Microsoft muestra por primera vez Windows 11: así funcionará tu próximo ordenador
  1. Tecnología
NUEVA VERSIÓN

Microsoft muestra por primera vez Windows 11: así funcionará tu próximo ordenador

La próxima versión del sistema operativo que da vida al 93% de ordenadores en todo el mundo incluye un importante rediseño y permitirá utilizar aplicaciones de Android

placeholder Foto: Foto: Windows.
Foto: Windows.

Windows 11 se llamará finalmente Windows 11. En las horas previas a la gran presentación de Microsoft, se había especulado con la posibilidad que los de Redmond deciesen romper la serie y cambiar el número por una otra fórmula, algo que no hacen desde los tiempos de Vista y XP. Tras muchos dimes y diretes, la tecnológica ha anunciado y presentado oficialmente la próxima versión de su sistema operativo. Un sistema operativo que hace fue desbancado como el más utilizado del mundo por Android hace algún tiempo pero que aún tiene una importancia capital: da vida al 93% de ordenadores en el mundo, según IDC. Una estadística que data de finales de 2020, un año que ha sentado especialmente bien a la salud de los PC, especialmente portátiles, gracias al impulso pandémico del teletrabajo.

Foto: Foto: Reuters.

Lo cierto es que la puesta de largo ha resultado menos sorpresiva de lo que se podría esperar, más que nada porque ha llegado precedida de una enorme filtración que ha quitado las burbujas al champán. Es como si horas antes de la alfombra roja de los Oscar, los asistentes subiesen a sus redes fotos del vestido que van a llevar. Le quita algo de gracia. Bien en el nuevo Windows 11 hay una importante tarea de chapa y pintura. Esta plataforma ya había iniciado un profundo lavado con Windows 8 y la llegada de los 'Live Tiles', esa suerte de azulejos para mostrar los iconos de las 'apps. Ahora los elimina y le da otra vuelta de tuerca con esta nueva entrega que tendrá una interfaz más sencilla, más limpia y más ligera.

Aunque hay cambios más profundos, la modificación que probablemente más llame la atención al común de los mortales sea la ubicación del nuevo botón de inicio y la zona de accesos directos. Ya no se sitúa en un extremo de la barra inferior, sino que queda centrada. El menú de inicio también se ha reformado de arriba a abajo. Recuerda en parte al menú que aparecía cuando abrías la Configuración en Windows y tiene cierto aire al LaunchPad que tiene Apple en Mac para localizar rápidamente las diferentes 'apps'.

Mayor productividad

La interfaz y gran parte de sus novedades están orientadas a hacer los flujos de trabajo más dinámicos y rápidos. Ya no se trabaja en un solo dispositivo. Puedes estar mirando algo en móvil que necesites completar o ver en el PC. Windows 11 permitirá saltar de un dispositivo a otro con un solo toque. También permitirá crear diferentes escritorios para diferentes momentos

No es lo mismo uno para tu rato libre (donde igual hay más apps como Netflix o videojuegos) que uno para tu día a día laboral, donde necesitas con toda seguridad otro tipo de 'apps' y documentos. Con 'Snap Groups' podremos hacer lo propio con una serie de programas. Pulsando en una de ellas podremos volver a donde estábamos, por si hemos tenido que salir a otra ventana. .También tendremos una serie de 'widgets' que se personalizarán en función de lo que utilice y consulte cada usuario. En este aspecto de llegar más fácil a todo, siempre que actives o enciendas el ordenador Windows 11 tendrá todo como lo habías dejado. Insisto, esto no ocurrirá solo cuando suspendas sesión, también ocurrirá cuando apagues el ordenador.

placeholder Foto: Microsoft
Foto: Microsoft

Una puerta a Android

Los estéticos son los cambios que más llaman la atención. Pero no porque sea lo primero que nos vaya a entrar por los ojos significa que vayan a ser lo más importante. En medio del terremoto que afecta a la economía de apps y las diferentes tiendas por el culebrón en Apple y Epic, Microsoft ha tratado de dar elevar el perfil de la Windows Store. La importancia que tiene este 'market' poco o nada tiene que ver con la AppStore o Google Play en sus respectivos sistemas operativos.

Para ello, además de un profundo rediseño, han creado un nuevo flujo para facilitar que los desarrolladores suban sus apps. Pero más impactante es que han abierto la puerta a Android, ya que las apps que se hayan desarrollado para este entorno también podrán utilizarse en Windows 11. Algo que, a buen seguro, cambiará por completo la experiencia de muchas personas. No hay que olvidar que este Windows 11 hereda el trabajo que se hizo para Windows 10X, una versión pensada para dispositivos móviles y portátiles con doble pantalla. Esas cosas se dejan notar en el diseño, pero también en estas nuevas sinergias o una serie de funcionalidades que están pensadas para facilitar el uso de este sistema operativo en tabletas y pantallas táctiles, bien con el dedo o con lápices digitales.

Foto: Foto: EC.

También ha tenido nuevos puentes con Xbox. Por ejemplo, Windows 11 utlizará la función de auto HDR, una herramienta que ya vimos en su consola y que puede mejorar una barbaridad cómo percibimos y vemos los juegos en pantalla. También incluirá Direct Storage, un sistema para cargar más rápido los juegos; así como GamePass, que estará integrada en la misma 'app'. Microsoft quiere sacar rédito a todo el trabajo realizado en las consolas y aprovecharlo en el PC, que sigue siendo para muchos la plataforma preferidad a la hora de jugar.

Windows