Orientación al ciudadano, interoperabilidad... Cómo crear el sistema de salud del futuro
  1. Tecnología
Con 'big data' e inteligencia artificial

Orientación al ciudadano, interoperabilidad... Cómo crear el sistema de salud del futuro

Minsait anuncia un sistema que pondrá al paciente en el centro y evolucionará hacia un modelo de ecosistema abierto basado en la digitalización y las tecnologías disruptivas

Foto:

Los expertos coinciden en que la digitalización y las tecnologías son las herramientas clave para lograr el sistema de salud del futuro, centrado en mejorar la coordinación e interoperabilidad entre distintos ámbitos asistenciales y orientarse al ciudadano.

Un modelo que "debe permitir a los ciudadanos la prevención y promoción de la salud, a través de programas y campañas de salud basados en la multicanalidad, de gestión poblacional y de atención por procesos; al tiempo que debe permitir una atención integral e integrada, concentrando la información en un repositorio centralizado con altas capacidades de interoperabilidad, y facilitar una relación multicanal con los pacientes", explica Antonio Martos, director global de Sanidad de Minsait, una compañía de Indra.

El modelo "debe permitir una atención integral e integrada concentrando la información en un repositorio centralizado"

Adicionalmente, Martos afirma que el sistema de salud del futuro debe facilitar la planificación y la gestión de la salud de la población mediante funciones analíticas de segmentación; y tiene que favorecer y fomentar la participación del paciente en el autocuidado, a través de una continua comunicación con los profesionales de la salud.

En este contexto, ¿cuál es el papel de las tecnologías y la digitalización? "El sistema del futuro pasa por un cambio de paradigma en la salud basado en el impulso de la inteligencia —que sitúe el dato como pilar principal del sistema—, el uso de tecnologías disruptivas, poner al paciente en el centro, aumentar la seguridad en los servicios en la red para potenciar la relación y comunicación entre pacientes y profesionales, y evolucionar hacia un modelo de ecosistema digital abierto", señala el director global de Sanidad de Minsait.

La pandemia, un impulso para la digitalización

Martos recuerda que esta realidad ya se ha vivido con la pandemia del covid-19, que ya ha acelerado la transformación del sistema de salud. De hecho, servicios y tecnologías que de otra forma hubiesen tardado años, ya no solo en implantarse, sino en tener un uso generalizado, se han hecho realidad en cuestión de meses, o incluso semanas.

La crisis ha evidenciado que la gestión analítica del dato, junto a la atención virtual y la monitorización remota de pacientes, es una tecnología que ha permitido ofrecer soluciones de diagnóstico más rápidas, continuar con la atención de manera remota y gestionar el seguimiento de pacientes en tratamiento o en cuarentena a distancia. "Esto ha posibilitado generar diagnósticos de manera precoz y evitado el desplazamiento de personas, contribuyendo a descongestionar los sistemas de salud", afirma.

Para Minsait, el desarrollo del modelo de salud del futuro deberá dar respuesta a cinco necesidades que presenta la sociedad:

1.- Desde la empresa, aseguran que los sistemas de información de salud pública deben transformarse, integrando la información para su uso por el resto de sistemas y mejorando la coordinación entre niveles de atención y ámbitos de vigilancia epidemiológica, con datos compartidos y relacionados y apoyado en tecnologías como la inteligencia artificial y el 'big data'.

2.- Por otro lado, apuestan por seguir avanzando en la virtualización de la atención, haciendo partícipe al ciudadano y a los profesionales de la estrategia de control de cualquier enfermedad sin necesidad de consultas presenciales.

3.- También inciden en la necesidad de crear un ecosistema digital de relación con el paciente/ciudadano, con la activación de nuevos canales digitales con foco en la movilidad, como las aplicaciones de servicios digitales con soporte en grandes 'contact centers' sanitarios, que permitan ofrecer servicios para mejorar la accesibilidad y salud de los ciudadanos y optimizar el trabajo de los profesionales.

4.- La interoperabilidad de los sistemas es otro aspecto fundamental que debe resolverse, a través de la normalización del uso compartido de la información clínica con intercambio de información entre distintos actores y visión agregada de la actividad realizada.

5.- Por último, para la compañía de Indra se hace imprescindible la gestión avanzada del dato, a través de herramientas avanzadas de análisis prospectivo, predictivo y prescriptivo desarrolladas bajo un modelo 'big data', que faciliten la toma de decisiones. La compañía defiende impulsar una plataforma de investigación en salud a partir de los datos clínicos de los ciudadanos a nivel nacional que permita aplicar métodos de vanguardia como el modelado de 'big data', y aplicarlos para el beneficio de la salud pública; proporcionar nuevos conocimientos para la práctica clínica a partir de la evidencia científica; impulsar la conectividad y la ciberseguridad; favorecer la creación de un tejido productivo en ciencia, e impulsar la capacitación a profesionales de la salud en competencias digitales y la innovación disruptiva en el ámbito de la inteligencia artificial.

BrandsIndra ECBrands BrandsTecnología Inteligencia Artificial Big Data
El redactor recomienda