Es noticia
Menú
Un mes buscando un nuevo ordenador por 500 € y esta es la mejor opción que he encontrado
  1. Tecnología
HAY OPCIONES MUY BUENAS

Un mes buscando un nuevo ordenador por 500 € y esta es la mejor opción que he encontrado

Tienes 500 euros para comprarte un portátil y no quieres ver ni en pintura a uno de esos expertos que aconsejan gastar más. Una Surface, un Chromebook y un Lenovo compiten por ser la mejor opción por ese precio

Foto: Foto: EC Diseño.
Foto: EC Diseño.

Tienes 500 euros para comprarte un portátil y no quieres ver ni en pintura a uno de esos expertos que aconsejan gastar más, asegurando que esa es la única manera de acertar. En tu mente, el presupuesto está completamente cerrado y necesitas un equipo que no falle, a sabiendas de que no vas a contar con las especificaciones más impresionantes del mercado.

Ok, nos olvidamos de adquirir un portátil 'gaming', también de conseguir una máquina con la que dedicarnos a editar vídeo con eficiencia, pero sí que es posible cubrir con garantías diferentes perfiles de uso. Apuntamos hacia esos usuarios que no tienen un ordenador o el que usan es muy antiguo. Posiblemente el teletrabajo o el estudio en casa han generado en ellos la necesidad de ponerse al día.

Foto: Foto: Microsoft.

Si hacemos un barrido profundo por el mercado portátil, rápidamente nos damos cuenta de que la oferta de equipos es muy parecida, con propuestas firmadas por los primeros espadas del mundo tecnológico. Con facilidad, te enfrentas a 20 ordenadores entre 350 y 500 euros que prácticamente se diferencian por su aspecto.

placeholder Los tres contendientes al trono de los 500 euros. (Kote Puerto)
Los tres contendientes al trono de los 500 euros. (Kote Puerto)

Realizar una criba en esa lista de portátiles con la misión de encontrar el mejor ordenador puede convertirse en algo muy personal. Habría que decidir en base a una oferta puntual con un precio de derribo, que nos guste más un diseño concreto o por simple afinidad con alguna marca. En lo que respecta a las prestaciones que nos llevamos por precio, no vamos a encontrar grandes diferencias.

Insistimos, el mercado en este segmento de precios está más que ajustado.

Tres equipos, tres filosofías

¿Cómo nos enfrentamos entonces a una selección? En lugar de comparar procesadores, gigas o resoluciones de pantalla, hemos identificado tres equipos que son realmente diferentes y tienen algo interesante que aportar:

  • Para los que quieran ser valientes y pensar más allá de Windows. ¿Es posible comprar un ordenador con otro sistema con un presupuesto tan corto? Por supuesto, un Chromebook no solo se ajusta al precio, también puede convertirse en una gran alternativa. Nuestra opción se llama Acer Chromebook Spin 513.
  • Hay usuarios que anteponen la imagen que proyecta el equipo a las especificaciones. Si es tu caso, y acceder a Windows 11 es una prioridad, no cabe duda de que la mejor manera de vivir esa experiencia nos la ofrece la propia Microsoft. Te encantará sacar el Surface Laptop Go allí donde te encuentres.
  • No puede faltar el ordenador 'estándar', ese equipo que punto por punto recoge especificaciones que están OK y las ofrece al precio más ajustado posible. No hay quebraderos de cabeza, con un Lenovo IdeaPad 3 seguro que no fallas.
placeholder Los Chromebooks entran en escena para convertirse en una alternativa seria a Windows en equipos asequibles. (Kote Puerto)
Los Chromebooks entran en escena para convertirse en una alternativa seria a Windows en equipos asequibles. (Kote Puerto)

Es muy posible que al haber leído las descripciones notes que te posicionas cercano a alguno de los tres portátiles, pero igualmente tengas curiosidad por conocerlos todos para comprobar si descubres un nuevo camino. Vamos a presentarlos como es debido.

