'Cero accidentes, cero víctimas': el 5G, ante su reto más ambicioso en movilidad
  1. Tecnología
ENCUENTRO EL CONFIDENCIAL-CELLNEX

'Cero accidentes, cero víctimas': el 5G, ante su reto más ambicioso en movilidad

Frente a la fibra óptica actual, las nuevas inversiones en tecnología 5G intentarán cerrar la brecha digital y aportar una mayor cohesión a todo el territorio nacional con infraestructuras conectadas e inteligentes

Con anchos de banda de hasta un 'gigabyte' por segundo, la tecnología 5G multiplicará por 20 la velocidad 4G actual. El consumo de contenidos multimedia en los móviles será más rápido y eficiente, pero la gran transformación se producirá en la industria y las empresas, que aprovecharán esta latencia para optimizar la digitalización de sus actividades en sectores tan diferentes como la industria del automóvil, infraestructuras, sanidad o fabricantes de equipos, entre otros.

Mientras el sector de la movilidad sigue realizando millonarias inversiones para mejorar a largo plazo el coche autónomo y su inteligencia artificial, la tecnología 5G abrirá las puertas a la otra gran transformación en el sector de la automoción: el coche conectado. Prueba de ello es la plataforma DGT 3.0 (Dirección General de Tráfico), cuya puesta en marcha se prevé para 2025. Vinculada a la tecnología 5G, permitirá a los conductores conectarse a una base de datos central para tener información real y actualizada del tráfico.

Los errores humanos están presentes en aproximadamente el 95% de todos los accidentes de tráfico y el 80% de los atropellos a peatones y ciclistas fue causado por vehículos de motor, como coches, camiones y autobuses. Además de trazar el ambicioso objetivo ‘Cero accidentes, cero víctimas’ en accidentes de tráfico en 2050, las nuevas tecnologías digitales también ayudarán a reducir los flujos del tráfico y las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por los atascos.

placeholder Eduard Martín, experto en innovación y CIO de Mobile World Capital.
Eduard Martín, experto en innovación y CIO de Mobile World Capital.

Para analizar el impacto de las nuevas redes inteligentes en el sector de la movilidad y el papel que desempañarán en aspectos clave de nuestras carreteras como la seguridad vial, la reducción de gases contaminantes y la mejor gestión del tráfico, El Confidencial y Cellnex organizaron el debate ‘La tecnología 5G como impulso de la movilidad conectada’. En la mesa redonda participaron Fernando Brea, 'head of' Collaborative Projects de Cellnex; Javier Daura, responsable de Innovación de Autopistas (Grupo Abertis); Jorge García, responsable de Ecosistema 5G y Estandarización en Proyectos de Innovación en Hispasat, y Eduard Martín, experto en innovación y CIO de Mobile World Capital.

Inversiones en infraestructuras

El plan de despliegue de las redes inteligentes 5G impulsado por el Gobierno prevé la instalación o renovación de 14.500 emplazamientos en España entre 2023 y 2025 con una inversión de 1.405 millones de euros en los próximos tres años.

Eduard Martín, experto en innovación y CIO de Mobile World Capital, destacó que el cumplimiento del calendario propuesto por la Unión Europea para la implantación de esta tecnología es una “buena noticia” para el sector. “Todos los Estados miembros deben contar con una ciudad conectada con 5G en 2022, y España lo cumple. El próximo objetivo es que todas las grandes áreas metropolitanas tengan cobertura 5G en 2025”, dijo Martín.

El principal problema de la fibra óptica actual es su despliegue en zonas rurales y municipios con escasos habitantes, donde su rentabilidad es limitada. Aunque el 99% de la población española se encuentra conectado a la red, la cobertura de las plataformas más avanzadas es algo más limitada. Según los últimos datos de la Secretaría de Avance Digital, cerca de 1,5 millones de personas viven en zonas blancas, donde no hay acceso a banda ancha, mientras que las zonas grises son aquellas donde el operador proporciona 30 megas de conexión y no cuentan con banda ancha de nueva generación.

placeholder Fernando Brea, 'head of' Collaborative Projects de Cellnex.
Fernando Brea, 'head of' Collaborative Projects de Cellnex.

“El problema de los despliegues es que hay zonas que son mucho más densas, en las cuales los operadores obtienen un mejor retorno de la inversión, y luego están las zonas más remotas en las que no hay cobertura porque habitualmente no es comercialmente rentable. Hay que bajar un poco más al detalle, no solo es importante el importe de la inversión, también cubrir todas las zonas blancas para dar mayor cohesión al territorio”, explicó Fernando Brea, 'head of' Collaborative Projects de Cellnex.

En este sentido, Jorge García, responsable de Ecosistema 5G y Estandarización en Proyectos de Innovación en Hispasat, explicó que “la brecha digital que tenemos actualmente es uno de los puntos más importantes que tenemos que cubrir con el 5G. La tecnología lo permite: por ejemplo, los satélites son una forma muy sencilla de poder llegar a esas personas a las que por motivos económicos o técnicos no se llegaba, y lo que vamos a conseguir con el 5G es que nadie se quede atrás en esa carrera digital”.

Con una mejor conexión en las zonas rurales, García estimó que se podría “favorecer la creación de nuevos negocios en zonas rurales y la instalación de nuevas industrias que hasta ahora estaban deshabitadas y sin conexión”, como mejoras en la agricultura y grandes sectores interesados en la prestación de servicios.

