Es noticia
Menú
Viaductos sin fallos en la nube: el plan de esta constructora española para ahorrar millones
  1. Tecnología
EL 'BOOM' DE LOS GEMELOS DIGITALES

Viaductos sin fallos en la nube: el plan de esta constructora española para ahorrar millones

Ferrovial está utilizando tecnologías de videojuegos como 'Minecraft' para crear clones virtuales de sus infraestructuras y así evitar costes y desplazamientos innecesarios. Tras años de pruebas, ahora han empezado a implantarlo en España

Foto: Una usuaria, en la sala del 'infraverso' de Ferrovial. (Cedida)
Una usuaria, en la sala del 'infraverso' de Ferrovial. (Cedida)

Un gemelo digital de una autopista o un viaducto real para saber en qué momento harán falta las tareas de mantenimiento. Una réplica virtual de un aeropuerto para conocer cómo se comportará el público ante un incendio. Incluso una obra que solo existe en internet para que los operarios reciban formación de seguridad como si estuvieran ahí. Ese es el plan de Ferrovial para poner patas arriba su modelo de construcción de infraestructuras con su particular metaverso o, como ellos lo llaman, infraverso. Y, de paso, para ahorrar millones en el camino.

"A principio ni le llamábamos metaverso", reconocen en la constructora, donde aseguran que no quieren "subirse al 'hype" que Mark Zuckerberg creó hace ya un año y que tiene un futuro incierto, en el mejor de los casos. En su caso, llevan años experimentando cómo dar de sí los entornos de trabajo tridimensionales. Así, su apuesta pasa porque la ingeniería no solo use imágenes en 3D, sino que las combine con tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad virtual o el 5G. Después de probarlo en Reino Unido, ahora el modelo se está implantando en España y Estados Unidos.

Foto: Uno de los operarios de la fábrica de BMW y Nvidia en el omniverso. (Nvidia)

Para este desarrollo, han sido clave las asociaciones con empresas del mundo de los videojuegos ya, que según han explicado, se trata de combinar estos espacios "con la operativa de infraestructuras reales de transporte y energía". Entre sus socios para esta aventura, han citado únicamente a Microsoft y al motor Unity —uno de los más potentes del mercado—, lo que les ha permitido usar la misma base con la que se crearon títulos como 'Call of Duty' o 'Minecraft'. En este último, una serie de cubos —asociados a distintas materias primas— permiten hacer tantas construcciones como se quiera. Es lo que ha hecho que un usuario haya usado estas herramientas para crear un ordenador dentro del propio videojuego. Por supuesto, lo ha usado jugar a Minecraft. Pero el plan de Ferrovial va mucho más allá.

Cómo 'adivinar' el futuro sin mover un ladrillo

"Queremos avanzar cómo va a ser el negocio en tres o cinco años", han comentado Rafael Fernández, director de Innovación de la multinacional, durante un encuentro con periodistas, antes de avanzar que ya están trabajando en más de una decena de proyectos de este tipo. "Tiene una utilidad directa en el día a día de los negocios de la compañía", ha enfatizado Fernández, que ha mencionado objetivos como la mejora del diseño y la experiencia de clientes y usuarios, el aumento de la eficiencia o la reducción del impacto medioambiental.

Los gemelos digitales son el entorno sobre el que orbita este infraverso. Se trata de simulaciones virtuales de todo tipo de construcciones, como un puente o las obras de una estación de metro. La idea es que sean útiles antes del lanzamiento, para tomar decisiones de diseño o construcción sin mover una hormigonera, pero también después, ya que "utilizan datos reales con el fin de mejorar la gestión de todo el ciclo de vida de la infraestructura".

Por ejemplo, a una carretera se le puede aplicar la intensidad del tráfico y el clima que tiene cada día para ver con mayor exactitud qué tipo de mantenimiento necesita, puesto que también se indican los materiales utilizados. De este modo, se conoce mejor su durabilidad o la reacción ante estos fenómenos.

placeholder Gemelo digital de la autopista North Tarrant Express. (Cedida)
Gemelo digital de la autopista North Tarrant Express. (Cedida)

"Son la base de múltiples casos de uso", inciden en Ferrovial sobre estos calcos virtuales. Otro de los usos prácticos que ha presentado la firma ha sido el del diseño de edificios con grandes aglomeraciones de personas para, con la ayuda de inteligencia artificial, prever patrones de comportamiento. Es lo que se conoce como 'behavioral economics' y les sirve para intentar adivinar si la disposición del mobiliario o la ubicación de cada habitáculo de la futura construcción va a funcionar tan bien como parece sobre el papel.

