Es noticia
Menú
El cabreo de los profesores de Informática con el Gobierno: "Nos están discriminando"
  1. Tecnología
DENUNCIAN UN "ATROPELLO"

El cabreo de los profesores de Informática con el Gobierno: "Nos están discriminando"

El Gobierno ha anunciado un plan para incorporar la programación informática en la educación preuniversitaria. Es algo que ha enfadado a los profesores de esta disciplina, que denuncian que el nuevo borrador de la LOMLOE les discrimina

Foto: Foto: Getty/Sean Gallup.
Foto: Getty/Sean Gallup.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Vamos a dar un impulso nuevo al sistema educativo de nuestro país con la incorporación del aprendizaje de un nuevo idioma, el idioma del presente y el futuro, que es la programación". Esta frase la pronunció el propio Pedro Sánchez el pasado miércoles durante el debate sobre el estado de la nación. Nada sorprendente, porque la idea encaja con esa corriente que ha cobrado fuerza en los últimos años y que apuesta por ampliar el peso de materias técnicas relacionadas con la conocida como formación STEM (acrónimo de 'Science, Technology, Engineering and Mathematics') en el currículo escolar. Pero, contra todo pronóstico, esta declaración de intenciones del presidente del Gobierno ha dejado anonadados y muy cabreados a cientos de profesores de Informática, que ven con incredulidad estos últimos movimientos.

Este tremendo enfado, en realidad, lleva tiempo cociéndose lentamente en un discreto plano, pero ha sido la publicación del último borrador para reformar ley de educación, la LOMLOE, la que ha terminado con la paciencia de estos docentes. Según este texto, en toda la ESO y Bachillerato solo habrá una asignatura para estos profesores. Esta sería Digitalización, una optativa de cuarto de Secundaria que, en cualquier caso, no impartirán en exclusiva, ya que también pueden dar clase aquellos preparados para enseñar Tecnología. "Nos están discriminando", denuncian.

Foto:  Un niño consulta una tablet. (EFE/Elías L. Benarroch)

"Son los únicos que no tienen una asignatura propia, cosa que sí ocurre en Matemáticas o Inglés, y la única que tienen la comparten con otros. Es una situación discriminatoria", lamenta José García Fanjul, secretario del Consejo General de Colegios Profesionales de Ingeniería Informática, donde tachan la propuesta de "atropello" y avisan de que están dispuestos a, si es necesario, iniciar una batalla legal. "Antes había cierto protagonismo de materias donde se daba programación, pero con el cambio de ley está en peligro"

El anuncio de Sánchez tampoco ha servido para calmar las aguas. Una de las propuestas incluidas en el bautizado 'Programa Código Escuela 4.0', que contará con 356 millones de financiación en dos años, es contratar a una serie de auxiliares para que apoyen la labor de los profesores en esta materia. "¿Cómo van a contratar ayudantes sin poner una asignatura específica? Es como si no tienen clase de alemán, pero contratas a gente para que les ayude a aprender Conocimiento del Medio en alemán", ejemplifica García Fanjul antes de preguntarse "de dónde va a salir" este personal, pues "ya existe un cuerpo de docentes de Informática".

"Han fulminado la informática de Bachiller"

Tal y como indica el boceto presentado por el Ministerio de Educación, los profesores de Tecnología podrían impartir, además de Digitalización, otras tres asignaturas. Durante la ESO, serían Tecnología y Digitalización y Tecnología. En Bachillerato vendría el turno de Tecnología e Ingeniería. "Antes existía Tecnología de la Información y la Comunicación, cuyo nombre no hace referencia al contenido, pero ahora nos hemos dado cuenta de que han fulminado la informática de Bachillerato", comenta por su parte Ezequiel Jerez, de la Asociación Andaluza de Profesores de Informática (APRI). "Ahora han metido Tecnología e Ingeniería, donde no podemos dar clase".

Una de las principales críticas es que en el temario para las oposiciones para enseñar Tecnología solo uno de los 71 apartados tiene relación con la informática y, apuntan, es demasiado general. En cambio, Informática centra todos sus contenidos en esta disciplina. "Un profesor de Tecnología puede ser un farmacéutico, un geólogo o un ingeniero de caminos. No tiene sentido que alguien con ese perfil explique inteligencia artificial y no un docente preparado para ello", comenta.

placeholder Una competición de programadores. (Unsplash)
Una competición de programadores. (Unsplash)

Según cuenta Jerez, en un inicio no existía el bloque de programación de la asignatura Tecnología e Ingeniería, llamado Sistemas Informáticos. Después, se incluyó tras una reunión con los docentes afectados. En él, aparecen ahora cuestiones como la escritura de código, el funcionamiento de un ordenador o el diseño de un algoritmo, pero la sorpresa fue que a ellos no les dejaban dar clase. "Cuando le pregunto a un padre si quiere que a su hijo le dé Matemáticas un matemático o un geógrafo, tiene clara la respuesta. No pasa lo mismo con Informática", enfatiza.

