Formación, dirección y regulación: cómo atraer inversiones en ‘hubs’ tecnológicos
  1. Tecnología
EMPRESA E INVERSIONES

Formación, dirección y regulación: cómo atraer inversiones en ‘hubs’ tecnológicos

La Agenda España Digital 2025, con una inversión pública de 11.000 millones, prevé formar a 20.000 nuevos especialistas en ciberseguridad, inteligencia artificial y datos hasta 2025

Dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la digitalización es considerada un fenómeno clave y estratégico para la transformación de la economía y las empresas españolas. En este aspecto, la Agenda España Digital 2025, aprobada por el Gobierno en julio de 2020, prevé una inversión pública de 11.000 millones de euros en torno a tres grandes ejes: el Plan Nacional de Competencias Digitales, el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 y el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas.

En concreto, el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021-2025 contará con un presupuesto de 2.600 millones de euros, mientras que la partida para el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 ascenderá a 4.656 millones de euros, y las inversiones públicas contempladas en el Plan Nacional de Competencias Digitales sumarán 3.750 millones de euros.

Todas estas inversiones públicas serán financiadas por los fondos europeos Next Generation del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), de los cuales España recibirá 70.000 millones de euros en préstamos y otros 70.000 millones en transferencias no reembolsables entre 2021 y 2026.

placeholder Un momento del debate.
Un momento del debate.

El objetivo del Gobierno es movilizar la mayor parte de los 70.000 millones en transferencias en los primeros tres años (2021-23), mientras que los préstamos se solicitarán para complementar la financiación de los proyectos estratégicos (Perte) en marcha. España ya ha recibido el primer adelanto de 9.000 millones de Bruselas, y espera ingresar los primeros 10.000 millones de euros correspondientes al MRR entre finales de este año y principios de 2022.

Para analizar el impacto de la digitalización en las estructuras de las compañías y atraer inversiones para el desarrollo de nuevos ‘hubs’ empresariales, El Confidencial y Capgemini organizaron el debate ‘El CEO como clave en la transformación digital de las empresas’. En la mesa, participaron Luis Abad, CEO de Capgemini; Javier Cabrerizo, 'global managing director' de Prosegur, y Raquel Tapia, directora general de Sanofi Genzyme Iberia.

placeholder Luis Abad, CEO de Capgemini.
Luis Abad, CEO de Capgemini.

Por su clima, calidad de vida e infraestructura en telecomunicaciones, España ha logrado atraer en los últimos años grandes ‘hubs’ empresariales de gigantes como Microsoft, Amazon, Google o Vodafone.

Perfiles tecnológicos

Para Luis Abad, CEO de Capgemini, “España puede seguir atrayendo muchas más inversiones. Todas las empresas pueden dar ejemplos concretos, lo que necesitamos es cierta estabilidad en el marco regulatorio, que no cambie en cinco o siete años”.

Algunos de los aspectos clave para “traer más producción y suministros a España” es demostrar que “tenemos esos perfiles tecnológicos, ese talento y suficiente soporte digital para competir con otros países”, dijo Raquel Tapia, directora general de Sanofi Genzyme Iberia. “España tiene la oportunidad de atraer inversiones. No estamos al 100%, pero tenemos todo para poder serlo”, agregó.

Javier Cabrerizo, 'global manager director' de Prosegur, destacó por su parte la “infraestructura tecnológica en España”. Con los fondos europeos, “contamos con una oportunidad extraordinaria” para el desarrollo empresarial. “Tenemos talento, calidad de vida y capacidad para atraer al talento”, apuntó Cabrerizo.

placeholder Javier Cabrerizo, 'global managing director' de Prosegur.
Javier Cabrerizo, 'global managing director' de Prosegur.

Otro de los puntos clave para atraer grandes inversiones será la capacitación laboral y la formación. Entre otros objetivos, la Agenda España Digital 2025 espera que el 80% de la población haya adquirido competencias digitales al final del periodo. El Gobierno espera que tres nuevas tecnologías —ciberseguridad, inteligencia artificial y datos— ayuden a impulsar el empleo con la formación de 20.000 nuevos especialistas hasta 2025.