Acer Spin 513 entra con estilo en los Chromebooks

Estamos ante un ordenador que claramente está por debajo de los 500 euros, que además es atractivo en un primer acercamiento. Es una propuesta con un impedimento importante: al no tratarse de un equipo con sistema operativo Windows, no entra en el punto de mira de la mayoría de compradores.

Es una realidad que los Chromebook están comenzando a hacer mucho ruido, de la mano de las principales empresas del mercado, pero son una opción a la que cuesta ganar presencia con mayor velocidad, y es que existe un gran desconocimiento de lo que se puede hacer con ellos.

placeholder Perfecto para navegar y consumir contenido multimedia. (Kote Puerto)
Perfecto para navegar y consumir contenido multimedia. (Kote Puerto)

No es el momento para realizar un análisis de Chrome OS, pero aprovechamos el modelo de Acer para despejar algunas dudas y despertar la curiosidad sobre el sistema de Google, ya que creemos que en determinados perfiles merece la pena como alternativa.

-Atrevido con el 'hardware'

No solo se trata de un equipo con un sistema diferente a lo habitual, también hemos elegido a conciencia un modelo que se atreve con 'hardware' con arquitectura ARM, que es lo que normalmente nos encontramos en 'tablets' y teléfonos.

El rendimiento de este tipo de circuitería es contrastado si miramos hacia el escenario móvil, y en ordenadores está dando pasos gigantes gracias a los últimos procesadores que está creando Apple. Pero la realidad es que en dispositivos asequibles no parecía una opción ideal, hasta que llegó Chrome OS.

placeholder Cientos de aplicaciones Android interesantes a través de Google Play. (Foto: Kote Puerto)
Cientos de aplicaciones Android interesantes a través de Google Play. (Foto: Kote Puerto)

El 'hardware' concreto al que nos enfrentamos es un Snapdragon 7c, firmado por Qualcomm. El procesador está bien acompañado por 4 GB de memoria RAM y 64 GB para almacenamiento (eMMC). Con esta configuración nos olvidamos de los ventiladores.

En comparación con procesadores tradicionales en su precio (Intel, AMD), no es un portento en potencia, pero sí un excelente corredor de larga distancia, gracias a la gran autonomía de este tipo de arquitectura. Es fácil pasar las once horas de uso.

Tanto el 'hardware' como el sistema condicionan las capacidades de un ordenador que claramente ha sido creado para realizar tareas “livianas”. Hablamos de actividades que se desarrollan directamente en el navegador. Esto puede darnos una sensación de inutilidad, pero si repasamos la cantidad de cosas hacemos sin salir de Chrome, es muy posible que con un ordenador como el de Acer cubramos muchos de nuestros quehaceres diarios.

El perfil de usuario que encontrará pocos problemas con este equipo es aquel que usa Google Docs como suite de ofimática, no para de gestionar correo, consume mucho 'streaming', necesita realizar videollamadas o mantiene una alta actividad en redes sociales. Pero por encima de todo, navega por la web.

En definitiva, un usuario sin tareas muy exigentes y bastante dependiente de los servicios de la empresa del buscador. Dos condiciones que parecen discriminar bastante al tipo de usuario, pero no nos engañemos, ahí dentro se encuentra la mayoría de la gente.

-Convertible con un diseño de un nivel superior

placeholder La pantalla táctil cobra mayor sentido en esta propuesta, la única convertible. (Kote Puerto)
La pantalla táctil cobra mayor sentido en esta propuesta, la única convertible. (Kote Puerto)

La estética es un punto a su favor, ya que al tacto y a la vista no tiene ninguna pinta de ser un ordenador barato. En su rango de precios las alternativas son más gruesas y pesadas, algo muy importante si lo que andas buscando es un equipo muy portátil. Este Acer pesa solo 1,2 kilos.

No podemos dejar de valorar que la pantalla es grande para sus dimensiones, gracias a unos marcos mínimos. En cuanto a la construcción, a muchos gustará el tacto del aluminio, un acabado que está por encima del habitual plástico en la mayoría de sus competidores.

