Es noticia
Menú
No he comprado los AirPods, los he alquilado: la 'startup' que quiere cambiar la idea más española
  1. Tecnología
¿COMPRAR O ALQUILAR?

No he comprado los AirPods, los he alquilado: la 'startup' que quiere cambiar la idea más española

Grover, una 'startup' alemana que levantó 60 millones en abril, llega a España con su modelo de alquiler de aparatos tecnológicos. Fundada en 2015, ya ingresan 70 millones al año

Foto: Foto: Brandon Romanic. (Unsplash)
Foto: Brandon Romanic. (Unsplash)

Existen dos grandes formas oficiosas de clasificar a la gente en mi generación. La primera manera de hacer la división es la de señalar a los que ya son madres y padres y aún no afrontan, por el motivo que sea, la tarea de la paternidad. La otra, señalar a los que tienen un piso propio y a los que no. El debate sobre la propiedad o el alquiler, algo que ha consumido millones de cervezas y cafés en España, se había limitado hasta hace pocos años a la vivienda. Pero poco a poco ha ido echando raíces en otras partes, como en el mercado del automóvil, haciendo que algunos se pregunten si les sale a cuenta tener uno suyo propio, con la factura de gastos que suelen traer enganchada bajo el limpiaparabrisas. Por mucho que se haya discutido, sigue siendo difícil encontrar mucha gente que sea partidaria de alquilar, salvo cuando se va de vacaciones. ¿Comprar o alquilar? Esa es la cuestión. Y en el mercado patrio la respuesta suele apuntar siempre en la misma dirección: mejor la propiedad, cuando te lo puedas permitir.

Pero esta disyuntiva sigue muy viva y el alquiler ha dado pie a nuevos negocios. En los últimos meses hemos visto cómo cierto gigante del mueble nórdico se aliaba con una 'startup' vallisoletana para lanzar un servicio para amueblar tu casa por suscripción al estilo de HBO o Disney+. Parece que la tuerca del 'renting' ya estaba suficientemente apretada. Pero inesperadamente hay quien ha dado una vuelta más. ¿Y si en vez de pagar o financiar el lujoso 'smartphone' que llevas en el bolsillo todos los días lo alquilas? Eso es lo que pretende Grover, una 'startup' alemana que tiende a presentarse con el Netflix o el Spotify de la electrónica y que ofrecen un servicio de 'renting' de móviles, cámaras, teles y mucho más productos. Fundada en Berlín en 2015, ahora llega a España con este negocio que pretende cambiar la forma en la que consumimos tecnología.

Foto: El iPad Pro 2021, una bestia atada en corto. Foto: M. Mcloughlin

Un iPhone 12 Pro, en su configuración básica, cuesta 1.159 euros. Eso si nos conformamos con 128 gigas de almacenamiento interno, que si quieres doblarla hay que sumar otros 120 euros. Usarlo durante un año con esta plataforma te sale por 658,8 euros, a razón de 54,90 euros mensuales, algo más de la mitad. "Hay muchas personas, más en el caso de una marca como Apple, que les gusta renovar el teléfono año a año", comenta David Sierra González, cuando se le pide un ejemplo de cliente que recurriría a sus servicios. Este español, que ha trabajado en el pasado para 'startups' como Uber o Klook, es ahora el encargado de pilotar la expansión de Grover, que el pasado mes de abril fue regada con 71 millones de dólares (60 millones de euros) en una nueva ronda de financiación.

Alquila un móvil 1, 3, 6 o 12 meses

Esta 'startup' llega al mercado patrio con un millón de personas que se han dado de alta en su plataforma y han tenido algún producto alquilado. Una quinta parte, "unos 200.000 aproximadamente", son los que tienen a día de hoy una suscripción activa. Muchos llegaron a Grover buscando un portátil o un monitor en marzo de 2020, momento en el que Europa empezó a decretar confinamientos masivos para intentar hacer frente al coronavirus. Aquel mes marcaron su récord histórico, con 30.000 alquileres solo ese mes.

España es el cuarto país en el que ponen un pie después de haber lanzado este mismo el servicio en Austria y en Países Bajos. "Es muy difícil cuantificar, pero teniendo en cuenta que somos 42 millones de personas, podemos plantearnos que puede llegar a ser hasta el 20% de los ingresos", confirma Sierra.

placeholder Sitio web de Groover. (Foto cedida)
Sitio web de Groover. (Foto cedida)

El servicio se estrenará con un total de 500 productos repartidos en un total de nueve categorías. Podemos alquilar un portátil, un PC de sobremesa, un monitor de ordenador, un móvil, una tableta, un reloj inteligente, una pulsera 'fitness', una cámara de fotos, cascos de realidad virtual, un objetivo, un robot aspirador, un purificador de aire, una televisión, un proyecto o máquinas de 'fitness'. Los precios funcionan como lo de apuntarse al gimnasio. Si firmas 6 o 12 meses, te va a salir más barato que si optas solo por tres meses o por un mes. No hay que poner depósito ni nada similar. Terminado ese tiempo, las opciones son devolverlo, prorrogar el alquiler o comprar el aparato electrónico en cuestión.