El uso de gafas de realidad virtual y aumentada es otro de los puntos clave para mejorar sus flujos de trabajo. En el primer caso, les sirven para realizar formaciones de seguridad laboral sin exponerse a ningún riesgo. De este modo, los operarios pueden visitar una obra y circular entre andamios para identificar qué se está haciendo mal, algo que aseguran que ya ha hecho un centenar de trabajadores de Ferrovial. En el segundo, el dispositivo, unas Microsoft HoloLens, sirve para que el profesional reciba indicaciones en remoto por parte de su supervisor, aunque esté en la otra punta del mundo. Así, este le puede dibujar indicaciones en su pantalla para que finiquite la instalación de unas farolas, mientras que el electricista las ve a través de la lente para ver de forma directa qué tiene que hacer.

Foto: Las nuevas Hololens 2 de Microsoft (Foto: Reuters)

Todos estos proyectos no se entienden sin lo que en Ferrovial denominan "entornos colaborativos inmersivos", unas habitaciones de unos ocho metros cuadrados en las que todas las paredes son pantallas táctiles proyectadas. La compañía ya ha puesto en marcha estos espacios en Madrid, Londres y Austin (Texas, EEUU), que permiten que varios equipos trabajen en remoto y en tiempo real con los modelos tridimensionales. Es, de nuevo, una forma de ahorrar en viajes y agilizar los procesos, pero también de hacer una presentación mucho más atractiva para los clientes.

Ni los primeros... ni los últimos

Los espacios virtuales que simulan ser infraestructuras reales son una tendencia cada vez más habitual. A principios de este año, Hyundai anunciaba un acuerdo con Unity para construir una fábrica digital —comenzará a funcionar para finales de 2022—, de modo que les sirva para probar cómo funcionan sus innovaciones antes de implementarlas de forma física o, también, predecir consecuencias de su funcionamiento. Meses antes, BMW ya había firmado con Nvidia para hacer un proyecto parecido, aunque esta vez calcando una factoría ya existente, incluyendo maquinaria, robótica y a los propios empleados en el modelo.

Foto: Foto: Getty Images/Mike Coppola.

En España, uno de los casos más sonados ha sido el del gemelo digital del Camp Nou, que aún no ha visto la luz, pero lleva en desarrollo desde 2019. En este caso, es un proyecto en el que colaboran el Centro de Supercomputación Nacional y el propio FC Barcelona, dentro del programa IoTwints, financiado por la Comisión Europea. Su objetivo, según han explicado, es conseguir prever la movilidad de los aficionados en el estadio, tanto para evitar grandes aglomeraciones, aumentar la seguridad y, lo más importante para el club, que los seguidores gasten más dentro del recinto.

También está el caso de la 'startup' española RatedPower, aunque su modelo es algo distinto, ya que trabajan en planos bidimensionales. Su producto estrella es un 'software' para diseñar plantas fotovoltaicas, una tarea que hoy es más rudimentaria de lo que muchos pueden pensar. "Todo esto se sigue haciendo con Excel, no hay manera de valorar de forma sencilla y ágil qué pasa con los costes o la eficiencia energética si empleas un tipo u otro de panel solar, o una configuración u otra", explicaban recientemente a Teknautas. Es la idea que les ha valido una cartera de clientes del nivel de Iberdrola, Naturgy, Endesa, Acciona o Grupo ACS, pero también algo que da pistas del futuro de este negocio: acaba de ser comprada por la estadounidense Enverus por, al menos, 60 millones de euros.

Un gemelo digital de una autopista o un viaducto real para saber en qué momento harán falta las tareas de mantenimiento. Una réplica virtual de un aeropuerto para conocer cómo se comportará el público ante un incendio. Incluso una obra que solo existe en internet para que los operarios reciban formación de seguridad como si estuvieran ahí. Ese es el plan de Ferrovial para poner patas arriba su modelo de construcción de infraestructuras con su particular metaverso o, como ellos lo llaman, infraverso. Y, de paso, para ahorrar millones en el camino.

Ferrovial Realidad virtual Inteligencia Artificial Microsoft Mark Zuckerberg
El redactor recomienda