Es noticia
Menú
El paraíso de los autónomos al que huyen los españoles... porque no hay autónomos
  1. Tecnología
Freelance, in memoriam

El paraíso de los autónomos al que huyen los españoles... porque no hay autónomos

En Estonia, la figura de los autónomos ha desaparecido y todos crean su empresa por el sistema que permite crear y gestionar la compañía desde cualquier parte del mundo

Foto: Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Neftali Peral dice que se ha "estonionizado" desde que abrió su empresa en Estonia en 2009. Vive en Tallin, la capital, desde ese año, y es el fundador de Hispaania Maja, una academia de español, librería y tienda gourmet con productos españoles. Con "estonionizarse", Peral se refiere a que se ha acostumbrado a un tipo de vida en la que la gente no se queja tanto como, afirma, hacemos en España en medio de una crisis energética y una inflación rampante. También se ha acostumbrado a no tener que ir a un notario, a una gestoría o a un banco para arreglar el papeleo de su empresa. De hecho, no tiene papeleo.

Antes de abrir su negocio en el país báltico, Peral no era autónomo ni tenía una empresa en España. "Me da pavor crear una empresa en España: que si la burocracia (el permiso del ayuntamiento, de la comunidad autónoma, del estado), los gastos tanto de cuotas como de impuestos, y también los gastos iniciales de la empresa hasta que pueda empezar a andar", explica Peral a El Confidencial. En Estonia, en cambio, se puede crear una empresa por internet en pocos minutos. Solo hace falta completar unos formularios, crear el nombre de la empresa, dar ciertos datos, pagar la cuota y los 2.500 euros de fondo de la empresa.

Foto: El emprendedor Fernando Cabello se plantea abrir su próxima 'startup' en Estonia

El empresario describe el funcionamiento de e-Residency, un sistema establecido en 2014 que permite el acceso de las personas no estonias a los servicios generales del país, como abrir una empresa, gestionarla y manejar las cuentas. A través de este sistema, personas como Peral pueden dar de baja a sus trabajadores por enfermedad o pagar los impuestos. "El 90% de las operaciones relacionadas con el Gobierno, el banco, los pagos de facturas a otras empresas, etc. se hace por internet", detalla.

El sistema estonio forma parte de la estrategia del que está considerado como el país más digitalizado del mundo. En medio del proceso para abrir una empresa en Estonia está Miguel Piñas e Ignacio Nieto Carvajal, fundadores de Companio, una firma que da soporte a las personas que quieran abrir su negocio en España y busquen ayuda en temas como contabilidad, dirección legal o impuestos.

La (mala) imagen de los autónomos

Para hacernos una idea de cómo funciona el sistema para los autónomos, no deberíamos comparar el sistema de Estonia y España, sino poner frente a frente el proceso para abrir una empresa en los dos países. "Porque en Estonia ya no existe el concepto de autónomos, todo el mundo es una empresa. Hay una figura legal, pero es muy antigua y casi nadie la utiliza. Como persona individual das de alta una empresa y es el equivalente a tener una Sociedad Limitada en España con todas las ventajas que eso tiene", detalla Miguel Piñas en entrevista con este periódico.

Su socio reconoce que la imagen de autónomo en España no es siempre buena, a pesar de que algunas medidas destinadas a favorecer el trabajo freelance. "Trabajas muchas horas y muchas empresas abusan de ti. Estás en una situación de desequilibrio con ellas. Pero si tienes una empresa, que puede o no tener trabajadores, estás en los mismos términos que ellas", detalla. En España, además, ser autónomo supone una desventaja competitiva por la cuota que los trabajadores autónomos tienen que pagar cada mes. "En cambio, si yo soy una persona que empieza en Estonia con una empresa de marketing online, por ejemplo, tengo 300 euros más al mes para gastar en mi negocio", continúa Nieto Carvajal.

Foto: El fundador de Taxify, Marcus Villig. (EC)

En este país báltico, se paga el 20% del IVA solamente en el momento en el que empiezas a facturar. Por otro lado, las actividades, como las conocemos en el sistema autónomo en España, no existen. "Algunos clientes preguntan en qué otra actividad se tienen que dar de alta si hacen más de una y les digo que eso aquí da igual, pueden hacer todo lo que quieran. Cuando les cuento eso les estalla la cabeza", bromea Miguel Piñas. En el momento de abrir una empresa, el Gobierno sí pide saber cuál va a ser la principal actividad, pero solamente por cuestiones de estadística y no influye en el posterior pago de los impuestos.

