Es noticia
Menú
Las reacciones que tienen a millones de personas enganchadas a la red: "Traemos magia"
  1. Tecnología
NADIE SE RESISTE A ELLOS

Las reacciones que tienen a millones de personas enganchadas a la red: "Traemos magia"

Las videorreacciones no paran de ganar adeptos y ya no hay 'youtuber' que se les resista. La música es el contenido rey, pero hay mucho más dentro de un fenómeno que despierta una gran duda: ¿por qué gustan tanto?

Foto: El youtuber Lewis Texidor reacciona a la actuación de C. Tangana en Tiny Desk. (YouTube)
El youtuber Lewis Texidor reacciona a la actuación de C. Tangana en Tiny Desk. (YouTube)

"Todo el mundo está haciendo que si directos de Instagram, que si festival #MeQuedoEnCasa, que si doy toques con papel higiénico, que si dibujo tomates... Nosotros traemos magia". Fue la misteriosa frase con la que se presentó un canal de YouTube llamado Los Xavales en los primeros días de confinamiento. No mentían cuando decían que tenían algo: su ascenso fue meteórico. Apenas año después, C. Tangana hizo un hueco en mitad de la promoción de 'El Madrileño' para comerse una hamburguesa con ellos y charlar como si se conocieran de siempre.

¿Qué hizo que dos estudiantes veinteañeros consiguieran algo así sin medios? Algo muy sencillo: grabarse escuchando canciones que acababan de salir y haciendo comentarios sobre lo que veían. Son una parte más del fenómeno de las videorreacciones, un tipo de contenido que prácticamente nadie se resiste a generar, ni siquiera los 'streamers' más populares, como AuronPlay o Ibai Llanos, que ya lo tienen como una parte más de su producción. Eso sí, si bien la música concentra la gran mayoría de estas grabaciones, eso no quita que también haya quien comente tráileres de películas, recetas de cocina, secuencias de caídas y un larguísimo etcétera.

"Es un contenido que siempre ha existido en el ecosistema de YouTube, pero ahora está cogiendo mucha fuerza", confirma Blanca Rabena, directora de servicios a marcas y creadores en 2btube, que subraya que este auge tiene relación con el 'boom' de los directos (léase Twitch), pues "la gente se ha acostumbrado a ver los comentarios de los creadores y los consume para entretenerse, motivarse o informarse". De hecho, es habitual que los creadores suban vídeos editados de sus directos días después de la emisión.

Aquí también hay que tener en cuenta que las tendencias en la plataforma de Google son mucho más duraderas que en TikTok o Instagram, "donde apenas duran unos días y después bajan". Una característica que propicia un formato más largo —y, generalmente, más elaborado— que permite "que monetice mejor", indica Rabena. De todos modos, eso no quita que haya creadores que hagan reacciones durante los directos para tener ese toque de espontaneidad.

Por qué arrasan estos vídeos

"El contenido de reacción es más fácil de producir, porque parte de algo que ya está hecho, como la canción, la comida o el 'leñazo' que se ha pegado alguien. Hay mucho contenido por todas partes, por lo que es sencillo compilarlo y generar nuevos vídeos", explica la especialista, que no quita méritos a quienes han conseguido llegar a cientos de miles de personas con estos vídeos: "El carisma, la magia del creador, es lo que importa. El contenido lo puede hacer cualquiera, pero la audiencia va a ser muy variable".

"Si te gusta un creador, te importa lo que opine sobre algo; o si te gusta un artista, te importa lo que digan sobre él, así que al final lo acabas viendo", clarifica antes de poner un ejemplo personal: "Soy fan de C. Tangana. Recuerdo que cuando salió el Tiny Desk y vi varios vídeos de reacciones para ver si estaba alineado con lo que me ha había parecido". Ahí está el caso de Coreano Loco (4,2 M de suscriptores) o Lewis Texidor (376.000). Este último es un músico de Atlanta (Georgia, Estados Unidos) que ha dado con una auténtica mina: al público español le encanta ver cómo los extranjeros reaccionan a la música de aquí. Así, la inmensa mayoría de sus vídeos se basan en hacer comentarios de canciones de Camarón de la Isla, Mago de Oz o Mónica Naranjo.

Los Xavales no alcanzan esos volúmenes de visitas, pero han encontrado su nicho comentando canciones de rap, trap o reggaetón. Tuti, la mitad de Los Xavales, reconoce que ya el primer vídeo "funcionó bastante bien para haber empezado de cero". Carlos, el otro 50%, comenta que "durante el confinamiento, la gente buscaba entretenimiento en casa y había que hacer algo". "Creo que el éxito tiene mucho que ver con que a muchas personas les gusta ver que algo le flipa igual que a ti, sentirse identificada y divertirse. También ayuda mucho la naturalidad".

