El criptopelotazo español que tiene una ciudad argentina al borde de la guerra civil
  1. Tecnología
LA EMPRESA GANANCIAS DEPORTIVAS

El criptopelotazo español que tiene una ciudad argentina al borde de la guerra civil

Esta es la insólita historia de cómo la dudosa empresa del hijo de una familia de pintores granadinos ha llevado a un fiscal argentino a investigar si se trata de la mayor estafa de la historia del país

placeholder Foto: Miguel Rodríguez-Acosta y David Villegas, los principales protagonistas de Ganancias Deportivas. (Ilustración: Irene de Pablo)
Miguel Rodríguez-Acosta y David Villegas, los principales protagonistas de Ganancias Deportivas. (Ilustración: Irene de Pablo)

Granada, junio de 2019. Cuando le preguntan a Miguel Rodríguez-Acosta por el futuro de su nueva empresa, él es tajante y dice que tienen “vocación de perpetuidad”. Pero rápidamente hace una puntualización: “Puede que caiga un meteorito y todo el internet del mundo se caiga. Pues sí, también puede pasar eso”.

En una terraza con la Alhambra de fondo y un balón de fútbol sobre la mesa, tres amigos que rondan los 60 años le preguntan a Rodríguez-Acosta cómo funciona Ganancias Deportivas. Esta compañía te promete un beneficio mensual del 20% (240% anual) tan solo por confiar en su red de 'profesionales' que apuestan a eventos deportivos. Además, si consigues que se registre más gente, te llevas un porcentaje extra de beneficio.

Porque en Ganancias Deportivas, como explica en el vídeo Rodríguez-Acosta, que no para de mirar al suelo mientras habla, todo el mundo gana.

"El producto hace que se genere el suficiente dinero para pagar a los usuarios", continúa el CEO de la compañía. "Y además para que nosotros, que somos empresarios, ganemos dinero, que es lo que pretendemos. ¡Nosotros vamos de la mano! Nuestros intereses no son contrapuestos", dice, estrechando las manos de Antonio M. Buendía y Jesús Hernández, compañeros que también estarían en el ajo, y de Paco Pérez.

"¡Y con los de ellos también!", contesta Pérez señalando a la cámara. Los otros tres sonríen y le imitan.

'Ellos' son los nuevos usuarios que se están registrando en Ganancias Deportivas, una compañía que se dedica al "mercadeo en red". Tanto Rodríguez-Acosta como sus colegas insisten en que es una empresa fiable que va a durar mucho porque, aunque apenas tenga nueve meses de vida, en los foros de internet “en Italia y en México” —según ellos mismos afirman en el vídeo— empiezan a surgir las dudas. ¿Chanchullo virtual o el negocio del siglo?

Foto: Foto: EFE.

Quédense con los nombres de estos españoles. Ellos aún no lo saben, pero esta insólita charla —cuatro granadinos al borde de la jubilación alabando las bondades de las criptomonedas y el 'network marketing'— contiene el germen de la idea que llevará, dos años más tarde, a un fiscal argentino a investigar si Ganancias Deportivas ha perpetrado el mayor fraude de la historia del país en número de afectados. Esta es la insólita historia de cómo el hijo de una famosa familia de pintores y banqueros granadinos construyó un criptopelotazo —con la ayuda de actores secundarios españoles, pintorescos personajes en Costa Rica y Argentina y un ejército de seguidores desesperados por la pandemia— que va a cambiar para siempre la vida de San Rafael.

Porque en esta ciudad al sur de Argentina, donde todo el mundo tiene una opinión sobre Ganancias Deportivas, el meteorito del que hablaba Rodríguez-Acosta está a punto de caer.

placeholder Consulte aquí el documento completo que Ganancias Deportivas entregó a la fiscalía argentina en el que se observa que Miguel Rodríguez-Acosta y José Carlos Morera son los dueños de la empresa
Consulte aquí el documento completo que Ganancias Deportivas entregó a la fiscalía argentina en el que se observa que Miguel Rodríguez-Acosta y José Carlos Morera son los dueños de la empresa

Una guerra civil a la argentina

San Rafael (Argentina), junio de 2021. Si paras a alguien por la calle en San Rafael y le preguntas por Ganancias Deportivas, puede que ocurra dos cosas: la primera es que se enfade, diga que media ciudad está metida y que es una estafa piramidal. La segunda es que se alegre, esté dentro del negocio y lo defienda como si fuera su equipo de fútbol. Y, de paso, te ofrezca meterte a ti para ganar una comisión.