“No va a haber suficiente talento tecnológico en el mundo para hacer frente a la demanda que se prevé para los próximos cinco años. En España, tenemos un problema parecido, ni más ni menos”, apuntó el CEO de Capgemini. Aunque en el corto plazo España “no tiene nada que envidiar a otros países europeos en cuanto a transformación tecnológica”, Abad aconsejó “articular mejor” el acceso a la Formación Profesional (FP) y la universidad para ir cerrando la brecha existente frente a otros países del entorno, como Alemania.

Cursos de reciclaje

“Hoy, todas las compañías están adoptando tecnologías clave, como ciberseguridad, entornos más ágiles, mejores canales de internet con los clientes, manejos de datos en los procesos de administración. Necesitan muchos perfiles en los que no son necesarios cinco años de formación”, dijo el 'global manager director' de Prosegur. “Es una oportunidad muy grande en los procesos de reciclaje de la vida laboral. Con 12 semanas de dedicación en entornos 'cloud', o gestor de identidad en ciberseguridad, puedes incorporarte al mercado laboral”, apuntó.

Para Tapia, de Sanofi Genzyme Iberia, las empresas juegan un “rol importantísimo” en el reciclaje de profesionales, y para romper las “resistencias internas” entre los empleados. “Necesitamos perfiles con una serie de capacidades desarrolladas, no una titulación” explicó.

La Agenda España Digital 2025 también espera impulsar la digitalización de las pymes —que conforman el 90% del tejido empresarial español— y del sector público. La meta fijada en esta hoja de ruta tecnológica es que el 25% de la facturación de las pymes provenga del comercio electrónico en 2025, y que el 50% de los servicios públicos —como los servicios de Empleo, Justicia, o las políticas sociales, entre los más destacados— cuenten con aplicaciones móviles para simplificar y personalizar los trámites al finalizar este periodo.

“Las pymes presentan una dualidad. Por un lado, hay empresas pequeñas que, gracias a la tecnología, escalan sus negocios muy rápidamente. Y por otro lado, están las pymes más establecidas en el mercado, que necesitan ayudas de los fondos públicos. Este tipo de pymes no requiere de transferencias tecnológicas para mejorar sus estructuras, sino aumentar sus inversiones para digitalizar sus operaciones”, apuntó Cabrerizo.

Algunos sectores económicos, como la banca, los servicios financieros, el seguro o el 'retail', llevan años invirtiendo en la digitalización de sus operaciones, pero otras actividades permanecían más distantes de esta tendencia por las características de sus actividades. Es el caso de la salud, uno de los sectores más sacudidos por la pandemia y que más invirtieron para automatizar las citas médicas, la atención sanitaria telefónica o en el desarrollo de plataformas para gestionar los contagios, como la aplicación Radar Covid.

placeholder Raquel Tapia, directora general de Sanofi Genzyme Iberia.
Raquel Tapia, directora general de Sanofi Genzyme Iberia.

La digitalización en el sector salud siempre ha estado más unida a la parte de investigación, que es menos visible y no la ven tanto los ciudadanos. Lo que ha sucedido con la pandemia es que se ha trasgredido esta barrera, y ahora tenemos una oportunidad enorme de gestionar mejor los datos para acercar los procesos de innovación muchísimo más rápido a los pacientes, a la salud y a todo el sector económico”, señaló Raquel Tapia, directora general de Sanofi Genzyme Iberia.

Para Luis Abad, CEO de Capgemini, “la acelerada digitalización durante los meses de pandemia ha obligado a las empresas a trabajar de una forma distinta. Este cambio no solo afecta a las empresas, también a la forma de consumir”, dijo sobre la importancia y las nuevas formas de relacionarse con los clientes. “La realidad es que la digitalización cambia la manera de relacionarnos con el mundo”, agregó.

Además de la tecnología y la implementación de sus procesos, Javier Cabrerizo, 'global manager director' de Prosegur, destacó que la digitalización supone un doble desafío para todas las compañías: “Por un lado, hay que incorporar las nuevas tecnologías a nuestras actividades, y por otro lado, combinar la tecnología con todo el conocimiento que tenemos del negocio para que cumplan con las necesidades del cliente; los tipos de servicios que demanda, cómo se puede mejorar el servicio, etcétera”. Es, según Cabrerizo, un “profundo cambio” que trastoca desde “los procesos del negocio hasta la oferta de servicios y la relación con el consumidor”.

Eventos EC Empresas Inversiones