Por último, y no menos importante, estamos ante un equipo convertible. La bisagra de la pantalla puede girar al completo para dejar la pantalla como principal protagonista. Aprovechando el soporte táctil obtendremos un uso muy parecido al de una 'tablet'.

-Una buena pantalla para ver Netflix

Si hay algo que no suele salir bien parado en portátiles asequibles es la pantalla, ya que se aprovecha para reducir gastos con este componente que tiene un peso muy alto en el precio final. Acer nos sorprende con un panel bastante bueno, esperable en un portátil más caro, y superior a los que llevan los Chromebooks con los que puede emparejarse.

La pantalla tiene una diagonal de 13,3 pulgadas, con una resolución tan alta como es Full HD, además de un soporte táctil que se lleva muy bien con Chrome OS. Su calidad de visualización y las proporciones panorámicas la hacen una pantalla estupenda para consumir contenido multimedia.

Si repasas el mercado, pocas opciones Windows te ofrecen algo parecido.

Surface Laptop Go: esbelto, bonito y con Windows 11

placeholder Atractivo por fuera, cumplidor por dentro, es la mejor opción para usar en movilidad. (Kote Puerto)
Atractivo por fuera, cumplidor por dentro, es la mejor opción para usar en movilidad. (Kote Puerto)

No hace mucho tiempo comprar un portátil de 500 euros suponía hacerse con un equipo con un diseño vulgar y materiales de segunda categoría, lo que primaba era que funcionara. Afortunadamente hoy en día podemos acceder a dispositivos que rompen con esta idea, y no encontramos mejor ejemplo que el pequeño Surface Laptop Go de Microsoft.

Vamos a ser muy claros desde un principio, estamos ante un ordenador que te encantará usar y enseñar, pero que presenta varias carencias que pueden pesar en el día a día. La más determinante es que un portátil realmente compacto, quizá demasiado para algunos usos.

Tampoco es una referencia en potencia o autonomía, especialmente palpable si optamos por la configuración más asequible. A pesar de todo, es un dispositivo que en su conjunto es más que notable, y que con el uso podemos llegar a considerar adorable.

-Un equipo realmente portátil

El portátil es una delicia si lo que pensamos es llevarlo siempre con nosotros, ya que prácticamente pesa un kilo. Parte de culpa está en los materiales, donde hay un poco de truco, ya que la parte inferior está concebida en policarbonato. Afortunadamente donde tocamos es aluminio.

No cabe duda de que el portátil en tono platino entra por los ojos. Mantiene el lenguaje de diseño de la familia Surface, con el formato más pequeño posible. Está muy bien construido, con los elementos principales muy pensados: pantalla, teclado y 'trackpad'. Todos ellos cuentan con un formato y diseño ideales para un espacio reducido.

placeholder Tres ordenadores a un precio similar, tres tamaños muy diferentes. (Kote Puerto)
Tres ordenadores a un precio similar, tres tamaños muy diferentes. (Kote Puerto)

Lo comentábamos con el Acer, la pantalla es el elemento donde más se nota que nuestro portátil es asequible. Que nos aseguren un buen panel es un gran negocio para nuestra vista y disfrute. En esto Microsoft no ha fallado, siempre teniendo en cuenta las particularidades de que la diagonal sea tan pequeña.

Estamos ante una pantalla de solo 12,4 pulgadas, que condiciona un 'gadget' ideal para llevar siempre contigo, pero al mismo tiempo no es la mejor diagonal para ponerte a ver una película a mucha distancia, o utilizar una interfaz de una aplicación con elementos muy pequeños.

A muchos les gustará que sus proporciones sean más cuadradas que panorámicas, y es que en un espacio tan reducido nos parece la mejor manera de aprovechar el espacio, además del formato que mejor casa con la interfaz de Windows y la mayoría de aplicaciones.

Estamos ante una pantalla PixelSense de Microsoft (IPS), lo que nos garantiza gran calidad de reproducción de color, superior a la mayoría de competidores. Contamos además con un soporte táctil que nos permite usar el portátil como una 'tablet', con un reconocimiento y acabado estupendo en el cristal elegido por la empresa de Windows.

