Es noticia
Menú
Portátiles de 'gaming' para pasar horas jugando a videojuegos
  1. Tecnología
LO MEJOR DEL MERCADO

Portátiles de 'gaming' para pasar horas jugando a videojuegos

16 GB de RAM, disco duro SSD y procesador de 6 núcleos y 12 hilos: las características fundamentales de un portátiles gaming para la nueva generación de juegos y videoconsolas

Foto: Los mejores portátiles para gaming (Fredrick Tendong para Unsplash)
Los mejores portátiles para gaming (Fredrick Tendong para Unsplash)

El hardware de un portátil gaming ha de satisfacer las necesidades presentes y futuras. Esto es especialmente importante en un momento como este en el que estamos viviendo la transición entre la octava y la novena generación de videoconsolas. Un salto que antes solía producirse cada, aproximadamente, seis o siete años, pero que ahora se da a una velocidad de vértigo.

Por tanto, a la hora de comprar un portátil para gaming, es necesario elegir uno que sea capaz de satisfacer las necesidades de los videojuegos de nueva generación. Aquí vamos a ver cuáles son exactamente y daremos algunos ejemplos de equipos que las satisfacen plenamente.

¿Qué necesita un portátil para jugar a videojuegos?

Actualmente, a la hora de comprar un portátil gaming, no solo hay que pensar en el presente, sino también en el futuro. ¿El motivo? La PS5 y la Xbox Series X, referentes de la novena generación de videoconsolas, fueron lanzadas hace menos de un año, así que estamos viviendo un proceso de transición que se consolidará dentro de no tanto.

Foto: Los mejores mandos, volantes y accesorios para consolas y PC gaming (EFE/Riot Games)

Evidentemente, los nuevos videojuegos que ya se están desarrollando para ellas van a tener unos requisitos superiores a los de Xbox One y PS4. Esto se traducirá en que, en sus versiones de PC, las exigencias serán mayores. Por ello, para asegurarnos de que nuestro portátil gaming será compatible con ellos, ha de reunir las siguientes características:

  • Procesadores de 6 núcleos y 12 hilos, como mínimo. Como el Intel Core i7 10750H o el AMD Ryzen 4 4600H. De hecho, si llegan a los 8 núcleos y a los 16 hilos, mejor. Pensemos que la anterior generación de videojuegos (PS4 y Xbox One) se movía en los 4 núcleos y los 8 hilos, mientras que su predecesora requería 2 núcleos y 4 hilos (Xbox 360 y PS3).
  • 16 GB de RAM. O más. Generalmente, la memoria RAM de los ordenadores portátiles puede incrementarse fácilmente, pero siempre resulta más económico comprar un modelo que albergue la suficiente. Además, ha de operar a frecuencias de 3200 MHz, como poco.
  • Tarjeta gráfica acorde al monitor. En estos momentos, la mayoría de portátiles gaming equipan monitores con resolución FullHD 1080p y una tasa de refresco de 144 Hz. Así que podemos ceñirnos a esas características sin problema a la hora de elegir. Una RTX 2070 Super Mobile es una apuesta segura, por ejemplo.
  • Disco duro SSD. Principalmente, porque ofrece una velocidad de lectura y procesamiento muy superior a cualquier HDD. Además, debemos tener en cuenta que la mayoría de juegos de nueva generación ocupan entre 60 GB y 200 GB de espacio en la memoria. Por ello, como poco, debe elegirse uno con 512 GB de capacidad (si es 1 TB, mejor). Para abaratar el precio, siempre es posible complementarlo con un HDD para guardar todo lo que no sean videojuegos.

Si no quieres que tus videojuegos se queden colgados necesitas un buen ordenador

A esto hay que sumar el sistema de refrigeración. Los videojuegos de nueva generación tienen unos requisitos técnicos altos y requieren que el hardware funcione a pleno rendimiento, lo que genera mucho calor. Sin él pueden originarse daños graves en las piezas.