En esta ciudad de 120.000 habitantes, la Fiscalía calcula que hay alrededor de 30.000 personas registradas en Ganancias Deportivas (GD). Más de 15 sanrafaelinos entrevistados por este diario —políticos, fiscales, periodistas, policías, jueces, tenderos, activistas a favor y en contra de GD— confirman este número y pintan un cuadro inaudito donde los carniceros venden su tienda, invierten todos sus ahorros y se hacen millonarios, el 30% de los policías saca sobresueldos con el negocio y las calles se llenan de todoterrenos de lujo financiados con dinero de GD.

“Mucha gente ha dejado sus trabajos para vivir de esto, han invertido sus ahorros, vendido sus coches, casas… No se pueden conseguir plomeros [fontaneros] porque todos están dentro de GD”, explica a este diario Hebe Casado, diputada provincial por el partido de PRO-Frente Cambia Mendoza, quien describe a los integrantes de GD como una suerte de “secta”.

Foto: Un cajero de criptomonedas. (BitBase)

En apenas un año, San Rafael se ha hecho de oro. Los que aún no están dentro, se endeudan y se registran por temor a ser los únicos pardillos que no ganen dinero. Los que ya están en GD exhiben sus ganancias sin ningún pudor. “He vendido 40 vehículos nuevos a gente que está en ese negocio”, confiesa un propietario de una concesionaria local. Y no se llevan cualquier cosa: seis de los últimos coches fueron seis Ford Raptor a tocateja (más de 50.000 euros cada uno).

Hay tanto furor en las calles de San Rafael que Ganancias Deportivas tiene hasta una canción. “Se asociaron la pandemia y el Gobierno, nos dejaron sin un peso, sin laburo y con dolor”, dice la letra. Y continúa. “Pero un día me invitaron a Ganancias, empecé a ver todo de nuevo y a cambiar mi situación, qué maravilla, cambió mi economía, regresó la alegría, la dicha y el humor (...) Me muevo para aquí, me muevo para allá, y con Ganancias todo el año es carnaval (...) Cuéntale a tu familia, amigos y vecinos, que con Ganancias vamos a salir campeón”.

“Todos los que se han dedicado a hacer trabajo en esto y a armar su red, a todos los que conozco, les ha ido muy bien y han crecido económicamente”, explica Carlos Fabián Aldave, un profesor que lleva 11 meses metido en el negocio. Leandro Rivero, por ejemplo, ya tiene dos años de experiencia y asegura que GD le ha cambiado la vida porque, gracias a ese dinero, ha podido ser padre. “GD ha salvado a un montón de personas durante la pandemia”, cuenta este hombre de 29 años, cuyo anterior negocio estuvo cerrado por el confinamiento argentino de seis meses, el más largo del mundo.

placeholder Carlos Fabián Aldave lleva 11 meses en Ganancias Deportivas. Con el dinero que ha ganado se compró un 4x4. (Foto: C. P. B.)
Carlos Fabián Aldave lleva 11 meses en Ganancias Deportivas. Con el dinero que ha ganado se compró un 4x4. (Foto: C. P. B.)

Esta fiebre por GD llevó al fiscal Javier Giaroli a abrir una investigación ante la posible existencia de un esquema ponzi. De ser cierto, podría causar una crisis sin precedentes en la historia de la ciudad. Los principales ingresos de San Rafael siempre han venido del turismo, pero la pandemia, como dice la canción, destrozó el sector, empujando a muchos sanrafaelinos a meterse en GD.

“Hay una burbuja económica donde los comercios y la gastronomía subsisten, pese a la crisis por la pandemia, gracias a GD”, afirma Casado, quien insiste en que, aunque sea una burbuja, nadie quiere que se termine por las gravísimas consecuencias políticas y sociales que tendría. Primero, porque si estalla, muchas familias se arruinarán. Segundo, porque los nuevos registrados son amigos del que los asocia y, si esto se acaba, los que pierdan el dinero se van a sentir estafados por alguien cercano.

