Es noticia
Menú
El truco de las casas de apuestas 'online' para saltarse la ley y expulsar a los que más ganan
  1. Tecnología
¿PROHIBIDO GANAR?

El truco de las casas de apuestas 'online' para saltarse la ley y expulsar a los que más ganan

La justicia lleva años dando la razón a los usuarios que ven limitadas sus cuentas tras conseguir beneficios, pero las empresas han encontrado un truco para salirse con la suya

Foto: Casas de apuestas deportiva. (Reuters)
Casas de apuestas deportiva. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Si empiezas a ganar, te cierran la cuenta". Es difícil sintetizar de forma más concreta que Sergio lo que está ocurriendo con las apuestas deportivas 'online'. Él, que pide un pseudónimo para aparecer en este artículo, es un jugador que estudia cada movimiento antes de soltar el dinero, así que le iba bastante bien para ganarse un extra. A quien no le gustaba tanto era a Bet365 ni a ninguna otra empresa de este negocio, que llevan años intentando deshacerse de los usuarios que obtienen beneficios. Al principio limitaban las ganancias y, en algunos casos, les expulsaban de la plataforma. Tras una cascada de sentencias judiciales que consideraban que sus cláusulas eran "abusivas", ahora han buscado un resquicio legal para seguir bloqueando a estos apostadores. Cientos de personas de toda España están inmersas en una batalla legal que puede durar años.

Sergio ha visto el proceso desde la primera fila. "Estaban perdiendo casi todas las demandas, así que decidieron hacer un cambio en los términos y condiciones", relata. La primera en modificar sus normas fue Bet365, que es la más grande y, también, la más señalada por los afectados, pero no la única. La firma se agarró al artículo 85.4 de la ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios, que establece que las partes pueden finiquitar la relación contractual cuando quiera. "Eso lo introdujeron después de la demanda que pusimos. Habíamos llegado a un acuerdo para que nos deslimitaran. La sorpresa fue que a las semanas nos cerraron las cuentas. Fue un acuerdo a mala fe porque sabían que no iba a tener efecto", lamenta este jugador.

Foto: (Foto: Unsplash)

Aquello ocurrió hace año y medio y, en este tiempo, el resto de casas de apuestas 'online' han seguido un procedimiento muy similar, tal y como se puede ver en las webs de William Hill, Betfair, Sportium, Bwin, Betway, Mondobets o Tonybets. "Después de que nos la jugaran, nadie quiso llegar a un acuerdo, porque la mayoría de sentencias estaban siendo favorables a los apostadores". Es lo que ha hecho que ahora haya una nueva avalancha de demandas contra estas empresas, que avisan con una semana o dos de antelación antes de eliminar la cuenta. Ya ha habido algunos fallos y, aunque algunos jueces han defendido que es solo otra forma de limitar a los ganadores, otros sí han dado la razón a empresas. Eso sí, por ahora, estos casos no han llegado al Tribunal Supremo, pero solo es cuestión de tiempo.

La patronal niega la mayor

"Ha sido catastrófico para las casas de apuestas, porque se ha producido un efecto llamado: los usuarios que ganaban animaban al resto a demandar", apunta la abogada Nieves Gómez Martínez, del despacho Gómez Villegas, que lleva años trabajando este tipo de casos y, comenta en conversación con este periódico, ha ganado "la práctica totalidad". "La resolución unilateral se debe llevar a cabo sin que exista mala fe, y aquí entendemos que sí existe, porque cuando les empezaron a condenar decidieron agarrarse a otra justificación", defiende esta letrada, que ya lleva decenas de demandas contra estas nuevas modificaciones, que también considera abusivas. "Están haciendo lo mismo, pero de otra forma. No paran de buscar fórmulas para intentar bloquear a jugadores ganadores".

Bet365 no ha respondido a la llamada de este periódico, pero sí JDigital, la patronal que agrupa a las casas de apuestas 'online' que operan en España. Allí niegan la mayor. "Las ganancias nunca son un motivo que impulse a tomar esta decisión", dicen en su respuesta a Teknautas, haciendo hincapié en que "ningún operador tiene interés alguno en suspender o limitar las ganancias". Así, aseguran que solo cierran cuentas cuando "hay indicios, que se estudian y analizan con detenimiento, de que dicho jugador puede estar incurriendo en prácticas irregulares".

placeholder Foto: Reuters/Carl Recine.
Foto: Reuters/Carl Recine.

