Las 'apps' de VPN son los nuevos antivirus: así inundan YouTube de miedo para cazarte
  1. Tecnología
Una jugosa comisión nunca viene mal

Las 'apps' de VPN son los nuevos antivirus: así inundan YouTube de miedo para cazarte

Las empresas como NordVPN, ExpressVPN o Surfshark están llenando la red de anuncios. Y no solo con publicidad tradicional, sino que pagan a los 'youtubers' por mensajes grandilocuentes

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Si eres de seguir algún 'youtuber' (los 'streamer' o 'podcasters' también valen), no importa el sector o el nicho al que se dedique, esta escena te sonará. En medio de un vídeo, o quizá al inicio, el creador de contenido en cuestión para la narración del mismo para comentarte que este vídeo es posible gracias a una marca de VPN que ha financiado el mismo. Desglosa sus bondades, pero sobre todo hace hincapié en los riesgos que corres si aún no utilizas un servicio como este para moverte por la red. Lo llamativo es que pasas a otro y ocurre algo parecido, ya sea con la misma empresa u otra similar, y al siguiente también. Las compañías internacionales de VPN están llenando la red de anuncios tradicionales y no tradicionales, pero, ¿cómo lo hacen y por qué? La estrategia es clara, y similar a la de otras industrias como los antivirus o las empresas de seguridad: vender grandes soluciones (algunas irreales) a través de mostrar miedo.

Con el descubrimiento del gran valor de los datos tras casos como los de Facebook, las brechas continuas en grandes tecnológicas y el aumento de la ciberdelincuencia, el interés por medidas de seguridad online para proteger la privacidad y la seguridad de los usuarios se ha disparado. La mayoría de ellos se han ido familiarizando con términos como el cifrado, la doble autenticación o el 'phising'. A la vez, la llegada de los modelos de suscripción a la mayoría de entornos y la popularización de opciones como Netflix ha hecho que se busquen más formas para ahorrar o saltarse sus barreras. Y en este nuevo entorno las VPN (Red Privada Virtual) se mueven como pez en el agua. Ofrecen un supuesto anonimato en la conexión, cambios en el origen de tu conexión para engañar a las plataformas, borrado del historial y un gran etcétera. Pero claro, hay que venderlo.

Foto: Foto: iStock.

Por si aún no conoces el término VPN, se trata de un 'software' que, básicamente, te ayuda a llevar tu información y tu navegación en internet por caminos alternativos, permitiendo ocultar tu identidad y el origen de tu conexión, por lo que ayuda a saltarse posibles controles en las autopistas centrales, a evitar cierto control y a saltarse muros o cambiar el trato que te den cuando llegues a la puerta. Pero la competencia en el sector es tan agresiva que no vale simplemente explicar eso para vender un servicio. Empresas como NordVPN, ExpressVPN o SurfShark, algunas de las que más dinero están echando sobre las diferentes plataformas, va algo más allá. Y los 'youtubers' y otros creadores son el mejor vehículo para que los potenciales compradores lo acepten.

Estas compañías prometen un cifrado absoluto de tu conexión, una protección total frente a ataques o intentos de robar tu información y prácticamente un servicio integral para tu navegación. Se venden prácticamente como una especie de antivirus para tu navegación en la red y un facilitador que con unos meros clics y una suscripción mensual te ayudará a navegar seguro y sin mayor complicación por todo internet. Aquí van algunos ejemplos.

A día de hoy es imposible saber ni cuántos creadores están patrocinando este tipo de servicios ni el dinero gastado en plataformas como YouTube. En Facebook se puede ver que las tres compañías mencionadas anteriormente cuentan con campañas activas, la que menos es Surfshark con 3, seguida de NordVPN con 73 y ExpressVPN con 220.

La proliferación es tal que muchos expertos han hecho vídeos o han lanzado mensajes pidiendo cautela ante la moda de estas herramientas, han pedido que se rebaje el tono de los anuncios o incluso han mostrado dudas en torno a algunas de las compañías que pagan, casi con cheque en blanco a los creadores, como CyberGhost (relacionada con compañías israelíes involucradas en espionaje). Pero esto no solo está en YouTube u otras redes como Twitter, incluso el regulador de Reino Unido, la Agencia de Normas de Publicidad, prohibió un anuncio de NordVPN con la justificación de que exageraba la amenaza de los wifi públicos. Algo que, según la agencia, la empresa debería demostrar para poder afirmarlo de forma tan tajante.

Tras esto, la duda que queda es, ¿cómo es posible que servicios como estos puedan permitirse este gasto? Pues se apuntan dos razones: es un negocio barato y rentable y han montado un, todo apunta que exitoso, modelo de afiliados y comisiones para quien quiera promocionarlos.