“Cuando estalle el esquema ponzi, aquí va a ser una hecatombe, no me extrañaría que hubiera muertos y secuestros”, afirma una fuente local que investiga el caso y prefiere no ser identificada. Preguntado por este hecho, un portavoz del alcalde de San Rafael apuesta por ser cauto: “La preocupación existe en virtud de la magnitud que ha tenido GD aquí y de la cantidad de asociados que hay, pero la Justicia está trabajando en el tema y vamos a esperar a que determine si existe o no existe estafa", declara a El Confidencial.

Mientras tanto, los líderes locales de Ganancias Deportivas se ufanan de haber sido los que han salvado la ciudad de la crisis económica. Y es aquí cuando llegamos a David Villegas, alias 'el Argentino', un personaje fundamental para entender cómo esta ciudad pasó a ser el epicentro mundial de Ganancias Deportivas.

El hombre que salvó San Rafael

Villegas es un hombre de origen humilde. Primero fue camionero y después montó una frutería, pero su vida dio un giro radical a finales de 2019 —poco después de la reunión de los granadinos en la Alhambra— cuando, a través de Gino Ferrugiaro, su "patro" y un socio de Rodríguez-Acosta, se convirtió en el afiliado 168 de Ganancias Deportivas. Él es quien expande la red por todo San Rafael.

Foto: (Foto: Reuters)

“El 31% de Ganancias Deportivas en Latinoamérica está bajo mi red y es un orgullo muy grande”, contaba Villegas en una disparatada entrevista en el 'Sanrafaelino' en febrero, cuando se hizo famoso por la apertura de la investigación de la Fiscalía. En esa conversación, cuando le preguntaron si GD era un sistema piramidal, contestó lo siguiente:

El 95% de la población vive en una pirámide, pero está feliz porque no lo sabe. Cuando sos un cajero de supermercado, nunca vas a ganar más que el supervisor y este nunca va a ganar más que el gerente, y el gerente jamás va a ganar más que el dueño. (...) Estamos pagando el éxito, a todo el mundo que salió a la luz hablando mal de la empresa y poniendo en dudas su funcionamiento y seriedad, solo les digo que el perro le ladra al auto cuando está en movimiento. Estamos en movimiento y muchos perros van a ladrar”.

placeholder David Villegas, junto a otros socios de Ganancias Deportivas, después de haber donado dinero a los bomberos a principios de año.
David Villegas, junto a otros socios de Ganancias Deportivas, después de haber donado dinero a los bomberos a principios de año.

Ante las preguntas de la Fiscalía, Villegas reconoció que él había sido puerta de entrada para 40.000 personas al sistema, 28.000 en San Rafael. Además, aseguró que el dinero invertido en la ciudad ascendía por entonces a 12 millones de euros (una media cercana a los 400 euros por apostador). Villegas podría tener más de 30 bitcoins en su billetera virtual (un millón de euros), aunque otras fuentes locales dicen que su fortuna es mayor y supera los dos millones. En sus fotos de perfil, luce un BMW X6, y algunos rumores apuntan que hasta tiene una casa en Marbella.

El equipo de abogados de GD aportó varios documentos —a los que ha tenido acceso El Confidencial— para demostrar que estaban constituidos como empresa en Costa Rica. Sin embargo, la Fiscalía los consideró insuficientes porque en ningún caso, recalcan estas fuentes, mostraban los documentos de los últimos dos años que respaldaran las supuestas apuestas con las que han ganado tanto dinero.

La exposición mediática de Villegas le convirtió en el flanco de muchas críticas de gente a la que, durante un tiempo, no le dejaron retirar su dinero de la web de Ganancias Deportivas. Además, según ha podido saber este periódico, David Villegas llamó en febrero a algunos implicados españoles para preguntar qué tenía que hacer ante la investigación.

Foto:

Desde entonces, Villegas, un hombre que algunos sanrafaelinos consideran “el salvador de la ciudad”, ha desaparecido de los medios. El Confidencial ha tratado de ponerse en contacto con él para preguntarle cómo encara el final de la investigación, pero no coge el teléfono. Este diario también ha tratado de hablar con Rodríguez-Acosta, pero su móvil no da señal y no contesta a los mensajes de Telegram. Actualmente, según los papeles presentados a la Fiscalía argentina, el granadino reside en la urbanización de lujo de Torre Real en Marbella.

