Es noticia
Si has comprado una impresora 3D y no te ha servido para nada, quizá es porque te faltaban estos accesorios
  1. Tecnología
Accesorios para impresoras 3D

Si has comprado una impresora 3D y no te ha servido para nada, quizá es porque te faltaban estos accesorios

Las impresoras 3D son artefactos traicioneros. Estos dispositivos te ayudarán a hacer el proceso más suave para que tus impresiones sean perfectas

Foto: EC Diseño
EC Diseño
Las claves
placeholder Soy un yonqui del bricolaje y estos 'gadgets' han cambiado mi caja de herramientas por completo

Uno compra su primera impresora 3D pensando que le va a dar a un botón y van a surgir objetos extraordinarios como por arte de magia. Contra todo pronóstico, todo lo que salen son churros malagueños, marañas de filamento, y pequeñas abominaciones de plástico que parecen salidas de una película de John Carpenter. ¿Por qué esta impresión ha salido mal? ¿Por qué todas mis impresiones salen mal? ¿Por qué los expertos en impresión 3D de los foros me dicen que nivele la cama una y otra vez? ¿Qué carajos es la velocidad de retracción?

No hay mucho que podamos hacer en este artículo por paliar la montaña de conocimientos que hacen falta para ajustar una impresora 3D a la perfección, o siquiera para entender por qué diablos falla en primer lugar. Baste decir que a mí me ha llegado a dar errores de impresión porque tenía una maldita ventana abierta. Por suerte, hay problemas muy comunes que se pueden paliar o incluso eliminar simplemente con usar el accesorio adecuado. En este artículo repasaremos los más populares, y los errores para los que sirven.

Foto: Carlos Zahumenszky

Adherencia a la cama

No, no hablamos de esa fuerza que sentimos todas las mañanas cuando suena el despertador. La cama es la plataforma sobre la que se imprimen los objetos o, por extensión, la bandeja de la que cuelgan en las impresoras de resina. Los fabricantes se esfuerzan en desarrollar camas de alta tecnología que logren un delicado equilibrio. Por una parte, deben ser lo bastante adherentes como para que el plástico caliente se pegue a ellas durante todo el tiempo que dura la impresión sin soltarse. Por otra, deben ser lo bastante antiadherentes como para que, cuando la impresión termine, separar la pieza de la bandeja sea un proceso más o menos fácil.

placeholder Una cama de impresora 3D en cristal de borosilicato.
Una cama de impresora 3D en cristal de borosilicato.

La primera consideración es el material de la propia cama. En este sentido, me confieso fan del cristal de borosilicato por su mayor adherencia, resistencia, y capacidad para repartir el calor por igual. Sobre todo si le ponemos una lámina de pasta térmica debajo. Sin embargo, las camas metálicas flexibles, aunque más frágiles, tienen sus ventajas. La principal es que hacen más sencilla la tarea de separar piezas muy grandes. Como se adhieren mediante una película magnética, solo hay que despegarlas y doblarlas para soltar la pieza adherida a ellas. Si tu impresora viene con un tipo de cama concreto y no te gusta o quieres probar otro, puedes cambiarla simplemente buscando el repuesto adecuado en tu tienda online habitual.

En esto de la adherencia a la cama no hay fórmulas mágicas, pero si tuviera que mencionar una, esa sería… el bote de pegamento en barra Pritt de toda la vida. El Uhu, que es un Pritt de fabricación alemana, también es excelente. Simplemente, aplica una fina película de esta cola de barrita en la zona donde la pieza vaya a imprimirse, y dile adiós a tus problemas de falta de adherencia, sean deformaciones parciales (lo que se conoce como warping) o piezas que se sueltan completamente.

No faltan los veteranos que miran con desdén esta solución. Es cierto que la adherencia debería ser un tema que se solucione mediante ajustes de software y sin necesidad de aditivos, pero a veces un poco de pegamento hace maravillas. La idea ha llegado al punto de que ya existen pegamentos específicos para distintos materiales en impresoras de filamento. Es el caso de los Magigoo, que además se limpian fácilmente con agua. Una opción más asequible es el pegamento en barra de 3DLac, que se separa al enfriarse la pieza y que también está disponible en spray.

