Es noticia
5 trucos para evitar que tu portátil se sobrecaliente en verano
  1. Tecnología
QUE EL VERANO NO FUNDA TU ORDENADOR

5 trucos para evitar que tu portátil se sobrecaliente en verano

No solo las personas nos derretimos en verano, nuestros ordenadores también sufren las consecuencias del calor. Te mostramos qué hacer para que el tuyo sobreviva

Foto: Cómo evitar que el portátil se sobrecaliente en verano (Canva)
Cómo evitar que el portátil se sobrecaliente en verano (Canva)

Ahora que ya tenemos el verano encima y en todo su esplendor empezamos a sufrir también sus consecuencias. El calor extremo y la humedad no son solo un quebradero de cabeza para nosotros, sino también un verdadero problema para nuestros dispositivos electrónicos. Para evitar que nuestro ordenador tenga un golpe de calor, tendremos que tomar ciertas medidas y precauciones.

Si nuestro portátil padece una subida de temperatura muy brusca o prolongada en el tiempo puede tener consecuencias irreparables. Desde apagarse, reiniciarse solo o experimentar problemas de rendimiento intermitente, hasta problemas mucho más serios como daños en sus componentes internos. Te damos estos sencillos trucos para que tu ordenador no llegue al punto de ebullición y qué hacer si ya es demasiado tarde.

Foto: Esta es la revolucionaria tela contra el calor veraniego (Universidad de Chicago/John Zich)

Cómo evitar que se sobrecaliente

  1. Mantén el brillo de la pantalla bajo control. Subir el brillo de tu pantalla al máximo exige un mayor rendimiento del portátil, lo que incrementa el consumo y eleva la temperatura. Para evitar que tu equipo se sobrecaliente, especialmente en verano, ajusta el brillo por debajo del máximo.
  2. Regula las opciones de energía. Ajusta los parámetros de Batería y Corriente alterna en la configuración de Administración de energía para equilibrar el consumo de energía y evitar que el portátil se caliente.
  3. Evita el overclocking en tu portátil. Aumentar la frecuencia de la CPU para mejorar el rendimiento eleva significativamente la temperatura del equipo y puede anular la garantía. Esta práctica no es recomendada ya que puede provocar sobrecalentamiento.
  4. Utiliza bases de refrigeración. En verano, evita colocar el portátil sobre superficies como madera, cristal o tu propio cuerpo durante mucho tiempo. Las bases de refrigeración son objetos útiles que ayudan a mantener el equipo fresco y prevenir el sobrecalentamiento.
  5. Realiza mantenimiento profesional periódico. Llevar tu portátil a un profesional para que lo desmonte, limpie el interior y el sistema de refrigeración, y cambie la pasta térmica del procesador, puede mejorar significativamente la eficiencia del equipo y prevenir el sobrecalentamiento durante estos meses.
placeholder Tips para evitar el sobrecalentamiento de tu portátil (Canva)
Tips para evitar el sobrecalentamiento de tu portátil (Canva)

Ya se ha sobrecalentado, ¿qué hago?

  1. Reinicia el ordenador. Un básico que nunca falla. Si una aplicación no funciona correctamente y cerrarla manualmente no resuelve el problema, reinicia el portátil. A veces, esto puede solucionar comportamientos anómalos debido a problemas puntuales.
  2. Deja libres las ranuras de ventilación. Asegúrate de no bloquear las ranuras de ventilación del portátil, especialmente cuando lo usas en la cama o sobre telas. Identifica su ubicación para evitar obstrucciones, ya que mantenerlas despejadas mejora la capacidad de refrigeración del equipo.
  3. Vete a la sombra o enciende el aire acondicionado. La temperatura ambiente influye en el rendimiento del portátil. Mantén la habitación bien ventilada y fresca, evitando la luz solar directa y otras fuentes de calor y humedad.
  4. Cómprate un enfriador de portátil. Como alternativa a las bases de refrigeración, los enfriadores de portátil son pequeños dispositivos que se colocan sobre las rejillas y ayudan a disipar el aire caliente. Son más económicos y portátiles que las bases.
  5. Apaga o suspende el portátil cuando no lo uses. A veces lo más sencillo es lo más efectivo. Si no vas a usar el portátil durante varias horas o durante la noche, apágalo o ponlo en suspensión. Configura los planes de energía para que el portátil se apague o suspenda automáticamente según tus necesidades, optimizando así su refrigeración y rendimiento.

Tomar estas precauciones no solo prolongará la vida útil de tu portátil, sino que también te permitirá disfrutar de la tecnología sin interrupciones, incluso en los días más calurosos del verano. Cuidar de nuestros dispositivos es una inversión en su durabilidad y rendimiento, garantizando así que sigan siendo herramientas fiables y eficaces en todas las estaciones del año.

Ahora que ya tenemos el verano encima y en todo su esplendor empezamos a sufrir también sus consecuencias. El calor extremo y la humedad no son solo un quebradero de cabeza para nosotros, sino también un verdadero problema para nuestros dispositivos electrónicos. Para evitar que nuestro ordenador tenga un golpe de calor, tendremos que tomar ciertas medidas y precauciones.

Verano Tecnología Calor
El redactor recomienda