Sin los testimonios de los dos principales protagonistas de la historia, ha llegado el momento de explicar cómo surge y cómo funciona Ganancias Deportivas, por qué tanta gente en San Rafael está dentro del negocio y cómo puede acabar en tragedia lo que empezó apenas como un vídeo 'amateur' de amigos en Granada.

De las apuestas al MLM

El 23 de marzo, escribimos un mensaje a una página en Facebook con el nombre de 'Ganancias Deportivas' —hay decenas de ellas— para registrarnos como usuario, porque solo puedes entrar si te invita un socio o 'líder'. Nos contestan dos meses después, el 19 de mayo, cuando ya han realizado la migración de la web y han podido repartir los pagos, salvando la primera gran crisis de GD gracias, en parte, a la subida del bitcoin. Desde Costa Rica —donde está constituida la empresa—, una chica llamada Angie nos manda un wasap y nos explica cómo funciona:

1. Pagas una membresía (100 euros).

2. Los pagos son en bitcoin.

3. Generas un 20% mensual de ganancia sobre tu inversión.

4. Puedes triplicar tu inversión reinvirtiendo tus ganancias.

Le preguntamos cómo es posible que dé tantos beneficios. Nos contesta que es gracias a ‘tipsters’ profesionales en apuestas deportivas. Además, continúa, “tenemos turismo y financiamiento de automóviles”. Siempre dan la misma versión sin más detalles. Cuando le pedimos más información de la empresa, tan solo nos asegura que tienen oficinas físicas y están registrados en el Ministerio de Hacienda en Costa Rica. “Los pagos son 100% seguros, a ningún usuario se le ha quedado debiendo ningún pago”, reitera.

Foto: Foto: EC.

No dan más detalles, pero para entender cómo funciona y se sostiene GD a día de hoy, hay que visualizar el clásico sistema de 'marketing' multinivel (MLM), un negocio en el que cada nuevo afiliado va atrayendo a más usuarios. A su vez, ese captador eleva su nivel interno y genera ingresos extra a base de trabajar como ‘comercial’. Así es como funcionan otras empresas, como la tecnológica que está detrás de la Thermomix, Vorwerk, que lleva años con un sistema MLM. Pero las diferencias entre Vorwerk y Ganancias Deportivas son evidentes.

¿La principal? El producto final.

Quien mejor lo explica es Rafael Gil, cocreador de la idea de Ganancias Deportivas y dueño del original dominio ‘.com’, el oficial de la empresa hasta abril de 2019, cuando se cambiaron al ‘.net’ —y, con ello, el modelo de negocio—. Junto a Carlos Castiñeira, un placentino con el que diseñó la idea, construyeron esta base de MLM en 2018, pero usándola como complemento del producto final: las apuestas deportivas.

“Me fijé en mi cuñado, que estaba enganchadísimo a las apuestas, y pensé que la gente podía pagar por esto”, explicaba este desarrollador web en la entrevista que le hizo el 'youtuber' Chuiso, uno de los primeros en alertar de la supuesta estafa de GD. En conversación posterior con El Confidencial, Gil recuerda el auge que hubo en 2017 por los 'tipsters' (corredores de apuestas profesionales a los que pagas para que te den sus pronósticos) para justificar su proyecto.

Foto: EC.

“El problema llegó cuando vimos que Ángel Martín no daba ni una", explica Gil. Martín será la piedra angular del proyecto de Ganancias Deportivas, porque tanto Rodríguez-Acosta —que en un primer momento entra en la empresa como asociado— como el resto de líderes hablarán de él como una especie de gurú capaz de acertar todas las apuestas deportivas. Sin embargo, relata Gil, era todo lo contrario. Él se puso a emular las apuestas que hacía el 'tipster' y se dio cuenta de que, como mucho, mantenía la inversión. "Además, las casas de apuestas tienen límites y es imposible ganar tanto dinero siempre, por eso probamos con las criptomonedas y miramos en casas descentralizadas como Cloudbet. Pero eso tampoco funcionaba”, subraya el desarrollador web.