Debe quedar claro que no estamos ante un convertible, como en el caso del Acer, aquí la pantalla solo gira 140 grados sobre la base. Para el que tenga curiosidad, no hay compatibilidad con el Surface Pen de Microsoft.

Sobre la pantalla encontramos una cámara web con capacidad de grabar vídeo en formato 720p, que no es ninguna maravilla, pero funciona. Para recoger el sonido se usan dos micrófonos de estudio de campo lejano. Hablando de audio, el portátil cuenta con dos altavoces Omnisonic certificados como Dolby Audio, pero la realidad es que el sonido es poco contundente.

Para terminar con el diseño y aunque pueda parecer una tontería, nos encanta poder abrir la tapa sin estar agarrando el portátil completo, es un detalle de modelos de un nivel superior.

-Teclado 'top' y 'trackpad' al mismo nivel

placeholder En un espacio tan reducido, Microsoft nos ofrece una combinación de teclado y 'trackpad'. (Kote Puerto)
En un espacio tan reducido, Microsoft nos ofrece una combinación de teclado y 'trackpad'. (Kote Puerto)

Si hay un lugar donde se nota el buen hacer de Microsoft es en los métodos de control e introducción de datos, o lo que es lo mismo, el teclado y el 'trackpad', ya que ambos están confeccionados de manera excelente, a pesar del reducido tamaño del portátil.

El tamaño de las teclas es amplio, también la separación entre ellas, destacando por un tacto muy agradable y una pulsación ideal, con un recorrido de 1,3 milímetros. En cuestión de horas nos habremos hecho con su distribución de teclas y será una herramienta perfecta para trabajar mucho con texto.

En el lado negativo, la ausencia de retroiluminación en el teclado, si estás acostumbrado a ello lo echarás muy en falta. En lo que respecta al 'trackpad', es bastante grande para la zona que queda libre, soporta hasta cinco puntos táctiles. El acabado permite deslizar con mucha comodidad y el 'botón' integrado es completamente silencioso.

-Sin destacar en potencia, conectividad y autonomía

Contar con un 'hardware' mediocre no significa que sea deficiente, simplemente que este Surface no destaca en ninguno de estos apartados. No es el ordenador ideal para las tareas más exigentes, pero no tendremos ninguna pega en ofimática o navegación, pudiendo ejecutar aplicaciones complejas de manera puntual.

En su interior hay un procesador Intel de 10ª generación, el Core i5-1035G1 con cuatro núcleos. No es ningún portento, pero en proceso es superior a las alternativas de este artículo. Para un uso sencillo nos da potencia de sobra, y pocas veces se pone en marcha el ventilador.

Hay una diferencia muy importante entre las configuraciones que queríamos destacar, y es que el modelo más asequible —el que se ajusta a la idea de los 500 euros— lleva la memoria en formato eMMC en lugar de SSD. Además se queda algo corto con 64 GB. Tampoco anda sobrado de RAM, con solo 4 GB.

En lo que respecta a la autonomía, Microsoft habla de 13 horas de vida con una carga completa, pero con Windows 11 y un uso intensivo no vamos mucho más lejos de las seis horas. Para su tamaño no está mal la oferta de conectores: 1 USB-C, 1 USB-A, 'jack' para auriculares y puerto Surface Connect.

Aunque no es el equipo más poderoso, se las ingenia bastante bien para gestionar otra pantalla a través de su salida USB-C y 'hubs' ideados por Microsoft. Puede ser una gran solución para usar en casa como principal ordenador.

Lenovo IdeaPad 3, apuesta segura

placeholder La propuesta más grande también es la más cómoda para trabajar si no lo vamos a mover demasiado. (Kote Puerto)
La propuesta más grande también es la más cómoda para trabajar si no lo vamos a mover demasiado. (Kote Puerto)

Nuestra tercera opción es ese ordenador típico y asequible que cada fabricante tiene en el mercado. Está siempre entre los modelos más vendidos, y también entre los más aburridos, al menos si los comparamos con las alternativas que manejamos en este artículo.

