Es noticia
Menú
De colocarse con Musk a poner en aprietos a Spotify: quién es el 'podcaster' Joe Rogan
  1. Tecnología
11M DE OYENTES POR EPISODIO

De colocarse con Musk a poner en aprietos a Spotify: quién es el 'podcaster' Joe Rogan

Neil Young le echó un pulso a Joe Rogan y ha salido perdiendo ante el polémico comunicador, que tiene un polémico historial y 16 millones de oyentes mensuales

Foto: Joe Rogan durante un episodio de su podcast. (PowerfulJRE)
Joe Rogan durante un episodio de su podcast. (PowerfulJRE)

Joe Rogan ha puesto patas arriba el mundo de la música. Su podcast, The Joe Rogan Experience, ha provocado que una leyenda del rock como Neil Young haya decidido salir de Spotify para no compartir plataforma con un comunicador que ha sido señalado por difundir información falsa sobre la pandemia. Aunque quizá no sea muy conocido en España, pero es uno de los comunicadores más influyentes del mundo de internet.

Su programa, que se emite cuatro veces a la semana, tiene 16 millones de escuchas mensuales en Spotify. Si se quiere hacer la comparación, Neil Young tenía seis millones de oyentes. Es una diferencia que seguro que ha ayudado a que la compañía de 'streaming' incline la balanza a favor del primero, por el que pagó 100 millones de dólares en 2020 para conseguir la exclusividad del podcast.

Foto: Neil Young, durante un concierto en Washington en 2015. (Reuters/Joshua Roberts)

La cantidad, una de las más altas que se han pagado en el sector, tiene su respaldo en sus cifras. Por ejemplo, en YouTube, donde ya solo sube fragmentos de las entrevistas, tiene casi 12 millones de seguidores. "Es el podcast más grande del mundo y tiene una influencia tremenda", explicaba el propio Young en la carta en la que pedía salir de Spotify.

El programa consiste en charlas en profundidad —duran entre dos y cuatro horas— entre Rogan, de 54 años, y un invitado que puede provenir de casi cualquier ámbito, desde el mundo científico a las artes marciales mixtas. Entre las últimas personalidades en acudir al programa están Julianna Peña, la primera mujer en ganar un título de The Ultimate Fighter (UFC) y Jordan Peterson, psicólogo e icono derechista.

"Es uno de los productos mediáticos más consumidos del planeta, con el poder de influir en los gustos, la política y las decisiones médicas. Eso lo saben bien las legiones de hombres menores de 40 años que lo siguen, pero no tiene sentido para muchos de los mayores de 50, que no saben quién es", explicó el 'New York Times' en un perfil reciente, donde destacaban su instinto "para mantener a la gente enganchada". Sin ir más lejos, ElRubius reconocía hace poco que Joe Rogan era uno de sus medios de información frente a los tradicionales.

Todo empezó en 2009 sin intención de llegar a algo más que charlar con amigos mientras fumaban marihuana, pero poco a poco fueron apareciendo invitados de todo tipo: actores porno, raperos, expolicías o mentalistas, entre otros. En 2015, cuando ya estaba en lo más alto, 'Rolling Stone' definía el programa como "un viaje por el universo conocido, así como por el desconocido, el sospechoso y el muy sospechoso". "No hay mucha lógica, pero así es como le gusta a Rogan, y tiene su lógica", decía la revista.

El cinturón negro que acabó en la comedia

Natural de Newark (Nueva Jersey), su infancia estuvo marcada por el divorcio de sus padres. Aquello ocurrió cuando tenía cinco años y no ha vuelto a saber de su progenitor. "Todo lo que recuerdo de mi padre son esos episodios breves y violentos de violencia doméstica", comentaba en la revista estadounidense. Pese a ser un consumidor habitual de cannabis, asegura que lo probó por primera vez con ocho años con su padrastro y no volvió a hacerlo hasta que alcanzó la treintena.