Hacia una movilidad conectada

Además de dar prioridad a la inversión en zonas blancas y grises con 812 millones de euros entre 2023 y 2025 para garantizar velocidades de al menos 300 Mbps en estas áreas, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital anunció el despliegue del 5G alrededor de actividades económicas estratégicas: polos industriales, servicios esenciales (educativo, asistencial y sanitario, entre otros) y principales corredores de transporte (carreteras y ferrocarriles) en el territorio nacional y transfronterizo.

placeholder Javier Daura, responsable de Innovación de Autopistas (Grupo Abertis).
Javier Daura, responsable de Innovación de Autopistas (Grupo Abertis).

Para Javier Daura, responsable de Innovación de Autopistas (Grupo Abertis), la principal dificultad para el despliegue del 5G es ver la viabilidad del negocio en los corredores viales. "Actualmente, nos encontramos en un periodo de transición y es necesario analizar todas las variables. En este sentido, un modelo de colaboración público-privada facilitaría la posibilidad del negocio. De momento, hemos trabajado en soluciones híbridas". Es decir, en aquellas zonas donde los operadores tradicionales no ofrezcan cobertura 5G, los operadores de carreteras utilizan sus propias fibras ópticas para instalar pequeñas antenas C-V2X compatibles con la tecnología 5G y "así reducir los costes de implantación y adaptarlos de forma escalable a la demanda real. Estas soluciones ya se están probando en varios pilotos en los corredores", explicó Daura.

Sobre la escasez de servicios asociados a día de hoy para ayudar a amortizar esta millonaria inversión en una movilidad más segura, conectada y sostenible, el representante de Cellnex destacó las oportunidades y dificultades que plantea; primero, conectar los coches, y luego los semáforos, infraestructuras, satélites, etcétera. “Las furgonetas de reparto y camiones de logística serán mucho más eficientes y comercialmente viables cuando estén conectados. Son servicios pensados no para las personas, sino para los vehículos y las flotas de transporte”, dijo Brea.

"Las furgonetas y camiones de logística no serán eficientes y comercialmente viables hasta que no estén conectados con algo" (Brea)

Aparte de una gestión más eficiente del tráfico, con la reducción de consumos y emisiones que conlleva, entre las aplicaciones de la tecnología 5G en la movilidad destacan los neumáticos inteligentes equipados con sensores para monitorizar la conducción y el estado de la infraestructura, así como los posibles baches, socavones e irregularidades en la vía, cuyos datos serían transmitidos en tiempo real al operador de la carretera.

Además, se está llevando a cabo el desarrollo de tacómetros (cuentarrevoluciones) y de tacógrafos en los camiones conectados para disponer de información actualizada sobre los usuarios que circulan por las vías. Y la ‘digitalización del cemento’ de las ciudades y autopistas para aportar mayor valor añadido con diferentes soluciones vehículo a la infraestructura (V2I), que completen la tecnología vehículo a vehículo (V2V) y del vehículo con las personas (V2P).

Grandes consorcios para el desarrollo de servicios

“Hasta que la industria de las telecomunicaciones y la del automóvil no se pongan de acuerdo, va a ser difícil avanzar en este ámbito. Es necesario romper esos silos con los fabricantes de automóviles para que consideren cómo van a conectar sus coches a la red 5G”, añadió el 'head of' Collaborative Projects de Cellnex, quien subrayó la necesidad de crear grandes consorcios de colaboración, como el proyecto ‘5GMED’ de las 21 empresas e instituciones público-privadas que trabajan en el despliegue del 5G en el corredor mediterráneo entre la frontera de Figueres (España) y Perpiñán (Francia). Un tramo estratégico en la Red Transeuropea de Transporte que acumula el 55% del tráfico por carretera entre la península Ibérica y el resto de Europa, y el 65% del tráfico ferroviario. “Hay muchos proyectos encima de la mesa. La empresa privada es muy rápida en el desarrollo de tecnologías, pero la Administración es más difícil de mover y más lenta en la implantación de soluciones”, dijo Brea.

placeholder Jorge García, responsable de Ecosistema 5G y Estandarización en Proyectos de Innovación en Hispasat.
Jorge García, responsable de Ecosistema 5G y Estandarización en Proyectos de Innovación en Hispasat.

En este punto, el director de Innovación de Abertis Autopistas añadió por su parte que “si España quiere liderar el sector con una movilidad más conectada y sostenible, hay que apostar por los corredores viales y atraer a los grandes fabricantes. Tenemos los estándares de la tecnología 5G ya aprobados, pero nos falta desplegar las redes y la regulación”.

Además de las infraestructuras, el responsable de Ecosistema 5G y Estandarización en Proyectos de Innovación en Hispasat destacó la importancia de “los servicios y la ciberseguridad” como las patas clave de esta tecnología. Entre algunos ejemplos, el CIO de Mobile World Capital destacó la eclosión de la telemedicina gracias al 5G, con el “ahorro de costes” que supondría para los hospitales poder monitorizar a los pacientes en tiempo real desde sus casas. “Los cambios regulatorios son siempre más lentos, pero si se generan nuevas necesidades en la economía, se aceleran los procesos”, puntualizó.

Eventos EC Tecnología
El redactor recomienda