Adiós a la 'startup' de zapatillas que llevó hasta Pedro Sánchez: Muroexe, a liquidación
  1. Tecnología
fundada en 2013

Adiós a la 'startup' de zapatillas que llevó hasta Pedro Sánchez: Muroexe, a liquidación

La 'startup', herida de muerte por el covid, no ha remontado los resultados negativos de los últimos años. Ahora, en liquidación, es dirigida por un administrador concursal

Foto: Esmeralda Martín y Roberto Heredia, cofundadores de Muroexe. (Muroexe)
Esmeralda Martín y Roberto Heredia, cofundadores de Muroexe. (Muroexe)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ha sido una de las 'startups' españolas con mayor visibilidad merced a su apuesta por prendas veganas (sin pieles ni cueros, con tejidos sintéticos, materiales reciclables e incluso colas vegetales para el ensamblaje), pero su camino se ha apagado, al menos por ahora. Ocho años después, y tras 300.000 zapatillas vendidas en 50 países y siete tiendas físicas, Muroexe entra en concurso de acreedores. La compañía, fundada en 2013 por los emprendedores Roberto Heredia y Esmeralda Martín, presentó su causa de disolución el pasado 29 de octubre ante el Registro Mercantil. Ahora, en proceso de liquidación, está en manos del administrador concursal Moore Reestructuración Empresarial.

"Empezamos a ver que la situación era muy difícil de levantar en marzo de 2021. Hemos hecho todo lo que hemos podido, pero no ha sido posible", reconocen fuentes internas de la empresa a El Confidencial. Antes del paso final, hubo un último intento de salvar la compañía, pero no fue posible ni con ampliación de capital ni con la posibilidad de que la propia 'startup' cambiase de manos: "Hablamos con otras empresas del sector, pero todas lo han pasado muy mal con el covid, no podían permitirse una operación de este tipo. Al final, vimos que lo mejor era ir a concurso de acreedores".

Foto: Trabajadores de Devo. Imagen cedida.

El covid ha sido la puntilla para Muroexe. De hecho, el 13 de marzo de 2020, un día antes de que se decretase oficialmente el estado de alarma en nuestro país, la compañía cerró sus siete tiendas físicas. Al día siguiente, fue más allá y presentó un ERTE que afectaba a 22 de sus 29 trabajadores: los que trabajaban en tiendas físicas se fueron a casa, mientras que quienes lo hacían en la oficina teletrabajaron con jornada reducida. Dicho confinamiento afectó no solo a su actividad 'offline', sino también a la 'online': Muroexe lanzó unas zapatillas de estar en casa que se agotaron rápidamente, pero la crisis que afectó a las fábricas y proveedores les impidió reponer dicho 'stock'.

"Tres meses después de abrir las últimas, llegó la pandemia y los caseros de nuestros locales no nos lo han puesto fácil"

Pero el golpe definitivo para Muroexe llegó en las siete tiendas físicas que la 'startup' tenía dentro y fuera de España. "La primera que abrimos, en la calle Fuencarral de Madrid, siempre fue muy rentable. Siempre hemos sido prudentes al abrir tiendas físicas, pero tres meses después de abrir las últimas llegó la pandemia y los caseros de nuestros locales no nos lo han puesto fácil", reconoce la fuente de la 'startup'. "Es una de las grandes causas de que hoy estemos aquí. En el terreno 'online' puedes recortar todo lo que haya que recortar, pero en las tiendas físicas no. Y encima teníamos la incertidumbre, porque si todos hubiéramos sabido cuánto iba a durar esto... Pero era muy difícil saberlo. Ha sido una sangría monumental".

placeholder La tienda de Muroexe en la calle Fuencarral de Madrid. (Muroexe)
La tienda de Muroexe en la calle Fuencarral de Madrid. (Muroexe)

Años de inversión y pérdidas acumuladas

En cualquier caso, la 'startup' no llegó a la pandemia con números positivos. En los últimos años, Muroexe Industries SL fue aumentando sus cifras de facturación, pero los resultados en el balance de cuentas venían siendo negativos. En 2020, el peor año de su historia, su facturación cayó más de un 50% respecto al año anterior, mientras que el balance final dejó unas pérdidas de 1,5 millones de euros.