"Si realizas una actividad ilícita o fraudulenta, tienes que bloquear, pero aquí lo están haciendo para todos los usuarios", comenta Gómez Martínez al respecto, y recalca que lo que pretenden es "el cumplimiento del contrato y la no discriminación de quienes ganan". Es lo mismo que argumenta Eduardo Andrés Guzmán, letrado en Pineda Abogados, que ya lleva casi un centenar de casos de limitaciones y bloqueos a sus espaldas en el último lustro. "Las empresas dicen que no pueden obligar a tener un contrato de por vida, cuando muchas veces tumban cuentas a los 15 días de crearse", indica ante lo que considera una falacia: "Como cualquier operador, tiene una licencia con un plazo determinado. En el momento en el que no tengan licencia, todos se resolverán".

Sobre este punto, el abogado recuerda que las limitaciones y bloqueos incumplen el Código Civil y distintas leyes, según las propias sentencias. Además de la mencionada de consumidores y usuarios, también la de Condiciones Generales de Contratación y la del Juego, incluyendo aquí el real decreto que aprobó las normas básicas de las apuestas deportivas de contrapartida. "Solo aluden a leyes que no son de juego, pero nosotros queremos que se cumplan las leyes del juego", apunta este abogado, que ha ganado ya 11 juicios de estas nuevas sentencias, aunque todas están recurridas.

En 2019, la Dirección General de la Ordenación del Juego (DGOJ) publicó unas recomendaciones para que los términos y condiciones de estas empresas fueran acordes a la ley. Contactados por este periódico, en el Ministerio de Consumo prefieren no mojarse. "La DGOJ tiene unas orientaciones generales para los contratos de juego para salvaguardar los derechos de los participantes", responden, enfatizando también que "lo que hay entre los operadores y los jugadores es un contrato mercantil". En cambio, otros reguladores europeos sí han tomado cartas en el asunto. Es el caso de Francia, donde la Autoridad Nacional del Juego se ha pronunciado claramente en contra de este tipo de prácticas, exigiendo que los operadores prueben que se ha hecho un uso fraudulento.

"Con 500 euros basta para que te echen"

"No pienses que hay que hacerse rico para que te bloqueen", aclara Sergio, el jugador que hablaba al inicio de este reportaje. "Con ganar 500 euros en una semana puede valer para que te manden un correo diciendo que te eliminan la cuenta sin ni siquiera darte explicaciones. Alguna dice que no entras en su perfil de usuario objetivo, pero la mayoría dice que lo hacen porque la ley lo permite. Antes limitaban y luego cerraban. Ahora directamente cierran", lamenta.

Alberto, otro apostador que ha hablado de forma anónima con este periódico, expone una experiencia muy similar. "Yo empecé a apostar de forma casual, pero empecé a hacer seguimiento y a ganar cierto dinero. Cuando tenía 1.500 euros acumulados en mi cuenta de Bet365, empecé a tener limitaciones y solo podía apostar unos céntimos", continúa antes de recalcar que es un apostador meramente recreativo y que tiene su trabajo aparte. "Es una forma de ganarme un extra, no una actividad profesional, pero con una ganancia mínima o unos patrones de apostar siempre a mercados a la baja, enseguida eres limitado". Él también ganó la demanda de la limitación, pero la alegría duró lo justo, ya que no tardó en recibir un aviso: en una semana, no podría volver a apostar en la plataforma. Ahora ha iniciado un nuevo proceso de demanda. "Siento frustración. Tengo una sentencia favorable y se la han saltado a la torera, pero confiamos en el nuevo proceso, porque sabemos que no utilizamos ningún método fraudulento", lamenta. Alberto.

Foto: Casa de apuestas. (Reuters)

Guzmán, que también es el abogado de Alberto, comenta que "la mayoría de gente empieza apostando al tuntún y lo normal es que tarden en ganar dinero". Es ahí cuando suelen aparecer los problemas, aunque este letrado matiza que no puede esclarecer que "sea por ser ganador, porque no lo sé, lo sabe el operador de juego y no lo dice". "Es como si dices que hay un asesino que mató a todos con zapatillas rojas: no sé por qué será, pero estoy viendo que todos las tenían", ejemplifica.

