Es noticia
Menú
Netflix tiene un plan para que su tarifa con anuncios no arrase con todo (y quizá no te guste)
  1. Tecnología
UN NUEVO GANCHO 'LOW COST'

Netflix tiene un plan para que su tarifa con anuncios no arrase con todo (y quizá no te guste)

La compañía pretende poner en marcha a principios del próximo año su nueva suscripción 'low cost' para cortar la sangría de bajas y, de paso, impulsar el crecimiento

Foto: Reuters/Dado Ruvic.
Reuters/Dado Ruvic.

Que Netflix no está en su mejor momento en lo que se refiere al número de suscriptores (en ingresos y beneficios sigue creciendo) es algo de sobra conocido a estas alturas de año. En lo que llevamos de curso han sido prácticamente un millón de usuarios los que han abandonado la plataforma de 'streaming'. La multinacional norteamericana ha preparado varias vendas para frenar una sangría que durante muchas semanas se temió que iba a ser mucho más grave. Uno de estos remedios fue dividir en dos entregas el estreno de 'Stranger Things 4', con el fin de reducir las ganas de muchos de darse de baja antes de tiempo. También ha desvelado sus planes para crear una nueva tarifa barata con anuncios, que puede ser un potente reclamo en tiempos de incertidumbre económica en los que el común de los mortales mira con lupa hasta el último euro que se gasta.

Foto: Foto: Reuters/Dado Ruvic.

Este plan empezará a ponerse en marcha el próximo año. Aunque no se conocen muchos detalles, se sabe que el socio para montar la infraestructura tecnológica que mantenga esta maquinaria publicitaria será Microsoft, con quien ya colaboró en el pasado para otros menesteres. Gracias a una filtración, se ha empezado a conocer cómo pretende la plataforma que este nuevo plan barato no se traduzca en que muchas personas, incluso los que más llevan dados de alta, opten por cancelar sus actuales planes y opten por la cuota de entrada, a pesar de los anuncios.

placeholder Reuters/D. Ruvic.
Reuters/D. Ruvic.

Una información de Bloomberg destaca que en el código oculto de la plataforma se han encontrado varias referencias que dan a entender que la descarga de capítulos y películas no estará permitido para los que opten por esta cuota. "Descargas disponibles en todos los planes, excepto Netflix con anuncios". Ese es el texto que ha encontrado un desarrollador y del que se ha hecho eco la agencia de noticias. El programador también ha descubierto otras referencias que dejan ver que la publicidad no se podrá saltar y que los controles de reproducción quedarán desactivados durante estas pausas.

Esto no es algo nuevo. HBO Max, por ejemplo, también impide las descargas en los planes más baratos en algunos países, aunque no es el caso de España. Es una función demanda por bastantes usuarios, ya que permite descargar películas y series para verlas cuando no dispongamos de wifi y así no tener que consumir datos o directamente cuando no tengamos internet como en un avión.

¿Subida de precios?

Lo que todavía queda por resolver es el precio de este plan barato. Es lógico pensar que solo se permitirá reproducir una pantalla y en calidad 480p, como la tarifa más básica que tiene actualmente. Una cosa que también parece clara es que habrá contenido restringido en los planes más baratos.

Habrá que ver si finalmente la irrupción de esta tarifa acaba produciendo una subida de precios, como ha ocurrido en el caso de Disney +, que lanzará algo similar en diciembre en EEUU. Disney+ Basic costará 7,99 dólares al mes. Ese coste es lo que se paga a día de hoy en el país por la suscripción normal, que se encarecerá casi un 40% y pasará a costar casi 11 dólares al mes.

Foto: Foto: Dado Ruvic/Reuters.

Todos estos movimientos llegan en un momento en el que Walt Disney Company se ha convertido silenciosamente en la empresa con la mayor parroquia de abonados al 'streaming', al contar con un total de 221,1 millones de suscriptores, una cifra que, por primera vez, se sitúa por encima de Netflix, que en su último trimestre fiscal perdió casi un millón y se quedó con 220,6 millones dados de alta en su servicio. Sin embargo, esta 'corona' tiene truco. La compañía de Reed Hastings, creadora de fenómenos como 'Stranger Things', sigue siendo la reina de las OTT, porque Disney es propietaria de tres plataformas diferentes. Además de Disney+, que cuenta con 152,1 millones; es la propietaria de ESPN+, que maneja 22,8 millones de abonados; así como Hulu, 46,2 millones y solo disponible en Japón y EEUU.

Que Netflix no está en su mejor momento en lo que se refiere al número de suscriptores (en ingresos y beneficios sigue creciendo) es algo de sobra conocido a estas alturas de año. En lo que llevamos de curso han sido prácticamente un millón de usuarios los que han abandonado la plataforma de 'streaming'. La multinacional norteamericana ha preparado varias vendas para frenar una sangría que durante muchas semanas se temió que iba a ser mucho más grave. Uno de estos remedios fue dividir en dos entregas el estreno de 'Stranger Things 4', con el fin de reducir las ganas de muchos de darse de baja antes de tiempo. También ha desvelado sus planes para crear una nueva tarifa barata con anuncios, que puede ser un potente reclamo en tiempos de incertidumbre económica en los que el común de los mortales mira con lupa hasta el último euro que se gasta.

Streaming