De la misma manera que hemos elegido Lenovo, podríamos haber puesto un HP o un Acer. Todos los portátiles que encontréis de estas primeras firmas, por debajo de los 500 euros, se parecen bastante en especificaciones.

Lenovo actualmente es el líder de ventas, así que nos parecía justo elegir un modelo suyo. Concretamente un IdeaPad 3, que seguro que alguna vez habéis tenido cerca o lo podéis conocer con facilidad con solo ir a un centro comercial.

Puede parecer una presentación negativa, pero está en la selección porque lo merece. Lenovo imprime personalidad a sus equipos asequibles, y cuenta con algunas especificaciones que claramente están por encima de sus competidores.

-IdeaPad 3, múltiples configuraciones

En este portátil hay que mirar muy bien la hoja de especificaciones, ya que los modelos en oferta y catálogo van rotando con el mismo nombre, pero no siempre cuentan con los mismos componentes internos. Eso sí, el envoltorio es el mismo.

El modelo concreto que nosotros hemos probado apuesta por una configuración AMD, que podemos considerar como bastante competente para el precio del equipo. Se trata de un Ryzen con una gráfica Radeon integrada, que en conjunto es una combinación interesante para todo tipo de tareas, incluso aquellas que demandan potencia gráfica.

-La pantalla más grande

Estamos ante el portátil más grande de la terna, por lo que es el más incómodo de transportar. Pero con sus 15,6 pulgadas de diagonal lo posicionan con claridad como el más interesante para trabajar muchas horas con él, con interfaces complejas.

placeholder Los marcos de pantalla superior e inferior no son el fuerte del Lenovo IdeaPad 3. A la izquierda, el Surface Laptop Go. (Kote Puerto)
Los marcos de pantalla superior e inferior no son el fuerte del Lenovo IdeaPad 3. A la izquierda, el Surface Laptop Go. (Kote Puerto)

El portátil lo encontramos siempre con resolución Full HD, pero debemos mirar muy bien la hoja de especificaciones ya que hay versiones con panel TN o IPS. El segundo suele costar más caro, pero merece la pena el extra de calidad que aporta a la reproducción de colores, mayor brillo y mejores ángulos de visión.

Al tratarse de un panel panorámico y de mayor tamaño, se convierte en un lugar ideal para consumir contenido multimedia. Al contrario que el Chromebook o el Surface, la pantalla no es táctil.

-Más memoria y unidad SSD

Es interesante ver que nuestra unidad cuenta con 12 GB de RAM, y en la mayoría de configuraciones que lo encontramos al menos dispone de 8 GB. En todo caso nos parece una cantidad más que positiva en este rango de precios, y es algo que notaremos a la hora de realizar tareas que requieran mucho espacio de trabajo. Navegar con muchas pestañas es más cómodo en este equipo, por poner un ejemplo muy cotidiano.

Otro componente que hace que ese 'hardware' se muestre con un mayor rendimiento con respecto a sus competidores es que Lenovo introduce una unidad SSD con 128 GB (incluso 512 GB) para el almacenamiento, algo que claramente mejora el funcionamiento de nuestro sistema.

-Diseño reconocible, teclado mejorable

Lenovo es un especialista en teclados portátiles, buena prueba de ello son los ThinkPad, pero este no es el mejor caso. Presenta un diseño moderno, con múltiples teclas de función, incluso hay espacio para un teclado numérico.

placeholder Teclado numérico aprovechando el mayor tamaño del portátil de Lenovo. (Kote Puerto)
Teclado numérico aprovechando el mayor tamaño del portátil de Lenovo. (Kote Puerto)

Su tamaño lo hace cómodo de escribir, pero preferimos el tacto de los ordenadores de Microsoft y Acer, aquí es más plástico y algo menos contundente en las pulsaciones. En cuanto al 'trackpad', es pequeño en tamaño pero funciona bastante bien.