En su ascenso, la brecha entre los medios tradicionales y los gustos de adolescentes y jóvenes ha tenido mucho que ver. "La gente de nuestra edad se pone Twitch. Es la nueva televisión, porque la de antes ya apenas la ven", continúa este creador, que enfatiza que "antes no había alguien que comentara esta música, no estaba en la televisión". No es solo eso. "En los medios no sale prácticamente nada de lo que escuchan los chavales jóvenes, más allá de Tangana y Rosalía, pero hay otra gente buenísima a la que no se le da visibilidad", dice Carlos, que cree que también ha ayudado que los propios artistas les hayan ayudado. "Si no nos hubieran dado bola, no habríamos crecido tanto ni tan rápido", reconocen a la par que celebran que "cada vez hay más reacciones dentro de este género".

En YouTube, el contenido rey es la música. "Es abrumante la cantidad de contenido musical que se consume por encima de lo demás", enfatiza Rabana, que remarca que el algoritmo suele favorecer a este tipo de contenidos: "Te enseñan una canción y luego te sugiere todos los vídeos de reacción a continuación". Pero eso no quita que los vídeos de reacciones hayan acabado llegando a prácticamente todo lo que te puedas imaginar. Por ejemplo, la humorista Carolina Iglesias —con 155.000 suscriptores— lleva tiempo generando reacciones a vídeos de la cultura popular del pasado reciente, como la primera edición de Operación Triunfo, Furor o Grand Prix.

"No tenía ni idea de que acabaría haciendo esto"

Uve es otros de esos creadores que ha conseguido dar con la tecla que hace que miles de personas quieran ver cómo reacciona a todo tipo de vídeos. "No tenía ni idea de que iba a acabar haciendo videorreacciones", admite en conversación con este periódico. Durante años, trabajó para otros youtubers haciendo tareas como, precisamente, buscarles vídeos a los que reaccionar. "No sabía estar delante de la cámara, pero unos meses antes de la pandemia hice alguna prueba, me vi cómodo y a la gente le gustó. Fue un 'boom' de la noche a la mañana". Hoy ya cuenta con más de tres millones de suscriptores.

En su caso, comenta todo tipo de contenido, sean memes, caídas o curiosidades como las casas más caras del mundo. "Una cosa es ver el vídeo y otra verlo con el punto de vista añadido de otra persona", sostiene este creador, que considera que la clave de su éxito está en "el toque de humor". "Es algo que se ha perfeccionado mucho. Quienes lo hacen tienen que tener algo que aportar", dice antes de incidir en que "suerte y constancia van de la mano".

Foto: ElXokas. (Twitch)

Explicado el fenómeno y sus causas, queda la pregunta obligada: ¿se puede vivir de reaccionar a vídeos en YouTube? "He conseguido ganarme la vida con esto, pero sigo teniendo la mentalidad de que lo ven personas. Si tuviera mente de empresa, vería números y me daría igual el contenido, porque iría a lo viral", responde Uve.

Por su parte, Los Xavales han conseguido tener repercusión más allá de YouTube y, desde hace un tiempo, tienen su propio podcast en Primavera Sound Radio. Además, conceptos como 'barras' —una frase especialmente ingeniosa en una canción— o 'temardo' ya son un emblema del canal y, de hecho, han llegado hasta la 'playlist' oficial de música urbana de Spotify. "Antes se llamaba 'Radar Urbano' y lo cambiaron a 'Temardos' y es un poco nuestro gusto. De hecho, llegaron a poner en la descripción "'Shout out' [Saludos] para Los Xavales", recuerdan.

¿Podrán vivir de crear contenido? "Hemos conseguido una exposición y unos números con los que podemos generar dinero. Si nos podemos ganar la vida con algo que empezó medio de broma, en vez de estar en una oficina 8 horas al día, es una bendición”, defiende Carlos, mientras que Tuti lo resume: "Vivir de esto sin que deje de ser un hobby". “Barras, gordo”, responde su compañero.

"Todo el mundo está haciendo que si directos de Instagram, que si festival #MeQuedoEnCasa, que si doy toques con papel higiénico, que si dibujo tomates... Nosotros traemos magia". Fue la misteriosa frase con la que se presentó un canal de YouTube llamado Los Xavales en los primeros días de confinamiento. No mentían cuando decían que tenían algo: su ascenso fue meteórico. Apenas año después, C. Tangana hizo un hueco en mitad de la promoción de 'El Madrileño' para comerse una hamburguesa con ellos y charlar como si se conocieran de siempre.

Instagram TikTok Internet Twitch Música
El redactor recomienda