Alertas para evitar a los talibanes: una 'app' avisa de peligros en tiempo real en Kabul
  1. Tecnología
Un sistema colaborativo

Alertas para evitar a los talibanes: una 'app' avisa de peligros en tiempo real en Kabul

Ehtesab fue ideada por la afgana Sara Wahedi y transmite informes en tiempo real de los posibles peligros e incidencias en la ciudad de Kabul

Foto: (Foto: Ehtesab App)
(Foto: Ehtesab App)

La aplicación nació en 2020, pero un año más tarde se ha convertido en uno de los últimos vestigios de la libertad de información en Afganistán. Se llama Ehtesab y sirve para seguir y retransmitir en tiempo real el avance de los talibanes en la toma de Kabul, lanzando alertas a sus usuarios en caso de atascos de tráfico, disparos o explosiones cercanas, tratando de mantenerles alejados de cualquier zona de conflicto. La plataforma se basa en un sistema colaborativo en el que los propios ciudadanos pueden informan de posibles altercados en el momento en que suceden.

La información es revisada por los verificadores de la aplicación y, según señala Financial Times, incluye incidentes de seguridad de todo tipo. Desde incendios o cortes de electricidad, hasta disparos y atentados con bombas. El domingo por la mañana, sus trabajadores preparaban el lanzamiento de una versión para iOs, que tuvo que detenerse por un aumento en el flujo de informes a través de su 'app'. “Los talibanes han entrado en Arghandi, distrito de Paghman. Puerta Sur de Kabul. ANDSF bajo ataque”, escribía la creadora de Ehtesab, Sara Wahedi, ese mismo día en su cuenta de Twitter.

Foto: Foto: Reuters.

Según avanzaban los talibanes por el país, la aplicación iba obteniendo informes desde distintas estructuras seguridad entre las que se encontraban la policía, el gobierno y organizaciones internacionales, y pronto se empezó a informar de la toma de la prisión de Bragam por parte de los talibanes.

“En ese momento, nuestros mecanismos de denuncia todavía estaban en funcionamiento, por lo que fue fácil conversar con nuestro equipo de seguridad y todos nuestros periodistas. Estuvimos rastreando minuto a minuto, hablando con diferentes distritos policiales, siguiendo a los talibanes kilómetro a kilómetro en ese punto”, ha declarado Sara Wahedi a Financial Times. “Pero cuando llegaron al centro de la ciudad, todo se cerró, no había nada en línea, no había forma de hablar entre ellos. La gente borró sus mensajes o apagó sus teléfonos”. Una vez los talibanes entraron en el despacho del presidente, los trabajadores de Ehtesab se dieron cuenta de que tenían que trabajar solos.

placeholder (Foto: Ehtesab)
(Foto: Ehtesab)

La razón de ser de esta 'startup', con sede en Kabul, vino dada a raíz de un incidente que protagonizó Wahedi allá por 2018. Tras presenciar un ataque suicida, al volver a casa la joven vio a los militares rondar por las calles, tal y como relatan en Rest of World. En doce horas la ciudad fue bloqueada y se produjo un corte de electricidad que nadie sabía cuándo acabaría. Fue ahí cuando a la joven se le ocurrió la idea de crear la aplicación, cuyo nombre significa “responsabilidad” en dari y pashto, dos de las lenguas de Afganistán.

“Dado que se puede acceder desde cualquier parte del mundo, la diáspora afgana, los expatriados e investigadores, y aquellos con seres queridos en Afganistán, pueden registrarse para recibir actualizaciones de Ehtesab y mantenerse actualizados sobre lo que está sucediendo en todo el país”, declara la propia 'app' en una web de recaudación de fondos en la que ya suma más de 19.000 dólares.

Su creadora reside fuera de Afganistán, pero sus empleados aún están en el interior del país, trabajando desde sus casas tras el cierre de sus oficinas. “Necesitamos urgentemente una aclaración sobre las protecciones para iniciativas como la 'app' Ehtesab. Trabajamos las veinticuatro horas del día para examinar la seguridad verificable, el servicio de la ciudad y los informes de tráfico para los usuarios de Kabul. La seguridad de nuestro equipo ahora está en riesgo. Necesitamos orientación para seguir trabajando”, publicaba Wahedi en su Twitter el pasado domingo.

La aplicación es propiedad de Netlinks, una empresa afgana que invirtió en ella 40.000 dólares que se suman a los 2.500 aportados por la propia Wahedi. Está conformada por un equipo 100% afgano que persigue la creación de un sistema de alerta a nivel nacional a través de notificaciones y SMS. A día de hoy siguen trabajando y planean seguir haciéndolo mientras les sea posible. Su oficina de Kabul, sin embargo, permanece aún cerrada y la compañía ha vertido sus esfuerzos en proteger, sobre todo, a sus empleadas, por lo que ha borrado toda prueba que demuestre su presencia en la empresa. Además, tratan de no mencionar explícitamente a los talibanes en sus alertas y se limitan a informar sobre cualquier altercado sin atribuírselo a ellos.

Afganistán Financial Times Terrorismo
El redactor recomienda