Eso sí, Rogan es defensor de la legalización de, además de la marihuana, otros psicotrópicos como el LSD o las setas alucinógenas. "He tenido viajes psicodélicos en los que mi propia cordura resbalaba. Es tan titánico que cualquier palabra que use para describirlo es solo ruido. Es un puto billón de montañas rusas, además de extraterrestres. (...) Y no tenemos la libertad de experimentar con ella legalmente", dijo a Rolling Stone. Cabe recordar que uno de los momentos estrella del programa ocurrió en 2008, cuando Elon Musk se fumó un porro durante la conversación y provocó la caída de la cotización de Tesla durante unas horas.

Foto: Musk durante la grabación del podcast (YouTube)

Eso sí, su trayectoria no se entiende sin su afición por las artes marciales, que fue fruto de una llave que le hicieron cuando era adolescente, algo que sintió como una humillación. No tardó en obtener el cinturón negro y fue campeón estatal de taekwondo en Massachusetts durante cuatro años seguidos. Y, por cierto, se inyecta testosterona semanalmente: "Es lo que hacen los boxeadores pero, obviamente, no estoy compitiendo. Me gusta la idea de que estoy engañando a la vejez y a la muerte, aunque, ya sabes, no puedes engañarla para siempre".

Pero en su vida profesional, Rogan ha sido un poco de todo. Sus intereses también estaban en la comedia y había probado suerte con los monólogos desde los 21 años, pero el primer rol relevante lo tuvo como actor en las series 'Hardball' (1994) y NewsRadio, que se emitió entre 1995 y 1999. Entre medias, consiguió convertirse en fijo en The Comedy Store en Hollywood, pero hasta que pudo vivir del espectáculo, fue profesor de artes marciales, repartidor, chófer y albañil, entre otros.

Además, hubo varios episodios que le llevaron a la fama. Uno fue su papel como comentarista de la UFC desde 1997, donde también era el encargado de entrevistar a los luchadores, con lo que cosechó su primer gran pelotazo. Después presentó el programa Fear Factor durante cinco años, donde se veía que le iba la marcha: se pasaba tanto con los concursantes que en alguna ocasión el equipo tuvo que intervenir para separarlos. Fue en esta época cuando fue expulsado de The Comedy Store por un incidente con el cómico Carlos Mencia, al que llevaba años acusando de plagiar. La polémica lo catapultó aún más.

placeholder Joe Rogan durante una entrevista en la UFC. (Gary A. Vasquez / USA Today Sports)
Joe Rogan durante una entrevista en la UFC. (Gary A. Vasquez / USA Today Sports)

Su ascenso, eso sí, fue progresivo y con algunos pinchazos como el televisivo 'Joe Rogan Questions Everything', que solo duró seis episodios, pese a que su podcast ya era uno de los más escuchados por aquel entonces, y que da mucho que pensar sobre la relevancia del medio para que un comunicador tenga éxito.

Entre sus aficiones, por cierto, también está la caza y es defensor del movimiento 'come lo que matas'. "Esto es un corazón de alce. Me gusta el alce. Me gustan los filetes de alce, el estofado de alce y las hamburguesas de alce son deliciosas (...) Esto es de un cerdo salvaje. Esto es una salchicha de algo. Esto es más alce. Esto es de ciervo. Esto es de oso. Y todo esto lo he matado yo", contó a 'Rolling Stone'.

El agujero negro de los antivacunas

El asunto más delicado que ha rodeado al podcast ha sido la información relacionada con la pandemia. Aunque asegura no ser antivacunas, en una ocasión afirmó que los jóvenes no necesitan vacunarse, algo por lo que luego se disculpó, alegando que no tenía por qué ser considerado una autoridad en la materia. "No estoy seguro de que recibir consejos científicos y médicos de Joe Rogan sea la mejor forma de que la gente reciba información", le respondió Kate Bedingfield, directora de comunicación de la Casa Blanca. Otra personalidad que entró en la polémica fue el príncipe Harry, que también es 'podcaster' y dijo: "Hay que tener cuidado con lo que dices, porque las noticias ya no solo existen en las noticias (...) Si tienes una plataforma, tienes una responsabilidad".