"Siempre ha sido un ponzi de manual, tuvieron la suerte de pillar la subida de bitcoin y fueron creciendo mucho exponencialmente", afirma a este diario Chuiso, quien junto al 'youtuber' José Navarro Dai ha hecho los vídeos más críticos contra Ganancias Deportivas. "Mientras la pirámide siga creciendo a buen ritmo, aguanta, pero con la situación del bitcoin actual, es insostenible. La gestión era terrible, mandaban unos comunicados muy cutres hechos con el Paint", sostiene Chuiso.

Ante las críticas por el rumbo de la empresa, Gil —según su versión— es expulsado del negocio. Rodríguez-Acosta asume la dirección y se rodea de antiguos socios suyos. Deciden dejar de lado las apuestas y las usan solo como una especie de tapadera, centrando todo en lo que saben hacer: el MLM. “Más tarde, a mí me echaron con una patada en el culo”, dice Carlos Castiñeira por teléfono. Él trata de desentenderse, asegurando que nunca tuvo peso en la empresa. “Rodríguez-Acosta era quien de verdad controlaba, porque era un hombre culto y con idiomas”, explica en conversación con El Confidencial.

En algún momento de 2019, Rodríguez-Acosta aleja a Castiñeira de la empresa e incorpora al equipo de Ganancias Deportivas a Antonio M. Buendía, Gino Ferruigiaro —alias 'el Italiano', pese a que es chileno— y Jesús Hernández, que participan en diversos actos vendiendo las bondades de la empresa. “Ellos son expertos en dar charlas y conferencias”, afirma Castiñeira. En esta fotografía de 2019 se puede ver a todos los implicados menos a David Villegas en un evento de Ganancias Deportivas. Todos insisten en que la magia de la empresa está en las apuestas de Ángel Martín, que cuelgan en un canal de Telegram, pero la mayoría ni aparecen ni se sustentan los resultados.

placeholder Los principales líderes de Ganancias Deportivas, de izquierda a derecha: Miguel Rodríguez-Acosta, Gino Ferruggiaro, Antonio M. Buendía, Ángel Martin, Jesús Hernández y José Carlos Morera Campos.
Los principales líderes de Ganancias Deportivas, de izquierda a derecha: Miguel Rodríguez-Acosta, Gino Ferruggiaro, Antonio M. Buendía, Ángel Martin, Jesús Hernández y José Carlos Morera Campos.

Eso en realidad importa poco. Muchos de los directivos, como Rodríguez-Acosta, Buendía o Ferrugiaro, ya habían participado en otros negocios dudosos con un modelo MLM casi calcado. No les hacía falta más. Tan solo hay que buscar sus nombres con las palabras 'Global Intergold' o 'Emgoldex'. La primera está prohibida en Bélgica por supuesto esquema piramidal y la segunda en Estados Unidos y cuatro países más. Pese a ello, Rodríguez-Acosta asegura en su LinkedIn que lleva trabajando para esa empresa más de ocho años como 'independent business owner'.

Pero volvamos a Ganancias Deportivas. Supuestamente, Rodríguez-Acosta crea en 2019 una empresa en Costa Rica a través de Jose Carlos Morera Campos —aunque en los papeles presentados a la Fiscalía la creación de la compañía está fechada a finales de 2020—. El 50% de las participaciones está a nombre del granadino y, el resto, para el costarricense, un extraño líder que, según Gil, no era más que un conductor de Uber.

Actualmente, la plataforma ofrece en su web 'packs' de inversión de seis meses de permanencia obligatorios que dan acceso a lo que llaman “centro de negocios”. Para entrar debes pagar 100 euros de membresía (todo en bitcoins) que van directamente a la empresa. Una vez dentro, compras uno de los bonos que van de 60 a 10.000 euros, que es el dinero con el que supuestamente juegan y se calcula ese 20% mensual de beneficio (aunque la empresa se queda un 7% más). A tus beneficios se pueden sumar distintos porcentajes si consigues meter a más gente.

Pero ¿de dónde sacan el dinero que dan a los socios si no hay producto o inversión detrás? Castiñeira, que insiste en que se fue hace año y medio de la empresa, afirma que no hay esquema ponzi alguno porque tienen otras vías de financiación como bancos, inversiones inmobiliarias y algo llamado GD Turismo —nada de eso está probado ante las autoridades argentinas—.