Ignacio Nieto Carvajal afirma que cuanto más se dificulta un sistema, peor se ponen las cosas para los emprendedores y autónomos. "Si un chico quiere ofrecer sus servicios como programador, por ejemplo, y tiene que empezar con todas las barreras, como ir a la oficina, a la ventanilla única, más el notario, se plantea qué otra cosa puedes hacer". Los datos confirman su teoría. Los españoles encabezan la lista de crecimiento del número de aplicaciones en e-Residency en el mundo, según datos del Gobierno estonio facilitados a El Confidencial. En septiembre de 2022, un total de 3.816 e-residentes son españoles. El año pasado, 799 ciudadanos españoles se dieron de alta en este sistema y, por otro lado, cada mes se han unido 90 más desde marzo hasta ahora.

Miguel e Ignacio reconocen que no hay cifras, pero su experiencia en Companio les confirma que cada vez que en España se han aprobado medidas que hacen la vida de los autónomos más difícil, han notado un subidón de las empresas españolas que apuestan por Estonia. "Veíamos que muchas se creaban a las 2 o 3 de la mañana, nos imaginábamos al autónomo agobiado sin poder dormir y preguntándose qué hacer", explica Piñas.

Tener una empresa en Estonia... sin pisar Estonia

Las dificultades para los autónomos se unen, además, a una pandemia que ha hecho que mucha gente experimente el teletrabajo y se dé cuenta de que puede organizar un negocio online o trabajar desde casi cualquier parte del mundo. Además, en un mercado laboral cada vez más globalizado, sistemas como el estonio facilitan la burocracia para muchas empresas.

placeholder Miguel Piñas e Ignacio Nieto Carvajal. (Cedida)
Miguel Piñas e Ignacio Nieto Carvajal. (Cedida)

Y todo sin tener que pisar Estonia ni una sola vez si los emprendedores o empresarios no quieren hacerlo. "Cerca del 95% de nuestros clientes no ha pisado Estonia. La única razón para hacerlo es el turismo. Es la gracia del sistema", aclara Ignacio. Sin embargo, Nieto Carvajal y Miguel Piñas quieren dejar claro que las personas que apuestan por este país báltico no lo hacen con una intención de evadir impuestos o de tributar en un paraíso fiscal. "Es gente que quiere un sistema sencillo para un negocio internacional online", matizan.

Foto: Javier Suárez, cofundador del 'unicornio' español Travelperk y ahora de la 'startup' Oliva Health. (Cedida)

Neftali Peral conoce muy de cerca las dos realidades a la hora de crear una empresa. En el caso de España, no tiene pelos en la lengua: "Hay una especie de status quo en España donde los grandes empresarios tienen dominado el mercado y la gente de a pie no puede con su iniciativa, esfuerzo y creatividad montar algo diferente y, además, ayudar a la creación de empleo. Siempre se debate mucho, eternamente, pero nadie le da ninguna solución en España. Al parecer ni hay interés en que la gente pueda crear su propia empresa".

La digitalización de todo el proceso en Estonio tiene la ventaja de que los miembros de e-Residency no sufren las consecuencias de una inflación que, en el caso de Estonia, llega al 25%. Siempre y cuando no vivan en el país, su empresa no sentirá el golpe. Peral, sin embargo, es uno más dentro de los estonios afectados por el aumento de los precios.

"En agosto tuvimos un día que el KWh de luz era de 4.000 euros, lo que hizo que los hogares desconectaran directamente los electrodomésticos"

"Todo está subiendo tan rápidamente que estamos llegando a los niveles de Finlandia. En agosto tuvimos un día que el KWh de luz era de 4.000 euros, lo que hizo que los hogares desconectaran directamente los electrodomésticos durante todo el día. En España nos alarmamos cuando subió a los 400EUR/KWh", explica. En Hispaania Maja, el negocio de Neftali en la capital estonia, han subido los precios de ciertos productos de alimentación y gourmet que importan desde España debido tanto al aumento de los gastos de transporte como también a la producción de los mismos productos. Además, ha subido el sueldo del personal a su cargo.

Ignacio Nieto Carvajal y Miguel Piñas tienen una oficina física en Tallin con 10 trabajadores y también han notado las consecuencias de una subida de los precios generalizada que afecta especialmente a los precios de la energía. Su compañía física está aquí, pero ellos viven temporalmente en Portugal. Antes, en muchas otras ciudades. Para gestionar su empresa necesitan solamente un móvil o un ordenador. Dónde estén, da lo mismo.

Neftali Peral dice que se ha "estonionizado" desde que abrió su empresa en Estonia en 2009. Vive en Tallin, la capital, desde ese año, y es el fundador de Hispaania Maja, una academia de español, librería y tienda gourmet con productos españoles. Con "estonionizarse", Peral se refiere a que se ha acostumbrado a un tipo de vida en la que la gente no se queja tanto como, afirma, hacemos en España en medio de una crisis energética y una inflación rampante. También se ha acostumbrado a no tener que ir a un notario, a una gestoría o a un banco para arreglar el papeleo de su empresa. De hecho, no tiene papeleo.

Estonia Inflación Burocracia
El redactor recomienda