De suceso en Marruecos a hit en España: el fenómeno de los vídeos en árabe en YouTube
  1. Tecnología
Un tirón que no ocurre con otras lenguas

De suceso en Marruecos a hit en España: el fenómeno de los vídeos en árabe en YouTube

Desde hace tiempo, vídeos en este idioma se cuelan entre los más populares de YouTube España y los 'youtubers' patrio que se dedican a esta comunidad no paran de crecer

placeholder Foto:

Es viernes 21 de mayo y YouTube España no es ajeno a lo que ocurre en Ceuta y la crisis entre España y Marruecos. Varios vídeos sobre la noticia del momento se cuelan en 'tendencias' (los vídeos más populares del momento) con videoclips, fútbol o videojuegos, y también aparecen en esa lista contenidos en árabe. ¿Sobre lo que pasa en la frontera? No especialmente. El que tiene una posición más alta, por ejemplo, no tiene nada que ver con el conflicto, ni siquiera con la inmigración. Ajeno a todo aquello trata sobre un crimen ocurrido en la zona de Safi, en la costa de Marruecos, en el que hablaba la hermana de uno de los implicados. ¿Cómo llega un vídeo en árabe de un suceso local de Marruecos a colarse entre los más populares de España? Puede sorprenderte, pero es una tendencia más que arraigada.

Cada día desde hace algunos años (buscando por redes como Twitter es fácil dar con usuarios que lo señalan ya en 2018) las tendencias de YouTube España están trufadas con contenidos en este idioma. Entre vídeos de grandes 'youtubers', lo último en música o los mejores goles de la jornada se cuelan clips de noticias locales de Marruecos, telenovelas, entrevistas o vídeos de consejos. Estos clips se codean con otros en español e inglés, y algo en coreano empujado por el tirón del K-Pop en España. Pero el llamativo caso del árabe es un constante en tendencias, y no es el único indicativo del interés entre los consumidores españoles por esta lengua. Cada vez es mayor el número de 'youtubers' españoles que hablando en esta lengua tienen grandes cifras en sus canales. ¿El motivo? Hay un nicho en auge por explotar.

Foto: (Foto: Otmane El Hadad)

Uno de esos 'youtubers' hispanomarroquíes que muestran el crecimiento de esta tendencia es Otman El Hadad, más conocido como Otman Barcelona. "La verdad que yo no te lo puedo explicar mucho sobre tendencias y estas cosas porque soy muy nuevo, pero es verdad que he ganado 150.000 'subs' en un año", explica en conversación con Teknautas. A sus 43 años acaba de recibir la placa de la empresa de Google que atestigua que ha superado los 100.000 seguidores, pero su contador ya se acerca a los 200.000. ¿De qué va su contenido? Pues es una mezcla entre la selección y traducción de noticias del español al árabe, y clips de ayuda y consejos para toda la comunidad que vive en nuestro país, la comunidad migrante más numerosa con diferencia. "Yo creo que la gente quiere estar informada y enterarse bien, nosotros cubrimos ese hueco", comenta.

Sus contenidos son muy 'amateurs' aunque va añadiendo más edición y recursos mes a mes, pero tampoco sabe muy bien a qué se debe su éxito. "La mayoría de los vídeos son completamente en árabe por lo que imagino que todos los que lo ven son gente que habla este idioma y que le gusta lo que hago. Pero no te creas que solo de España, de aquí viene como el 30% de la gente, pero de Francia o Marruecos también me ve mucha gente", relata.

Sorprendido, cuenta que uno de sus últimos vídeos, subido hace 3 días y que trata sobre lo que ocurre en Ceuta, llegó a generar 60.000 visitas en una hora, y ahora ronda las 200.000. No es el único. Otro subido este miércoles sobre el mismo tema ya se mueve en las 150.000. "Es que con lo de Ceuta y eso hay mucha gente preocupada y que quiere enterarse bien de lo que pasa en profundidad, al final las noticias que dan las teles son cortitas y en nuestros vídeos pues les dedicamos más tiempo". Sobre si ya le reconocen por la calle, asegura que sí, y que hasta le piden fotos. "Claro que me conocen, pero que esto ha sido en un año, eh, ahora estoy empezando también en TikTok".

Otman es un ejemplo perfecto del crecimiento del árabe en YouTube España, pero no es el único perfil similar. Forma parte de un grupo de varios 'youtubers' que suelen superar los 50.000 seguidores y que tienen canales parecidos al de Otman. Muchos de ellos saltaron a la primera línea el año pasado, cuando Vox los acusó de estar con las "mafias de tráfico de personas". Utilizaron partes de sus vídeos durante el debate sobre el Ingreso Mínimo Vital para decir que esta herramienta estaba provocando un "efecto llamada". Ellos denunciaron al partido y mostraron su descontento en sus redes, pero siguieron con sus canales, y no paran de crecer. Otros protagonistas de este fenómeno son Khadija Ben Amar Taza, Abou Mariam, Karim Kasri o Abou Razan.

