La Justicia europea confirma la multa de 2017 de 2.400 millones de euros a Google
  1. Tecnología
Desestima parte del recurso

La Justicia europea confirma la multa de 2017 de 2.400 millones de euros a Google

El Tribunal General de la Unión Europea da la razón a la CE y confirma la multa de más de 2.400 millones que Bruselas impuso en 2017 a Google por abuso de posición dominante

Foto: Sede de Google en Nueva York. (Reuters/Shannon Stapleton)
Sede de Google en Nueva York. (Reuters/Shannon Stapleton)

El Tribunal General de la Unión Europea (TUE) ha confirmado la multa que la Comisión Europea impuso en 2017 a Google por valor de 2.400 millones de euros por abuso de posición dominante al haber dado ventaja a su sistema de comparación de precios frente a otros productos competidores. En su momento fue la multa más alta impuesta por la Comisión Europea en materia de competencia, superada por otra multa, también a Google, de 4.340 millones impuesta en 2018.

“El Tribunal General desestima en su mayor parte el recurso interpuesto por las dos empresas y confirma la multa impuesta por la Comisión”, ha señalado la alta corte, cuya decisión puede ser recurrida al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Foto: Vista de la sede de Google en Ciudad de México. (Reuters)

En 2004 Google puso en marcha un comparador de compras llamado Froogle, que acabó con los años rebautizado como Google Shopping. Pero, pasados los años, en la compañía se dieron cuenta de que el producto no estaba funcionando. Para que fuera un éxito tenía que recibir más visitas para que hubiera más clics y más clientes que quisieran estar en la herramienta de comparación de compras de Google. En 2008 decidieron cambiar de estrategia, aunque documentos internos de la empresa ya mostraban dos años antes que Google sabía que el sistema no estaba funcionando. Bruselas considera que fue entonces cuando el gigante digital decidió hacer uso de su posición dominante.

La Comisión Europea acusa a Google de colocar “sistemáticamente en un lugar destacado su propio servicio de compras” para que, cuando un usuario busca cualquier producto en el motor de búsqueda de la empresa, su comparador aparezca en la parte de arriba de la página. Al mismo tiempo, la compañía “coloca en peor lugar los servicios de compras comparativas rivales”. “Puede comprobarse que, incluso el servicio rival mejor situado, aparece por término medio solamente en la cuarta página de resultados de búsqueda de Google, y otros figuran incluso más abajo”, señaló en 2017 la Comisión Europea. Los cálculos del Ejecutivo comunitario son que el 95% de los clics se concentran en la primera página de resultados de Google.

"Algunos competidores se han adaptado y han logrado recuperar algo de tráfico, pero nunca del todo"

Bruselas señaló cuando impuso su multa que, desde el momento en el que la compañía había puesto en marcha este sistema que los técnicos de la dirección general de Competencia consideraban ilegales, el sistema de comparación de precios de Google había aumentado su tráfico 45 veces en el Reino Unido, 35 veces en Alemania o 17 veces en España, mientras que algunas de sus principales competidoras habían visto una caída del 85% en su tráfico en el Reino Unido, un 92% de caída en Alemania o un 80% en Francia. “Estas caídas repentinas tampoco podrían explicarse por otros factores. Algunos competidores se han adaptado y han logrado recuperar algo de tráfico, pero nunca del todo”, señalaba entonces el Ejecutivo comunitario.

El TUE confirma este análisis de la Comisión Europea. “Al favorecer su propio servicio de comparación de precios en sus páginas de resultados generales a través de una visualización y posicionamiento más favorables, mientras que relegaba los resultados de los servicios de comparación de la competencia en esas páginas mediante algoritmos de clasificación, Google se apartó de la competencia por sus méritos”, señala la corte de Luxemburgo. "Dada la vocación universal del motor de búsqueda general de Google (...) la promoción en las páginas de resultados de Google de un solo tipo de resultado especializado, a saber, el suyo, implica una cierta forma de anormalidad", subraya el TUE.

Un portavoz de la compañía señala el "dictamen es sobre hechos muy específicos". "Ya realizamos cambios en 2017 para cumplir con la decisión de la Comisión Europea. Estos cambios han funcionado de manera exitosa generando mil millones de clics para más de 700 servicios de comparación de precios", ha asegurado el portavoz de Google.

El redactor recomienda