Hay gente a la que no le gusta tener usar pegamento porque dificulta en exceso la limpieza de la cama y la separación de la pieza. Por ello se está popularizando una solución alternativa consistente en pegar cinta adhesiva a la cama antes de cada impresión. Como ya puedes imaginar, no vale cualquier cinta y algunas ser directamente desastrosas. La mejor para esto es la Kapton, que es un tipo de cinta de soldadura muy resistente a altas temperaturas.

Herramientas del oficio

Si tienes una impresora 3D es muy probable que tengas una espátula porque casi todas las máquinas vienen con una de regalo. Si no es así, necesitas hacerte con una cuanto antes, y ya que estás, probablemente quieras un kit básico de herramientas como este de Ideaformer que trae todo lo que puedas necesitar para manipular las piezas impresas y hacerle mantenimiento a la impresora.

En mi experiencia, no todas las herramientas son tan necesarias como la espátula, pero hay algunas muy convenientes. Las cuchillas o cúteres entran en esa categoría, como también lo hacen los alicates de corte. Ambos son muy útiles para eliminar soportes o preparar el filamento. Yo añadiría también un buen cortauñas para cortar soportes en zonas delicadas. Las desbarbadoras como esta también vienen muy bien para dejar limpios los bordes de las piezas.

placeholder
Desbarbadora
Compra a precio mínimo
PRECIO MÍNIMO

Si quieres que tu impresora funcione bien, tarde o temprano, necesitarás hacerle mantenimiento, y para eso necesitarás un juego de llaves inglesas pequeñas y una aguja para desatascar el cabezal o boquilla como mínimo. Este tipo de herramientas también suelen venir con la impresora. Si no es el caso, procura hacerte con ellas. Quien habla de mantenimiento habla de repuestos. Yo ya no compro una impresora nueva si no es acompañada de una cama, un extrusor, tubo bowden, y un juego de cabezales de repuesto, pero yo soy un poco paranoico de más. Con un juego de boquillas te bastará para empezar. Recuerda que los cabezales varían de un modelo de impresora a otro.

placeholder Los repuestos para tu impresora 3D son cruciales.
Los repuestos para tu impresora 3D son cruciales.

El de las boquillas es todo un mundo. Las hay de diferentes tamaños (normal, volcano y supervolcano) que determinan su capacidad para transmitir calor. Esta capacidad también la determina el material. Las de cobre aguantan hasta 300 grados, son baratos y aptas para casi cualquier tipo de filamento. Tras ellas están las boquillas de acero, que aguantan temperaturas más altas (hasta 500 grados) y los de acero endurecido. Estos últimos se distinguen a simple vista por su color negro y se usan para filamentos especialmente abrasivos que estropearían en poco tiempo un cabezal normal.

¿Tienes problemas con la boquilla de tu impresora porque se atasca con frecuencia? ¿Has revisado las temperaturas y probado con varios filamentos sin éxito? La solución puede pasar por una boquilla con punta de rubí como esta de Mod3DP. El colmo del refinamiento.

placeholder
Boquilla impresión 3D
Compra al mejor precio
PRECIO MÍNIMO

El tubo bowden que menciono arriba es otro componente crucial. Se trata del tubo por el que pasa el filamento para llegar al cabezal de impresión, y el que viene de fábrica no siempre es tan deslizante como debiera, lo que fuerza en exceso el motor del extrusor y puede provocar atascos. Mi recomendación es usar el tubo que viene de serie con la impresora y, al menor asomo de problemas, por un tubo bowden Capricorn. Mano de santo para los problemas de extrusor. Si te haces con uno que ya traiga cortador, mejor que mejor.

Mi última recomendación en el apartado de herramientas es un soldador de estaño tipo lápiz como los que se usan en electrónica. No solo es útil para disimular pequeños errores de impresión o para planchar las piezas y eliminar las líneas de impresión. Además, es interesante para disimular las líneas de corte entre varias piezas pegadas. Los mejores modelos son los digitales como este, en los que puedes seleccionar la temperatura del cabezal en una pequeña pantalla para adecuarla al material que estés usando.

placeholder
Soldador estaño tipo lápiz
Compra a precio mínimo
PRECIO MÍNIMO

Lavar, secar y curar

Una de las causas más comunes de errores en la impresión de filamento no está en la impresora, sino en el ambiente y no es otra cosa que la humedad. Aunque en diferente medida, todos los filamentos de plástico absorben humedad del aire. Esa agua viaja hasta el cabezal y se sublima con el calor, provocando daños y diferentes defectos en la impresión, así como antiestéticas marcas en la pieza. El problema es mayor en lugares donde la humedad ambiental sea mayor.

placeholder Una secadora de filamento en su hábitat natural.
Una secadora de filamento en su hábitat natural.