No obstante, no quieren que su queja, dirigida al ministerio, pueda cobrar tintes de guerra contra sus compañeros. "Les tengo el mismo respeto que a cualquier otro, y hay que insistir en que esto no es culpa de ellos, que no tienen por qué saber de nuestra especialidad", comenta Jerez, mientras que desde el Consejo de Colegios de Ingenieros Informáticos enfatizan que "hay profesores de Tecnología que son excelentes dando clase de Informática, pero es porque ellos han querido formarse por su cuenta, porque la oposición que hicieron no tiene nada que ver".

Una tensión provocada por Bolonia

En Comisiones Obreras, sindicato mayoritario en Educación, engloban lo ocurrido dentro de la falta de adecuación entre los temarios de la educación secundaria y universitaria. "La gran cantidad de divisiones y especializaciones que ha habido en la universidad desde el Plan Bolonia no se ha podido trasladar de manera directa a las etapas previas", explica Alonso Gutiérrez Morillo, responsable del gabinete de estudios de Política Educativa y representante de este sindicato en la permanente del Consejo Escolar del Estado. "Con el nuevo borrador, tenemos las mismas especialidades docentes y más materias. Hay que unir esos mundos paralelos".

placeholder Alumnos en la prueba de la EBAU en la Universidad de La Rioja (Logroño). (EFE/Abel Alonso)
Alumnos en la prueba de la EBAU en la Universidad de La Rioja (Logroño). (EFE/Abel Alonso)

Así, pone como ejemplos que existan carreras de Geografía, Historia e Historia del Arte, que se aúnan durante el paso por el instituto. "Entre ellas puede haber un nexo, pero también puede no haberlo. Esa falta de correlato genera tensión", incide antes de reconocer que "es difícil hacer equivalencias entre esos niveles". De cualquier modo, Gutiérrez Morillo destaca que, "si apruebas la oposición, estás perfectamente acreditado para impartir esas materias, porque lo que acredita es el examen, no la titulación previa". "El currículo es un molde que interpreta el profesorado y lo adapta al alumnado, haciendo hincapié en unas partes u otras", recuerda.

Sea como sea, cabe destacar que la situación final depende de cada comunidad autónoma, aunque desde Madrid se siente un marco de actuación. Eso hace que las situaciones sean muy diversas, con regiones que sí han hecho más hueco a estas disciplinas. "Cuando esto ocurre, es porque nosotros mismos nos encargamos de presionar", dice Jerez, que es docente en Andalucía, e incide en que esto "es independiente del signo político, porque aquí en Andalucía está el PP y en el Gobierno central el PSOE". "Yo soy asturiano y aquí hay poco profesorado de Informática. La mayoría dan clase en Formación Profesional porque no hay asignaturas obligatorias en la ESO y Bachiller, así que en la mayor parte de sitios la dan los docentes de Tecnología", cuenta García Fanjul por su parte.

Ser usuarios de los que otros crean

En Comisiones Obreras también destacan que se genera "una tensión entre las horas que se dan". "Todos los colectivos se quejan de que les quitan presencia y quieren más tiempo de docencia", comenta Gutiérrez Morillo que, eso sí, subraya que "está de acuerdo en que Tecnología y Digitalización es una asignatura que podrían impartir con preferencia". "Los temarios se tienen que adecuar mejor a las necesidades de las nuevas materias del sistema educativo, porque ya no es una enseñanza tan académica que consiste en vomitar conocimientos memorísticos, sino que está más basada en competencias".

Foto: Una persona programando desde su ordenador. (Getty Images/Matic Zorman)

En el Consejo de Colegio de Ingenieros Informáticos también les preocupa que el enfoque del Ministerio de Educación sea "ver la informática como las competencias digitales, que es la utilización de herramientas a nivel de usuario". "Una cosa es manejar Word y otra es conocer la disciplina. Estamos formando ciudadanos para ser usuarios de las tecnologías que otros crean en el extranjero", denuncia su secretario, a lo que añade que "la formación práctica apenas está y, cuando lo hace, solo es en optativas".

La situación es distinta a lo que hay en otros países europeos. Según el informe Eurydice, elaborado por la Comisión Europea, en 2019 ya había 11 estados en los que había una asignatura específica y obligatoria de informática en la etapa primaria, algo que no existe en España. "En el grado de Magisterio no se estudia didáctica de la informática, pero sí de otras materias. Lo más parecido son Tecnologías de la Información y Comunicación, que es, de nuevo, preparar para ser usuarios", lamentan desde el CCII, que dejan caer que "en España hay una demanda muy importante de talento en este ámbito, pero sale la LOMLOE y no aparece".

"Vamos a dar un impulso nuevo al sistema educativo de nuestro país con la incorporación del aprendizaje de un nuevo idioma, el idioma del presente y el futuro, que es la programación". Esta frase la pronunció el propio Pedro Sánchez el pasado miércoles durante el debate sobre el estado de la nación. Nada sorprendente, porque la idea encaja con esa corriente que ha cobrado fuerza en los últimos años y que apuesta por ampliar el peso de materias técnicas relacionadas con la conocida como formación STEM (acrónimo de 'Science, Technology, Engineering and Mathematics') en el currículo escolar. Pero, contra todo pronóstico, esta declaración de intenciones del presidente del Gobierno ha dejado anonadados y muy cabreados a cientos de profesores de Informática, que ven con incredulidad estos últimos movimientos.

Educación Sistema educativo
El redactor recomienda