El negocio de El Rubius en 2020: facturó 2,6M€, ganó 258.000€ y debe 39.000€ a Hacienda
  1. Tecnología
ACCEDEMOS A SUS CUENTAS

El negocio de El Rubius en 2020: facturó 2,6M€, ganó 258.000€ y debe 39.000€ a Hacienda

El ‘youtuber’, ya mudado a Andorra, ha duplicado su facturación en 2020. Reconoce deudas con varias entidades públicas y un recurso de 15.000 euros con la Agencia Tributaria

Foto: El Rubius. (Getty)
El Rubius. (Getty)

Hace tiempo que Rubén Doblas Gundersen, 'El Rubius', el ‘youtuber’ español más conocido y el segundo con más seguidores en todo el mundo (50 millones de suscriptores entre sus dos canales de YouTube y 9,9 millones de seguidores en el de Twitch), abandonó Madrid para establecerse en Andorra, donde se está ahorrando una ingente cantidad de dinero: el impuesto de sociedades allí es del 10% (en España, del 25%), mientras que el IRPF de quienes ganan más de 300.000 euros anuales allí es igualmente del 10% (en España, del 47%).

Foto: El youtuber Rubius firma autógrafos durante el festival de cine fantástico de Sitges. (EFE: Quique García)

Pero, mientras hace su nueva vida en Andorra, El Rubius sigue manteniendo su empresa en España, que sigue reportando un creciente volumen de negocio en torno a su figura y su actividad profesional. Dicha empresa, antes denominada ElrubiusOMG SL, actualmente es Snofokk SL y es administrada desde 2015 únicamente por Héctor Turiel, padrino del ‘youtuber’ y ‘streamer’.

Duplica su negocio en dos años: factura 2,6 millones

En las cuentas de 2020, Snofokk SL ha reportado una facturación de 2,6 millones de euros, unos gastos de personal de 102.000 euros y unos gastos de explotación de 1,2 millones. Con todo, la empresa del ‘youtuberregistró en 2020 unos beneficios de 258.452 euros y un activo por valor de 3,35 millones. Entre las curiosidades, resalta que la empresa ha doblado su plantilla: en 2019 tenía un solo empleado, que cobró 59.130 euros brutos, mientras que en 2020 contaba ya con dos trabajadores, cuyos sueldos, juntos, ascendieron a 102.727 euros.

La cifra de negocio no es baladí si tenemos en cuenta dos cosas. En primer lugar, que es la facturación más alta de la empresa, que en apenas dos años ha pasado de los 1,14 millones facturados en 2018 a los 2,6 millones de 2020.

En segundo lugar, el balance final también es ascendente. Y es que Snofokk SL venía de perder 87.000 euros en 2019 y de ganar apenas 15.000 en 2018, con lo que la evolución es más que llamativa.

En cualquier caso, los reflejados en estas cuentas no tienen por qué ser los únicos ingresos de El Rubius, ya que, además de los contratos que pueda firmar al margen de su empresa, la venta del 'merchandising' del ‘youtuber’ no es administrada por su propia compañía, sino por Vizzmedia Online (su agencia de representación) y la consultora financiera Leeosmerch Sl. Son ambas compañías las que gestionan los posibles beneficios que dé esa actividad.

Impuestos: pagó seis veces menos que en 2019

En las cuentas de Snofokk SL, la única cifra que va claramente a la baja respecto a la del año anterior es la correspondiente al pago de impuestos sobre beneficios. En 2020, la compañía abonó 57.981 euros en este concepto, una cifra muy alejada de los 376.788 euros que pagó en 2019 y ligeramente por debajo de los 69.649 euros de 2018.

Una deuda de 39.980 € con administraciones públicas

En cuanto a las deudas, Snofokk SL arrastra una a largo plazo con entidades de crédito de 20.910 euros. Pero en el apartado del pasivo corriente hay un tipo de deudas que sorprenden por encima del resto: las que mantiene con diversas administraciones públicas.

A 31 de diciembre de 2020, Snofokk SL declaró una deuda de 10.247 euros en concepto de IRPF, 2.952 euros con la Seguridad Social y 11.642 euros con la Hacienda Pública en concepto de IVA. Además, la propia memoria incluye en sus pasivos financieros "la cifra de 15.139,07 euros correspondiente a un ingreso de la Agencia Tributaria, recurrido y pendiente de resolver a cierre del ejercicio". Este último concepto no sería una deuda como tal, puesto que la cantidad ya ha sido pagada, pero ha sido recurrido por la compañía de El Rubius.

Las disputas del ‘youtuber’ con Hacienda no son nuevas. En un directo de 2020, ya se despachaba contra la Administración: "Llevan tratándome como a un criminal desde el día uno. (...) Siempre han estado intentando putearme. (...) Igual algún día acabo hasta la polla y me piro". Tras saltar la noticia a comienzos de este año de que se marchaba a Andorra, publicó un comunicado en Twitter en el que defendía que su mudanza se debía más a motivos personales que financieros (en repetidas ocasiones, ha sufrido acoso por parte de sus fans e incluso ha tenido que alejarse de su actividad profesional por momentos de ansiedad a causa de su fama).

Además, arremetía de nuevo contra Hacienda: “Aunque lleve desde el día uno haciendo las cosas bien y de manera legal, Hacienda me ha tratado como si fuera un ‘delincuente’. Desde ese primer día, he estado sometido a inspecciones fiscales, se han emitido notificaciones al resto de haciendas europeas y de Estados Unidos para ver si tenía ‘cuentas corrientes ocultas’, me han puesto sanciones por no atender a requerimientos que nunca llegaron, y un largo etcétera”. En su momento, un inspector de Hacienda consultado por este diario criticaba la ‘transparencia’ de los ‘youtubers’ que reconocen irse a Andorra por el mero hecho de pagar menos impuestos: “Ni siquiera disimulan, cuentan que se van a Andorra y reconocen directamente que lo hacen porque quieren pagar menos impuestos. Eso es pedir a voces que te investiguen. En cinco años, veremos sorpresas en forma de regularizaciones y sanciones, que en algunos casos serán millonarias”.

Poco después de conocerse su mudanza, El Rubius se volcó en Twitch, donde hace directos de manera recurrente, y desapareció de YouTube. Hasta ahora: el pasado 19 de septiembre, publicó un vídeo nuevo e hizo un anuncio: "Tito Rubius is back". Dentro de un año sabremos si su actividad en YouTube, unida al resto de su vida profesional, consigue aumentar aún más sus cifras de negocio.

Youtubers Twitch Andorra Administraciones Públicas IRPF
El redactor recomienda