Hasta ahora, la compañía había podido aguantar las pérdidas como lo hacen muchas otras 'startups': con financiación externa. En sus inicios, en 2013, Muroexe contó con el apoyo financiero de inversores individuales como Alfonso Cortina de Alcocer, expresidente de Repsol, o Inés Andrade, vicepresidenta de Altamar Capital. En 2017 llegó su primera ronda de financiación, avalada por JME Ventures, el brazo inversor de la Fundación José Manuel Entrecanales. En el resto de la trayectoria hubo dos nuevas rondas: la primera, en mayo de 2019, de un millón de euros, liderada por Gala Capital Partners. La segunda, en octubre del mismo año, de 2,8 millones de euros, una ronda en la que la compañía logró el récord de financiación de 'equity crowdfunding' en España merced al apoyo de más de 1.200 inversores individuales, aportando cada uno entre 60 y 50.000 euros.

Es cierto que cuando la 'startup' ha acudido a financiación externa no ha sido necesariamente para conseguir apagar su deuda, sino más bien para apuntalar su crecimiento. Las rondas le fueron permitiendo abrir sus tiendas físicas en España, pero también instaurar sedes en puntos internacionales como Berlín o Nueva York. Sus productos, además, fueron consiguiendo un notable éxito tanto entre usuarios como entre distribuidores: se han vendido en grandes cadenas como El Corte Inglés y la empresa ha hecho colaboraciones de productos conjuntos con marcas como El Ganso.

placeholder Foto: Muroexe.
Foto: Muroexe.

Su mayor 'influencer': Pedro Sánchez

En el capítulo de curiosidades, es evidente que todas las marcas de moda suelen recurrir a 'influencers' para aumentar su negocio, sobre todo a través de redes sociales. Pero el mayor 'influencer' de Muroexe ha sido quizás el más inesperado: nada más y nada menos que Pedro Sánchez.

Y es que, el pasado 9 de julio, el presidente del Gobierno recibió la segunda dosis de la vacuna contra el covid y hubo un detalle del que muy pocos se dieron cuenta: Pedro Sánchez llevaba unas Muroexe. Concretamente, las Marathon Nebula Grey, de 80 euros. No era la primera vez: el presidente ha llevado las mismas zapatillas en otras ocasiones, como la famosa reunión con los ministros y ministras del Gobierno en Quintos de Mora.

"No teníamos ni idea", reconoce la fuente de la empresa. "Alguna vez nos han contado que tal o cual famoso llevaba una de nuestras zapatillas, pero de lo de Pedro Sánchez no teníamos ni idea. Fue muy divertido, la verdad. No sé si sería cosa suya o de gente de su equipo, pero nos hizo mucha ilusión".

Anécdotas aparte, lo cierto es que, con todo y pese a todo, la 'startup' no ha conseguido capear el temporal. Su destino, por ahora sin concretar, queda en manos del administrador concursal, que tendrá que abordar si la compañía cierra sus puertas definitivamente o si encuentra alguna otra salida dentro de una compañía más grande. Por el momento, el futuro de Muroexe queda en el aire.

Ha sido una de las 'startups' españolas con mayor visibilidad merced a su apuesta por prendas veganas (sin pieles ni cueros, con tejidos sintéticos, materiales reciclables e incluso colas vegetales para el ensamblaje), pero su camino se ha apagado, al menos por ahora. Ocho años después, y tras 300.000 zapatillas vendidas en 50 países y siete tiendas físicas, Muroexe entra en concurso de acreedores. La compañía, fundada en 2013 por los emprendedores Roberto Heredia y Esmeralda Martín, presentó su causa de disolución el pasado 29 de octubre ante el Registro Mercantil. Ahora, en proceso de liquidación, está en manos del administrador concursal Moore Reestructuración Empresarial.

Pedro Sánchez Concurso de acreedores
El redactor recomienda