La jugada del creador de OnlyFans para sacar tajada con la caída de su invento millonario
  1. Tecnología
Polémicas y un pasado tumultuoso

La jugada del creador de OnlyFans para sacar tajada con la caída de su invento millonario

Leonid Radvinsky es el oscuro empresario de internet que ha levantado el último imperio del porno 'online'. Ahora, con la prohibición del contenido sexual, puede sacar su mejor tajada

Foto: Leonid Radvinsky. (Facebook)
Leonid Radvinsky. (Facebook)

Cuando una empresa se ve obligada a perder su mejor baza, ese punto que le hace sostenerse en pie y hasta liderar el mercado, cualquiera cree que su creador, máximo accionista e ideólogo debe estar destrozado, pensando en su incierto futuro. Pero, en los negocios, incluso esas ideas lógicas pueden tener una vuelta de tuerca perversa, como en el caso de OnlyFans. La compañía de suscripción a creadores, uno de los grandes 'hits' de internet en los últimos años, ha decidido poner fin a los canales de contenido sexual, su principal vía de ingresos y trampolín hacia el éxito global, pero su dueño y creador, el empresario Leonid Radvinsky, puede que sea, en estos momentos, uno de los hombres más felices del mundo, o esté cerca de serlo.

La compañía anunció esta trascendental decisión el pasado viernes, creando todo un terremoto en la red y poniendo en peligro el sustento de cientos de actores y actrices que habían encontrado en esta web y en su tolerancia con el contenido explícito una fuente de financiación tan interesante que les permitía dejar sus trabajos habituales. Según su comunicado, en menos de dos meses se prohibirían todas las cuentas con contenido sexual, ya trabajaran con escenas pornográficas o jugaran con el llamado 'nopor'. Esta trascendental medida, explicaban, se tomaba con la idea de buscar un modelo de negocio sostenible a largo plazo, encontrar la conexión con nuevos sectores y, lo más importante, con nuevos inversores. Pero algo así no se queda en algo tan superficial y todo apunta a que Radvinsky no es mero espectador aquí.

Foto: Una de las fotografías de DioxCorp, uno de los artistas que se han volcado en OnlyFans en el último año. (DioxCorp)

Desde que se conoció la noticia, decenas de medios se han lanzado a intentar encontrar una explicación. Se ha hablado de los problemas con los inversores, que no verían con buenos ojos la tolerancia de OnlyFans con el porno explícito, pero también de que esta maniobra estaría encabezada por las compañías de pagos como Mastercard o Visa, aunque también se habla de otras variantes. ¿Cuáles? Movimientos de mercado y política empresarial que señalarían directamente al dueño de la plataforma de origen británico. Quien comprara en 2018 esta web, en un momento en el que su éxito aún no había explotado, puede estar detrás del ascenso y también la caída de su juguete con el objetivo del proyecto con una buena tajada de dinero en el bolsillo.

Este millonario, que ha forjado la mayor parte de su fortuna desde aquella compra del 75% de la plataforma en 2018 (la otra parte pertenece a su creador original y CEO, Tim Stokely, hijo de un banquero de Reino Unido que también tenía su puesto dentro de la plataforma desde 2016), ha sido acusado en varios medios como 'Axios' o 'Forensic News' de estar apoyando esta prohibición del contenido explícito para poder sacar tajada de sus acciones y vender el gran pastel en el que ha convertido OnlyFans. No solo eso, su cierre a este mercado también le podría ayudar a relanzar su negocio original, MyFreeCams, una especie de portal para ver contenido pornográfico que dirige desde inicios de los 2000 y que está basado en otro tipo de modelo de negocio: la publicidad.

Esto sería un negocio casi redondo, y más después de que tanto Radvinsky como su socio, Stokely, hayan recibido grandes dividendos con el crecimiento exponencial de su invento, como recuerda el periodista Scott Stedman. Además, se quitarían de encima una web que ya ha empezado a dar grandes problemas a sus gestores y su pequeño equipo, de unos 11 trabajadores. En los últimos meses se les ha acusado de proteger poco a las actrices que suben contenido pornográfico y de no controlar la entrada de menores. Una investigación de la BBC destapó en mayo que una joven de 14 años pudo darse de alta usando el DNI de su abuela. La plataforma llamada a reinventar el porno 'online' ya era mucho más que una simple web con cifras descomunales.

Según la revista 'Forbes', desde el inicio del año hasta noviembre de 2020 OnlyFans registró ingresos de 400 millones de dólares, un 540% más que el año anterior, el número de creadores casi se quintuplicó hasta los 1,6 millones, incluidas en esa cifra estrellas de la industria como Cardi B, DJ Khaled, Fat Joe o Rebecca Minkoff. Este desembarco atrajo a 82 millones de fans que pagan religiosamente las cuotas, un 500% más que en 2019. Y, por último, las ganancias después de impuestos aumentaron a 60 millones desde los 6,6 registrados solo un año antes. La revista estadounidense estima que la participación de Radvinsky en Fenix ​​International, la empresa matriz de OnlyFans, lo convierte en un nuevo multimillonario, valorando su capital en unos 1.800 millones de dólares. Más que de sobra para limpiar su proyecto y salir de ahí lo mejor posible. Es más, no es algo nuevo para él.

Es el mercado, amigo

Radvinsky es uno de esos magnates que se mueven en las sombras de la red, con un pasado y un presente tan oscuros como polémicos. Pocos fuera del entorno pornográfico lo conocían antes de que se hiciese con OnlyFans a sus 39 años y lo convirtiese en la revolución del sector (antes de su aparición en esta plataforma, el modelo de negocio de esa red social no tocaba nada sexual y se basaba en buscar que 'influencers' y otras personalidades compartiesen con sus fans contenidos 'detrás de las cámaras'), pero sí era conocido desde hace décadas en el lucrativo y engorroso negocio del sexo 'online'. Bajo su 'nick', AdminLeo, había montado el ya mencionado MyFreeCams, aunque su historia se remonta unos años atrás.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Una investigación de 'Forbes' encontró que este empresario dirigió un pequeño imperio de sitios web que anunciaban contraseñas "ilegales" y "pirateadas" para entrar a sitios pornográficos, incluidos los que se anunciaban con actrices y actores menores de edad. Un tipo de negocio muy típico de los primeros años de internet y que le daba interesantes beneficios, según la revista. Hablan de que, según cuentas encontradas de aquellos años, ganaban cerca de 5.000 dólares al día, unos dos millones al año. Tras varios escándalos y polémicas, estas webs desaparecieron y Radvinsky consiguió desaparecer de los focos hasta estos últimos años.

Ahora habrá que ver qué ocurre con el futuro de OnlyFans y sus dueños, pero ya hay otras plataformas al acecho. La citada web del empresario estadounidense es una de ellas, pero hay otras como FanCentro, que en conversación con el 'Financial Times' dijo que han conseguido cerca de 400 nuevos creadores tras el bombazo de OnlyFans.
Erika Lust, productora de contenido porno radicada en Barcelona, detallaba en el mismo medio la clave de lo ocurrido y la larga relación de amor odio de internet y el porno. “Hemos visto esto antes. Las plataformas en línea como Tumblr, Patreon y ahora OnlyFans aumentan su popularidad y se vuelven populares gracias al contenido explícito de las trabajadoras sexuales, pero, cuando los procesadores de pagos amenazan con renunciar a ellas en nombre de la moralidad, las expulsan”.

Millonarios Actores y actrices Inversores
El redactor recomienda