Uno de los casos fraudulentos más habituales es aprovechar las cuotas de lo que se conoce como mercados pocos líquidos; es decir, eventos deportivos que pueden tener poco interés en España y donde casi nadie apuesta, pero donde a veces se ofrecen cuotas más o menos suculentas, por lo que algunos actores entran ahí para aprovecharlas. "Alguna casa nos ha dicho que si apuestas a un partido y luego baja la cuota, ya consideran que eres peligroso. Es un absurdo, porque la fijan ellos. No es que estés haciendo trampas, ni hayas amañado el partido, ni tengas información privilegiada, sino que has tenido suerte", expresa Guzmán, que pone un ejemplo de lo más cristalino: "Un perito nos dijo que cómo sabíamos que se jugaba un partido de tenis en Venezuela para apostar, pero era una información que estaba en la prensa deportiva y que el operador ofrecía. Nuestro cliente simplemente lo vio. Si le parecía raro, que no lo hubieran sacado. Los jugadores no tienen capacidad para negociar, solo de aceptar o no su oferta".

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Por su parte, la abogada Gómez considera que aquí "una cuestión hipersensible, porque puede tocar temas que van desde la ludopatía al blanqueo de capitales, y tienen que tener potestad para entrar ahí". El problema, continúa, es que "en los juicios ellos no nos prueban nada, ni siquiera un informe pericial o testifical de un trabajador, porque no lo tienen". "No sabemos por qué una persona que gana 400 euros puede suponer un problema para una empresa como Bet365", remacha. En ocasiones, ni siquiera se bloquea a los ganadores. "He visto casos de personas que apenas ganan, pero son bloqueadas por estar en un grupo de Telegram que recomienda apuestas, porque tienen todo monitorizado", dice.

¿Quién gana y quién pierde?

Entre los usuarios afectados también hay una crítica recurrente que no se les habrá pasado a muchos lectores que han llegado hasta aquí. "Podrían limitar al que pierde mucho y a quienes claramente tienen un juego problemático, pero a ellos no les cierran", critica Sergio, algo en lo que Alberto le da la razón: "Están dejando perder todo el dinero a alguna gente, pero a mí ni siquiera me permiten apostar en algunos partidos".

Foto:

El Informe del Jugador Online, elaborado por la propia DGOJ, ofrece algunos datos clave para entender este mercado, aunque no se actualiza desde 2020. En España, el perfil más habitual es el usuario que pierde entre 0 y 100 euros en todo el año (588.734 personas), seguido muy de lejos por los que ganan una cantidad que oscile en esa misma horquilla (171.928 personas). En realidad, lo relevante ocurre en los extremos, donde hay menos implicados, pero mueven mucho más dinero.

El problema es que el estudio corta los beneficios o pérdidas en las cantidades superiores a 3.000 euros, por lo que es imposible esclarecer cuánto ganan o pierden con exactitud. En cualquier caso, lo que está claro es que hay 12.080 personas que tienen unos beneficios superiores a esa cantidad, pero en realidad son la séptima parte de los que tuvieron pérdidas (80.346 personas). ¿Cuánto perdieron? Nadie sabe si fueron 5.000 o 50.000 euros.

"Si empiezas a ganar, te cierran la cuenta". Es difícil sintetizar de forma más concreta que Sergio lo que está ocurriendo con las apuestas deportivas 'online'. Él, que pide un pseudónimo para aparecer en este artículo, es un jugador que estudia cada movimiento antes de soltar el dinero, así que le iba bastante bien para ganarse un extra. A quien no le gustaba tanto era a Bet365 ni a ninguna otra empresa de este negocio, que llevan años intentando deshacerse de los usuarios que obtienen beneficios. Al principio limitaban las ganancias y, en algunos casos, les expulsaban de la plataforma. Tras una cascada de sentencias judiciales que consideraban que sus cláusulas eran "abusivas", ahora han buscado un resquicio legal para seguir bloqueando a estos apostadores. Cientos de personas de toda España están inmersas en una batalla legal que puede durar años.

Apuestas Juego online Juegos de azar
El redactor recomienda