

Lo que Baldassano y su equipo sospechan es que esos momentos de alta actividad son con los que construimos nuestros recuerdos del capítulo, aquello que recordaremos en el futuro. El primer hallazgo interesante es que ésto se produce independientemente de si vemos un capítulo o escuchamos su descripción.

¿Por qué recordamos lo que recordamos?

"Encontramos que las regiones cerebrales de alto nivel respondían de manera similar a las modalidades de video y audio", explica Baldassano. Es decir, que podían encontrar automáticamente "la correspondencia entre ambas versiones, la de la serie y la narración de la misma historia", aunque existían pequeñas diferencias entre ambas, "tal vez porque la información en las dos no son exactamente las mismas: por ejemplo, la información detallada acerca del aspecto del apartamento de Sherlock sólo aparece en vídeo", explica el investigador.

En cuanto a cómo se construyen los recuerdos, hay mucho aún que investigar, aunque hallaron algo interesante. La duración de los picos de actividad dependía mucho de la zona del cerebro donde se dieran: en el giro angular -zona encargada del procesamiento del lenguaje- duraban entre 40 y 60 segundos, pero en otras como el cortex medial podían durar varios minutos. "Puede que los cachos más breves sean en realidad los ladrillos con los que se construyen los cachos más largos", dice Baldassano, "podría ser útil vigilar los cachos de alta actividad en diferentes escalas de tiempo para fijarnos en varias cosas, por ejemplo, si las regiones del cerebro encargadas de las emociones cambian más a menudo que aquellas encargadas de la localización".

El control mental de las series

Pero quizá, el principal hallazgo del estudio sea otro, y mucho más inquietante. Si dos personas comentan, en un club de lectura, una novela que han leído seguramente destaquen cosas muy diferentes. Lo mismo si escuchan un disco y tienen que elegir su canción favorita. Sin embargo, con los capítulos de las series la gente suele ponerse de acuerdo en qué escenas concretas han sido más vibrantes. "En general, encontramos que las respuestas cerebrales a una serie o película eran más similares entre los sujetos que el audio en solitario", confirma Baldassano.

Las películas lo hacen muy bien dirigiendo la atención de la gente a trozos particulares de información

"Las películas, en especial aquellas que están bien dirigidas y son bien editadas, lo hacen muy bien dirigiendo la atención de la gente a trozos particulares de información y requieren menos imaginación individual por parte del espectador", dice el psicólogo. "Esto puede ser algo bueno o algo malo, ¡depende de lo que trates de enseñar!"

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios