Lío en Madrid con el uso de Google en las escuelas: en riesgo los datos de los alumnos
  1. Tecnología
¿Quién protege los datos de los alumnos?

Lío en Madrid con el uso de Google en las escuelas: en riesgo los datos de los alumnos

Casi medio año después de la firma del convenio entre Google y la Comunidad de Madrid, este aún no se ha puesto en marcha. Pese a ello, muchos centros usan sus herramientas en medio de un limbo legal.

Foto:  Un niño consulta una tablet. (EFE/Elías L. Benarroch)
Un niño consulta una tablet. (EFE/Elías L. Benarroch)

Nadie en el sistema educativo público madrileño sabe muy bien qué puede hacer con las herramientas de Google. Ni siquiera si puede hacer algo. El pasado curso, el Ejecutivo vetó su uso hasta que llegara a un acuerdo con la tecnológica que fuera garantista respecto a la protección de datos. Cuando el periodo lectivo estaba a punto de acabar, ambas partes anunciaron la firma de un convenio que muchos interpretaron como la validación del uso de esta plataforma. Pero no ha sido así. Casi medio año después de esa firma, el convenio aún no se ha puesto en marcha y la confusión está servida.

En un primer momento, Educación justificaba que no se aceptara a Google porque el uso de cualquier herramienta tecnológica en los centros públicos "debe cumplir las políticas de seguridad de la información y de la privacidad de los datos personales" e invitaban a usar EducaMadrid, plataforma pública y de código abierto. De forma paralela, iniciaron una negociación con la tecnológica que se prolongó durante todo el curso. Finalmente, a mitad de junio, se anunció el convenio con el gigante estadounidense.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), escucha al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE)

La Consejería también es responsable de “establecer las limitaciones” de uso de Google, derivadas de un análisis de riesgos del tratamiento de datos al que este periódico ha solicitado acceso, sin éxito. Además, antes de comenzar a usarse, se estipulaba que en la web de EducaMadrid tendría que aparecer la relación de servicios habilitada por Google y sus términos y recomendaciones de uso –como los relativos a protección de datos–. Es lo que ocurre en el caso del acuerdo alcanzado con Microsoft, pero no con Google.

“Lo he evitado en mi centro. Si alguien lo usa, es sin que yo lo sepa”, comenta un profesor y coordinador de Tecnologías de la Información y la Comunicación de un instituto madrileño, que admite que “hay centros que lo utilizaban desde hace años y ahora se ven amparados por ese convenio, pero también otros han empezado ahora por eso mismo, aunque no esté vigente”. La consecuencia es que deja los datos de los alumnos que han utilizado Google con la política de protección de datos estándar de la compañía.

Todo el mundo está confundido

La noticia del acuerdo entre Google y Educación hizo que muchos profesores y centros lo tomaran como su puesta en marcha, aunque no sean lo mismo. Esto ha hecho que haya una cantidad indeterminada de colegios e institutos recurriendo ahora mismo a las herramientas de la tecnológica sin tener una autorización real, una confusión a la que también ha podido contribuir que, pese a todo lo anterior, se ofreciera formación para aprender a usar las herramientas de Google a los profesores.

placeholder (EFE)
(EFE)

El permiso solo puede venir desde la Consejería en el caso de la pública –la concertada y la privada tienen más autonomía–, aunque en algunos centros se ha pedido a los padres una autorización para usarlo. Samuel Parra, abogado especializado en protección de datos, indica al respecto que "el consentimiento parental es lo mínimo, pero la relación jurídica que se crea entre la Consejería y Google es inválida hoy en día". "El permiso de los padres es irrelevante mientras no haya acuerdo vigente", afirma a este diario.

Foto: Icono de la 'app' de Instagram. (EFE)

Enrique García, profesor de un instituto madrileño, preguntó por el uso de herramientas de Google durante el pasado curso en, al menos, seis centros –cuatro colegios y dos institutos– de la Comunidad de Madrid. La Dirección General de Bilingüismo y Calidad de la Enseñanza confirmó que estos centros no habían solicitado “autorización y supervisión para la utilización de aplicaciones de Google”. “Mientras no esté suscrito el convenio” entre Google y Madrid, continuaba la respuesta, “los centros emplearán los sistemas corporativos de gestión de alumnos y de cuentas de correo para trámites académicos y la plataforma EducaMadrid para actividades educativas, y aquellas aplicaciones o plataformas que sean autorizadas por esta Dirección General”.

Sobre si antes del convenio se autorizó la utilización de alguna de las herramientas de Google, la protección de datos aplicada o si se tomaron medidas al respecto, desde la Consejería de Educación no ofrecen ninguna respuesta clara a este periódico. Tampoco sobre cuándo podrá usarse. Se limitan a explicar que “se están desarrollando todos aquellos trabajos previos necesarios”, algo que estará cerrado en “las próximas semanas", señalan. También indican que EducaMadrid “es compatible con multitud de herramientas en línea, no solamente Google”.

placeholder (Reuters)
(Reuters)

De cualquier modo, en la Consejería descartan que se puedan “utilizar programas externos para labores administrativas propias de la gestión del centro educativo y la evaluación del alumnado, puesto que en estos procesos se manejan datos sensibles”, pero sí aquellas otras que “mejor se adapten a la actividad que estén llevando a cabo y que aporten un impacto positivo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, siempre que no se usen datos sensibles y los que aparezcan estén anonimizados”. Según la institución, con estas herramientas los alumnos “adquieren la competencia digital que necesitan como ciudadanos”, donde apostillan que estos “deben conocer cómo autoprotegerse en entornos menos seguros, para ser capaces de controlar y restringir el tipo de información que facilitan y de evitar dejar huella digital”.

“Google nos salvó”

“Google nos salvó la actividad lectiva durante el confinamiento. EducaMadrid tiene el problema de siempre: es difícil de manejar y los servidores no dan a basto, aunque sea un buen repositorio de programas actividades”, defienden desde la Asociación de Directores de Institutos de Madrid (Adimad). “Google es mucho más potente para el trabajo diario”, afirma su presidente, Esteban Álvarez, que critica la “lentitud pasmosa” para la aplicación de lo acordado.

“Hasta que no se haga esa integración, Google no puede utilizarse para tareas administrativas o de calificación, ni puede haber datos personales”, continúa Álvarez, que afirma que “lo que sí se puede hacer, y como se utiliza desde hace tiempo, es usarlo como medio de comunicación contando con permiso parental”. Según Álvarez, los centros anonimizan las cuentas indicando en su nombre únicamente un número para identificar al alumno (por ejemplo, "alumno1 de 1ºA"). “Te lo devuelven hecho, lo corriges y ya está, pero no lo utilizas como libro de calificaciones. No podemos hacer más hasta que nos digan cómo hacerlo”, comenta. “La clave es cuándo van a concretar lo que dicen que van a hacer, porque con el programa de gestión Raíces pasa lo mismo. Llevamos 5 años esperando que se resuelvan los fallos y carencias”.

placeholder (Reuters)
(Reuters)

Otro docente de la ciudad de Madrid explica que en su centro llevan usando Google desde mediados de octubre, aunque no tiene claro quién dio la autorización. "Hay institutos que lo están negociando individualmente y otros que llevan años con esto empleándolo con regularidad", comenta el profesor, que en estas semanas también ha empezado a utilizar el correo de Google, Gmail, con las extensiones propias del centro, donde también se ha usado Classroom. "La gente es muy acrítica con el uso de Google porque EducaMadrid funciona muy mal y es muy ortopédico aun cuando funciona bien", lamenta este profesor, que tiene claro lo que deparará el futuro: "No hay competencia posible, la verdad".

Microsoft Alumnos Madrid
El redactor recomienda