Los investigadores locales, que pidieron en febrero una lista de todas las apuestas que habían realizado en los últimos dos años, tienen otra versión. “El material que nos mandaron era muy escaso”, explican fuentes de la Fiscalía, quienes insisten en que las pruebas apuntan que se trata de un modelo piramidal, donde el dinero de los nuevos usuarios ayuda a pagar a los antiguos. Y diversas señales apuntan a que el sistema podría estar a punto de derrumbarse este mismo verano.

¿El meteorito?

Desde hace unas semanas, varios usuarios se quejan de que no pueden retirar el dinero de sus ‘wallets’. “No inviertan más... con tres retiros sin poder recibir paga, lo están agarrando a uno de mona”, decía en Facebook un sanrafaelino. El pasado jueves, según ha podido saber El Confidencial, una persona demandaba por primera vez a Ganancias Deportivas —hasta ahora, nadie había acudido a los juzgados— porque no podía retirar su dinero.

Foto: Foto: Reuters. Opinión

"Creo que estamos ante una estafa en tentativa, que se está consumando, pero todavía no hay gente perjudicada económicamente”, afirmó este martes el fiscal del Ministerio Público de San Rafael, Rafael Giaroli. Él mismo vaticina una gran cantidad de demandas en cuanto se venga abajo la supuesta pirámide. Y J. G. podría ser el primero de muchos.

En entrevista con El Confidencial, este antiguo usuario de Ganancias Deportivas afirma que se incorporó en agosto del año pasado invirtiendo 980 euros. Tras seis meses, retiró unos beneficios que multiplicaban varias veces la inversión, pero pronto decidió volver a confiar en la empresa. Hace unas semanas quiso retirar 2.700 euros, pero no pudo disponer de ellos. Y el 28 de mayo se dirigió al Ministerio Público Fiscal para registrar una denuncia contra Ganancias Deportivas por estafa.

“Yo sabía que era una pirámide y que se iba a caer, pero no tan pronto”, reconoce J. G. mientras se coloca de espaldas para el vídeo y la fotografía, por miedo a ser reconocido en San Rafael. “Yo creo que la Justicia y el fiscal lo saben, esto es una pirámide: esto se paga con la gente de abajo, esto se cae. Yo quiero mi dinero”.

J. G. no lo tendrá tan fácil. El propio fiscal advirtió de que, de tratarse de una estafa ponzi, no solo los dueños de la empresa y los máximos responsables serán perseguidos por la ley, sino todo aquel que fuera consciente de la supuesta estafa y metiera a más gente dentro. La Fiscalía de San Rafael asegura que ha solicitado rogatorias a Costa Rica y a España para seguir investigando a los máximos responsables —Rodríguez-Acosta y Morera, según los papeles de la empresa, pero también a los principales líderes como Buendía, Hernández, Ferrugiaro o Martín—, para quienes Giaroli guarda sus peores palabras.

“En un país donde hay un 50% de inflación anual, la gente está desesperada por ganar un peso, estos negocios milagro son muy tentadores, por eso estos esquemas funcionan en Latinoamérica”, recalca Giaroli. “Pero son dos o tres charlatanes que se están haciendo millonarios a costa de la crisis de un país devastado y que van a devastar más todavía”.

Son dos o tres charlatanes que se están haciendo millonarios a costa de la crisis de un país devastado y que van a devastar más todavía

El ‘milagro’ de Ganancias Deportivas ha convertido San Rafael en una de las pocas ciudades del mundo que han salido de la pandemia más ricas de lo que eran antes. Pero mientras el resto del planeta va curando poco a poco las heridas económicas causadas por el covid, esta ciudad argentina podría salir de una crisis para entrar en otra de consecuencias tan grandes como desconocidas.

De momento, a la espera de que el fiscal anuncie los resultados de su investigación —la próxima semana podría elevar la causa a la Justicia Nacional por delitos mayores—, los integrantes de GD siguen intentando meter a gente para recuperar su inversión. De esta forma se dan circunstancias tan absurdas como la que relataba una sanrafaelina recientemente en Twitter, que enlazaba un tuit viral en el que se preguntaba cuál había sido la peor cita de su vida. Hace unos días un chico le propuso quedar y, cuando se vieron, él le soltó de primeras: “¿Tu papá no querrá ser parte de Ganancias Deportivas?”.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz click aquí

Argentina Costa Rica Guerra
El redactor recomienda