La solución a la humedad acumulada pasa por un secador de filamento. Básicamente, se trata de cajas cerradas con una resistencia y un ventilador que envía aire caliente y seco al rollo de filamento para extraer la humedad. Aparte de secar el material, suelen traer una base con rodamientos que facilita que la bobina gire y descarga de trabajo al extrusor. Los mejores modelos son los que integran un higrómetro digital como este de Sunlu. Si buscas un plus, la Space Pi de Creality añade hasta programas de secado en función del tipo de filamento para que no tengas que averiguar. Llevo meses usándo secadores de filamento con mis impresoras, y la diferencia es abismal. No solo eliminan errores de impresión. Además, mejoran mucho la calidad final de las piezas.

placeholder
Caja almacenamiento filamento
Compra en Amazon
PRECIO MÍNIMO

Un detalle adicional es el de almacenar debidamente el filamento. Si abres una bobina nueva y la dejas a la intemperie muchos meses puede acabar inutilizable. No en vano normalmente vienen envasadas al vacío. La mejor solución para esos filamentos que usas muy de vez en cuando es precisamente eso, usar bolsas de vacío como las que se emplean para los equipajes pero adaptadas al tamaño de los rollos. Una alternativa más profesional son las cajas de vacío para filamento.

placeholder La Anycubic Wash & Cure Max es una lavadora de resina de gran formato.
La Anycubic Wash & Cure Max es una lavadora de resina de gran formato.

El lavado y el secado cobran una nueva dimensión si nuestra impresora es de resina. Las piezas salen de la máquina bañadas en resina líquida sin curar, y eliminarla es un proceso tedioso a menos que contemos con una lavadora de resina. La mejor para mi gusto ahora mismo es la Wash & Cure 3 de Anycubic, pero tanto Creality como Phrozen tienen modelos muy similares e igualmente competentes. Si imprimes piezas muy grandes como es mi caso, el modelo a buscar es la Anycubic Wash & Cure Max, cuya cubeta interior mide nada menos que 30x30x16,5 cm.

placeholder
Lavadora resina ANYCUBIC
Compra a precio mínimo

No es mala idea contar con una lámpara o linterna ultravioleta para curar algunas partes. Tan solo ten en cuenta que hay que proteger los ojos con unas gafas que filtren ese tipo de radiación. Como nota final, no hagas como yo y te pongas a jugar a los CSI usando la linterna UV para encontrar suciedad invisible en tu casa. Puede que no vuelvas a dormir tranquilo nunca.

placeholder
Luz ultravioleta
Compra a precio mínimo
DESCUENTO 12%
PRECIO MÍNIMO

___________________

El Confidencial elabora estas reviews, comparativas y guías siguiendo un criterio estrictamente editorial. El equipo detrás de ¿Me Lo Compro? Tiene en cuenta tendencias, actualidad del sector, interés de la audiencia, así como criterios de calidad y precio para la elección de los productos y servicios que analiza. Las muestras han sido facilitadas por las compañías de manera temporal, sin ningún tipo de contrapartida, compromiso de publicación o beneficio de cualquier otra naturaleza. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de estos enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico. El sistema de afiliación y la publicidad programática son las únicas vías de monetización de la sección ¿Me Lo Compro?, además de las suscripciones al periódico que generan estos contenidos. En ningún caso se publican contenidos o análisis patrocinados.

Uno compra su primera impresora 3D pensando que le va a dar a un botón y van a surgir objetos extraordinarios como por arte de magia. Contra todo pronóstico, todo lo que salen son churros malagueños, marañas de filamento, y pequeñas abominaciones de plástico que parecen salidas de una película de John Carpenter. ¿Por qué esta impresión ha salido mal? ¿Por qué todas mis impresiones salen mal? ¿Por qué los expertos en impresión 3D de los foros me dicen que nivele la cama una y otra vez? ¿Qué carajos es la velocidad de retracción?

Tecnología
El redactor recomienda