Los mejores portátiles para gaming

Ahora que ya tenemos claros cuáles son los requisitos que debe cumplir un portátil gaming actual para afrontar el desafío que supone la novena generación de videoconsolas, toca poner algunos ejemplos. Queremos empezar con este MSI GF63 Thin, que cuenta con un monitor de 15,6 pulgadas FullHD, 16 GB de RAM y disco duro SSD de 512 GB. Además, dispone de un procesador Intel Core i7 de 6 núcleos y 12 hilos y de una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1650 con 4 GB de memoria dedicada. Se vende sin sistema operativo para que el usuario elija el que prefiera.

placeholder MSI GF63 Thin
MSI GF63 Thin

Quienes prefieren que su laptop gaming incluya directamente Windows 10 Home pueden optar por este Lenovo IdeaPad Gaming 3. Sus características son prácticamente idénticas, aunque su procesador, también un Intel Core i7, es ligeramente más potente. Mención especial merece este ASUS TUF A15 gracias a su teclado retroiluminado. Esto facilita al jugador encontrar las teclas y comandos que necesita para jugar durante la noche o en situaciones de oscuridad casi plena.

Por su parte, el CoolBox DeepGaming Exegon va un paso más allá en términos de rendimiento que los anteriores. De hecho, alcanza los 32 GB de memoria RAM y cuenta con una pantalla de 17,3 pulgadas. Esas 1,7 pulgadas de diferencia se notan bastante durante las partidas. Además, su procesador Intel Core i7 pertenece a la 11ª generación y su tarjeta gráfica Nvidia RTX 3050 cuenta con tecnología de aceleración de DLSS por IA y trazado de rayos.

placeholder CoolBox DeepGaming Exegon
CoolBox DeepGaming Exegon

Sin embargo, los auténticos gamers de PC, siempre que su presupuesto se lo permita, se encontrarán mucho más cómodos con un ASUS ROG Zephyrus S17. Su pantalla IPS alcanza una tasa de refresco de 300 Hz y dispone de un disco duro SSD de 1 TB y de 32 GB de RAM. Además, resulta mucho más ligero, fino y fácil de transportar que prácticamente todos sus competidores gracias a su chasis de aleación de magnesio.

Otra opción más económica la ofrece este HP Pavilion Gaming 15. Sin embargo, en el que recomendamos que escojas la opción de 16 GB de RAM, ya que hay que ser conscientes de que, de lo contrario, en un futuro cercano puede ser necesario tener que incrementarla. Un problema del que nos podremos olvidar con el Lenovo Legion 5. Su procesador AMD Ryzen 7, su gráfica Nvidia GeForce RTX 3060 con 6 GB de memoria dedicada y su disco duro SSD de 1 TB son sinónimo de fluidez y buen rendimiento. Una apuesta segura.

placeholder Lenovo Legion 5 gaming
Lenovo Legion 5 gaming

En la misma gama de precios se mueve el ASUS TUF Dash F15 y MSI Katana GF 66. De hecho, la elección entre uno u otro dependerá, más que nada, de los gustos estéticos del usuario. La diferencia principal entre ambos es que uno equipa un disco duro SSD de 512 GB y el otro uno de 1 TB.

En definitiva, cualquiera de estos portátiles gaming es capaz de cumplir sin problemas los requisitos de los últimos videojuegos lanzados al mercado. Incluso de aquellos que son adaptados a PC desde la PS5 o la Xbox Series X. Sin duda, la mejor garantía de que tendrán una larga vida útil.

El hardware de un portátil gaming ha de satisfacer las necesidades presentes y futuras. Esto es especialmente importante en un momento como este en el que estamos viviendo la transición entre la octava y la novena generación de videoconsolas. Un salto que antes solía producirse cada, aproximadamente, seis o siete años, pero que ahora se da a una velocidad de vértigo.

El redactor recomienda