Uno de sus invitados fue Robert Malone, un controvertido médico e investigador estadounidense. Fue uno de los científicos que participó en el hallazgo de las vacunas mRNA y, aunque se trató de un trabajo en el que intervinieron cientos de personas, no quitaba que se presentara como "el inventor" del hallazgo. En cambio, sus declaraciones sobre el tratamiento contra el covid han servido para difundir información falsa, como que habían "hipnotizado" a quienes se habían inmunizado, además de haber comparado las restricciones sanitarias con el Holocausto. Eso no ha quitado que él se haya vacunado, según dice, para poder viajar y dar conferencias.

Foto: (Foto: Reuters)

Una serie de episodios que acabaron con la expulsión de Malone de Twitter y que YouTube retirara los fragmentos de su charla en 'The Joe Rogan Experience'. Además, una carta abierta firmada por 270 científicos, profesionales de la salud, acusaba al podcast de "promover teorías de la conspiración sin base" sobre la pandemia, de modo que provocaba "desconfianza en la ciencia y en la medicina". "Esto no es solo una preocupación científica o médica; es una cuestión sociológica de proporciones devastadoras, y Spotify es responsable de permitir que esta actividad prospere", decía la carta, a la que han seguido la marcha de Neil Young de Spotify, un gesto que ha sido aplaudido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ha habido más casos. En las primeras semanas de la pandemia, Michael Osterholm, director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota, acudió al programa para informar sobre lo que estaba ocurriendo. "Fue, sin lugar a dudas, el mayor rechazo que he recibido por algo que haya dicho públicamente", contó después el epidemiólogo, que ha pedido volver al podcast, sin éxito.

¿Qué piensa Joe Rogan?

"Si dices que no estás de acuerdo conmigo, probablemente yo tampoco lo esté", ha defendido Rogan, que siempre juega a la ambigüedad y asegura tener una "relación de amor-odio con las conspiraciones". Por ejemplo, en alguna ocasión ha defendido que la llegada a la Luna fue un montaje y uno de sus invitados estrella ha sido Alex Jones, uno de los principales conspiranoicos de ultraderecha en EEUU.

Además, la llamada izquierda 'woke' está en el centro de su diana particular. "Ella no es realmente una mujer", dijo en una ocasión sobre Fallon Fox, la primera atleta transgénero en artes marciales mixtas. "Cuando Joe Rogan va a por ti, no es sólo él", contó la afectada a 'New York Times'. "Con cada insulto que hizo hacia mí, estaba señalando a sus seguidores que dirigir insultos y calumnias transfóbicas hacia mí era aceptable".

placeholder Conor McGregor es entrevistado por Joe Rogan. (Gary A. Vasquez / USA Today Sports)
Conor McGregor es entrevistado por Joe Rogan. (Gary A. Vasquez / USA Today Sports)

Eso sí, aunque lo pueda parecer, Rogan ha asegurado que nunca votó a Donald Trump, mientras que sí ha apoyado candidatos del Partido Libertario o el ala más liberal del Partido Republicano. Para sorpresa de muchos, tuvo palabras amables sobre Bernie Sanders, que visitó el programa durante las primarias de 2020.

Para el 'New York Times', "Joe Rogan es demasiado grande para ser cancelado". El comunicador no ha tenido problemas de este tipo, pero eso no ha quitado que defienda que "el problema es que nunca se es lo suficientemente woke" y que "al final se llegará a que los hombres blancos heterosexuales no pueden hablar". Su influencia, en permanente acceso, y los 100 millones de dólares que le dio Spotify no parecen apuntar en esa dirección.

Joe Rogan ha puesto patas arriba el mundo de la música. Su podcast, The Joe Rogan Experience, ha provocado que una leyenda del rock como Neil Young haya decidido salir de Spotify para no compartir plataforma con un comunicador que ha sido señalado por difundir información falsa sobre la pandemia. Aunque quizá no sea muy conocido en España, pero es uno de los comunicadores más influyentes del mundo de internet.

Spotify Pandemia Streaming Podcast
El redactor recomienda