Uno empieza a pensar en qué situaciones puede recurrir al alquiler en esta plataforma y acaba pensando que puede ser una buena idea, por ejemplo, para alguien que se traslada temporalmente unos meses por estudios o por trabajo a otra ciudad. En el confinamiento también podía ser una solución para esas familias con un solo ordenador, que bastaba usar por turnos para cubrir las necesidades antes del coronavirus. "Nos encontramos gente que, por ejemplo, se va de viaje o tiene una boda y nos coge una cámara durante un mes. Luego, al devolverlo, ya han probado la experiencia y dan el salto a otro producto", añade Sierra. Un vistazo al último informe de la compañía, que data de septiembre de 2020, sirve como termómetro para ver algunas de las cosas más populares entre su parroquia. Entre enero y septiembre de ese año se alquilaron más de 18.000 teléfonos móviles o 1.300 patinetes eléctricos.

Pero lo más sorprendente es el producto que ocupa el segundo lugar del 'ranking'. Los AirPods. En ese periodo alquilaron 6.000 pares de dichos auriculares. Y eso solo en Alemania, que aún no habían comenzado la expansión a otros mercados. El modelo Pro, alquilándolo con un plan de 12 meses, saldría a 12,9 euros la mensualidad. Comprarlos nuevos sale por 279 euros. "Puede sorprender por ser algo que se coloca en el oído, que se utiliza para hacer deporte. Pero bueno, nosotros tenemos también estándares muy altos comparables a los que cualquier empresa de tecnología utiliza para reacondicionar sus productos. Utilizamos sistemas de higienización, de limpieza por ultrasonido, tenemos servicio técnico...", comenta Sierra.

placeholder El iPhone 11 Pro junto a los AirPods Pro. (M. Mcloughlin)
El iPhone 11 Pro junto a los AirPods Pro. (M. Mcloughlin)

Explica que gracias al mantenimiento que realizan, dependiendo el producto, pueden rotarlo hasta tres años. "Los daños y marcas de uso no imputamos ningún cobro. Si ocurre cualquier desperfecto, que se rompa la pantalla o similar, en todos los alquileres hay un seguro que cubre el 90% del coste de la reparación", explica.

David Sierra reconoce que es "un negocio intensivo en capital" puesto que tienen que estar renovando el catálogo cada poco tiempo. "Aun así, hay que tener en cuenta que nosotros compramos grandes volúmenes y en otros canales, lo que nos asegura un precio más competitivo. También tenemos la opción de venderlo cuando dejamos de alquilarlos", explica. ¿Cuánto dinero mueven? En el último ejercicio tuvieron unos ingresos recurrentes de más de 70 millones de euros, lo que les permitió tener un ebitda positivo por primera vez en su historia.

Fabricantes, entre sus inversores

Uno puede creer que las marcas de tecnología podrían ver este negocio como un incómodo experimento que, en caso de generalizarse, pudiese suponer un lastre para su cifra de ventas anuales. Pero no siempre se cumple esto. Samsung, el mayor vendedor de teléfonos a nivel global, es uno de los que han participado en la última ronda de financiación, de esta 'startup' a través de su brazo inversor Samsung Next.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

No es la única vez que se han dejado ver juntos. En Alemania, por ejemplo, ambas compañías lanzaron un servicio de suscripción para que los clientes de la firma surcoreana pudiesen alquilar a través de su página web sus teléfonos Galaxy S21 5G, S21 + 5G o S21 Ultra 5G durante uno, tres, seis o 12 meses. La página web resume bastante bien las 'ventajas' que puede tener el 'renting' para los que no quieren comprometerse.

Gastarse los 1.000 euros o más que puede costar un 'smartphone' de alta gama no es moco de pavo. Antes de acometer la inversión, alguien podría dejarse 50 o 60 euros y probar ese terminal al que le tiene echado el ojo y ver si realmente le convence. También puede ser que necesites un nuevo móvil para un periodo concreto por un proyecto profesional de duración determinada. O simplemente puede ser que te guste mucho la tecnología y eres de esos que andas cambiando de móvil cada dos por tres.

El 'renting' o el 'leasing' de tecnología no es una práctica nueva como tal en nuestro país. Más típico, por ejemplo, en el mercado de los coches de alquiler, compañías como Apple si ofrecen esta opción, pero únicamente para empresas. Otros minoristas de electrónica han experimentado con esto, pero han sido cosas muy puntuales e inconexas. Que aparezca una 'startup' completamente dedicada a esto, sin embargo, es algo que no se había producido aún.

Existen dos grandes formas oficiosas de clasificar a la gente en mi generación. La primera manera de hacer la división es la de señalar a los que ya son madres y padres y aún no afrontan, por el motivo que sea, la tarea de la paternidad. La otra, señalar a los que tienen un piso propio y a los que no. El debate sobre la propiedad o el alquiler, algo que ha consumido millones de cervezas y cafés en España, se había limitado hasta hace pocos años a la vivienda. Pero poco a poco ha ido echando raíces en otras partes, como en el mercado del automóvil, haciendo que algunos se pregunten si les sale a cuenta tener uno suyo propio, con la factura de gastos que suelen traer enganchada bajo el limpiaparabrisas. Por mucho que se haya discutido, sigue siendo difícil encontrar mucha gente que sea partidaria de alquilar, salvo cuando se va de vacaciones. ¿Comprar o alquilar? Esa es la cuestión. Y en el mercado patrio la respuesta suele apuntar siempre en la misma dirección: mejor la propiedad, cuando te lo puedas permitir.

IPhone Almacenamiento Samsung Tecnología