Es un buen detalle que la cámara web (720p) cuente con una pestaña física para que podamos trabajar con esa tranquilidad. Repasando conexiones debemos destacar que sigue presente una ranura para tarjetas, un puerto para auriculares, salida HDMI e incluso tres puertos USB. Una pena que no haya al menos un USB-C, cosas de AMD.

¿Con cuál nos quedamos?

Lo sentimos, no tenemos una elección perfecta con la que contentar a todo tipo de usuarios, aunque no podemos ocultar nuestra afinidad por el modelo de Microsoft. Juega en un escenario diferente, al transportar todo el buen hacer de la familia Surface hasta un dispositivo mínimo.

Lo consigue con un precio algo más elevado que sus competidores y algunas características que condicionan su utilidad, como el pequeño tamaño de pantalla. Si tu experiencia de uso es con portátiles de categoría superior, como un MacBook Pro o un Surface de gama alta, el salto hacia este pequeño será el menos traumático de la terna.

En lo que respecta a sus competidores, es una realidad que el mercado está plagado de alternativas parecidas que deberíamos valorar. En estos momentos el Acer y el Lenovo son nuestros elegidos, con méritos, pero quizá haya otros modelos más interesantes cuando verdaderamente te dispongas a comprar.

placeholder Tres apuestas seguras, pero Microsoft Laptop Go nos ha convencido por su diseño y calidad. (Kote Puerto)
Tres apuestas seguras, pero Microsoft Laptop Go nos ha convencido por su diseño y calidad. (Kote Puerto)

No dudamos en decir que el Lenovo es un ordenador seguro para todos los perfiles, con el tamaño de pantalla más cómodo para trabajar y un precio bastante justo, de hecho es nuestra recomendación si lo más importante para nosotros es pagar menos y llevarnos buenas especificaciones. Pero la realidad es que no nos enamora por ninguna característica.

-Sorpresa con Chrome OS

Llegados a este punto, es interesante plantear la elección como un Chrome OS vs. Windows, y es que el sistema de Google puede ser una sorpresa para muchos, convirtiéndose en una alternativa más que válida en equipos portátiles.

Eso sí, la apuesta por un Chromebook está demasiado condicionada por el uso que vayamos a darle: hay que identificar si se pueden cubrir las actividades de nuestro día a día, o aquellas que se tengan previsto realizar a medio plazo.

En el caso de apostar por Chrome OS, con el Acer recibiremos un diseño y una pantalla esperables en un dispositivo más caro, un portátil perfecto para navegar y ver series. Su carencia principal es la potencia, así que con un poco más de presupuesto podríamos mirar una variante con 'hardware' Intel.

¿Nos quedamos entonces con el Surface? Es muy probable que fuera nuestra elección. Tenemos claro que por su precio hay ordenadores con mejores prestaciones puras y duras, pero Microsoft nos ofrece un conjunto bastante redondo: Windows 11, gran pantalla táctil, mejor diseño y un estupendo combo teclado/'trackpad'.

Estas son nuestras valoraciones, pero queríamos terminar con la mejor recomendación que se puede hacer al comprar un ordenador portátil: intenta conocer el equipo en persona para ver sus dimensiones en mano, probar el teclado y confirmar que la pantalla te convence en realidad.

Spin 513 (desde 400€) Surface Laptop Go (514€) IdeaPad 3 (499€)

_________________________

El Confidencial ha seleccionado los productos para esta 'review' siguiendo un criterio estrictamente editorial. El texto incluye una selección de botones/enlaces para comprar el producto al menor precio posible. El Confidencial puede generar ingresos por las ventas de estos productos, pero la inclusión de los enlaces cumple una mera función de servicio al lector dentro de un contenido periodístico.

Tienes 500 euros para comprarte un portátil y no quieres ver ni en pintura a uno de esos expertos que aconsejan gastar más, asegurando que esa es la única manera de acertar. En tu mente, el presupuesto está completamente cerrado y necesitas un equipo que no falle, a sabiendas de que no vas a contar con las especificaciones más impresionantes del mercado.

¿Me lo compro?
El redactor recomienda