Un negocio muy rentable y la magia de los afiliados

Según explicaban en el medio estadounidense OneZero en 2019, una 'app' de VPN puede ser un negocio muy rentable. "Todo lo que se necesita es configurar varios servidores, en diferentes ubicaciones, que se comparten entre cientos de usuarios y cuestan unos cientos de dólares. Luego, solo debe sentarse y observar cómo aumentan las suscripciones". El paso del tiempo no solo ha mantenido esta situación, con las VPN llenando cada vez más resquicios de internet, sino que su negocio solo ha hecho que crecer. Situaciones como los confinamientos han hecho que todavía más gente se anime a probar estos servicios.

Según el informe de VPN Mentor, el volumen de negocio de este sector rondaría los 31.000 millones en 2021, doblando a lo calculado en 2015. Un pastel gigante con muchos pretendientes que luchan sin parar por su porción. En el caso de las empresas mencionadas, ya hemos hablado de su desembarco en las redes y muchos 'youtubers' han asegurado que son los propios trabajadores los que se lanzan a contactar con ellos, pero su gran acicate puede estar en otra parte. Todas ellas tienen programas de afiliados e incluso especiales para 'influencers'. Es decir, que están más que interesadas en pagar por contenido que les lleve usuarios a sus 'sites'.

La afiliación es algo más que típico en internet y el mejor ejemplo es el de Amazon, pero las condiciones de estas aplicaciones son mucho más agresivas. Según ha podido comprobar este periódico, tanto NordVPN como ExpressVPN o Surfshark ofrecen hasta un 100% de cada nuevo usuario que compre uno de los planes de estas empresas con tu código, que el más bajo suele rondar los 10 euros, y hasta un 30% de por vida cada vez que el invitado renueve con la compañía. Un dinero sostenido y más que jugoso que puede triunfar en un entorno como YouTube en el cual cada vez es más difícil generar ingresos por publicidad. Además, según explican en sus webs ofrecen seguimiento personalizado de tus ganancias, atención y herramientas para saber cómo van funcionando tus campañas.

Este tipo de acuerdos es más que común en internet. Ya hemos citado el caso de Amazon, pero hay muchos más. Desde empresas de criptomonedas como Binance, a casas de apuestas como Bet365 o incluso sitios como Shopify, Webempresa o Rakuten. Para los creadores es una forma muy interesante de rentabilizar su influencia, pero ¿deberíamos fiarnos en estos casos? Esto es lo que dicen los expertos.

¿Debo tener una VPN?

Para Marc Almeida, programador y experto en ciberseguridad, el uso de una VPN puede ser interesante para fortalecer tu anonimato en la red, poner un arma más a tu favor para intentar ponérselo más difícil a quien quiera hacerse con tus datos o espiarte, pero ni mucho menos es una solución definitiva. Es más, es peligroso pensar que con ello ya estamos protegidos. "Es un poco como lo del HTTPS, se hizo mucho hincapié en ello para que las webs se adaptasen, pero hubo gente que se creyó que con eso ya valía. Y no, no es así", comenta Almeida.

Su opinión es similar a la que expuso el miembro de RedHat Sergio López, que hizo un hilo en su cuenta de Twitter, usar VPN sí, pero la publicidad da una idea de su servicio que no corresponde con la realidad. "La mayoría de ataques no vienen de algo que pueda tapar una VPN. El 'phising' o el robo de contraseñas y cuenta va a funcionar igual uses lo que uses. Incluso si quieres borrar tu camino esto no sirve tanto como podrías imaginar. Vale, las webs que visites no van a saber el origen de tu conexión, pero vas a seguir ofreciendo otros muchos datos que pueden servir para identificarte".

Por último, lo más importante, no hay que olvidar que toda esa información que tapas y ese túnel que coges para evitar el control general depende de otra compañía, una empresa de la que te debes fiar y debes controlar bien, pues ellos sí podrán ver todos tus movimientos y tus datos. "Algunos te prometen que 'no logs', vamos que no guardan registros, pero te lo tienes que creer. Además, dependiendo de dónde tengan la sede y los servidores, hay gobiernos que pueden obligar a la empresa a entregar la información, y no hay que olvidar los ataques". Eso justo es lo que le ocurrió a NordVPN en 2019, que a pesar de ser una de las 'apps' mejor valoradas, sufrió un ciberataque que acabó con el robo de millones de datos de sus usuarios.

Empresas Miedo Privacidad Reino Unido
El redactor recomienda