Sus números llaman la atención, pero, eso sí, están lejos de los que marcan algunos canales de los que copan las listas de tendencias. Algunos como LeSiteinfo o Hibapress superan el millón de seguidores, y otros como Le7TV o Akhbarona TV superan el medio millón. Muchos de estos son canales de información ya sea de periódicos o televisiones, y tienen vídeos súper virales en sus canales. Pero, ¿hay alguna explicación para todo este fenómeno? Solo el número de marroquíes con residencia legal en España supera los 800.000, siendo una de las comunidades de migrantes más importante en nuestro país. Un cuarto de millón tiene ya la nacionalidad española, así como sus hijos, los conocidos como "segunda generación", que mezclan el español y su lengua materna. Habría que añadir el resto de países de habla árabe, como los argelinos y los sirios (comunidades de mucho menor tamaño en España) pero no parece ser la única razón.

A qué se debe esta popularidad

Desde El Confidencial hemos preguntado a varios expertos que, sorprendidos, dibujan varias hipótesis a este hecho. Por ejemplo, Sebastian Rinken, experto en temas migratorios y vicedirector del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC), apunta que el aumento de ese visionado de vídeos en árabe no es resultado de un aparente desconocimiento de la lengua española entre la comunidad marroquí en el país. “Hay que descartar que usen el árabe porque no saben expresarse en español. [La comunidad migrante de origen marroquí] en España habla mayoritariamente la lengua, y especialmente los jóvenes, gracias también al sistema educativo”. “En todo caso podría ser una preferencia [el uso del árabe], no una elección por necesidad”.

En cuanto al uso concretamente de una red como YouTube, señala un hecho que puede ser clave. “La edad media de los marroquíes que viven en España es baja, no solo comparada con la media de los españoles, sino también con otros grupos de migrantes. Los inmigrantes marroquíes son un colectivo joven, los menores de edad son un grupo importante en el colectivo marroquí”. Por último, da algunos puntos interesantes. “La comunidad marroquí es una de las más que mayor antigüedad tienen en España, que en muchos casos se trata de largos años de residencia y que han conllevado un estatus administrativo muy estable en España. Tenemos una comunidad de mínimo un millón de personas de origen marroquí en España, un cuarto de millón ya con la nacionalidad española y tres cuartos de millón con la llamada residencia de larga duración”, señala.

Por su parte, Juan Iglesias, profesor del Instituto de Migraciones de la Universidad de Comillas, señala otros ingredientes a añadir en la hipótesis. En España, la integración de la comunidad marroquí “es mixta: la tendencia general es que la gran mayoría aprende la cultura española, las costumbres españolas, el idioma, y las va incorporando a su modo de hacer. Y mantienen también algunas de sus costumbres de origen. Un proceso mixto”, añade Iglesias, quien hace referencia a un reciente estudio, del que es coautor, titulado ‘Un arraigo sobre el alambre’. En este sentido, señala, “la vuelta al árabe quizá no es tanto un tema identitario [a diferencia de comunidades como la marroquí o argelina en Francia, en reacción al fracaso de la integración], sino que tiene más que ver con este proceso de integración mixta. Manejan lo ‘bi-modal’”. Además, el árabe es una de las lenguas ‘francas’ que se habla entre varios países, como pasaría con el español y los países latinoamericanos, por lo que el 'mercado' de oferta cultural y de Youtube es especialmente amplia y transfronteriza.

La idea de Otman también va por ahí. Los ciudadanos quieren estar informados tanto de lo que pasa aquí como allí y consultan tanto canales en español como en árabe, solo que es posible que para algunos temas en concreto o para informarse de ciertos temas concretos acudan a canales en árabe. "Yo mismamente veo un montón de canales de chicos españoles, por ejemplo me gusta mucho DJMario. Y él también triunfa en Latinoamérica, ¿no? Al final son cosas de YouTube que puedes ver cosas de todo el mundo", añade.

placeholder Parte del ranking de los 50 vídeos más populares de YouTube España este jueves.
Parte del ranking de los 50 vídeos más populares de YouTube España este jueves.

La propia plataforma tampoco se aleja de esa idea, de la de que hay cosas que pasan en YouTube y que no tienen una explicación definitiva, sino que un cúmulo de circunstancias hace que algo suceda. Según explican desde la empresa propiedad de Google a este diario, los vídeos se posicionan en la lista de tendencias tras la unión de varios parámetros. No importa solo el número de visitas, sino la velocidad en la que suban, los tiempos o el tipo de contenido. La suma de todas esas variables hace que aparezcas en las listas o que tu vídeo se haga más viral que otros, pero no hay una fórmula definitiva a la que acudir. Está claro que los vídeos en árabe se cuelan continuamente en los 'rankings' desde hace tiempo, pero para la compañía no hay nada que llame especialmente la atención.

Plataformas en auge en la región

Lo cierto es que lo que ocurre en España no es una excepción, sino que también responde a una corriente que ocurre en toda la región MENA (Oriente Medio y Norte de África, por sus siglas en inglés). En esta área, según varios estudios, el uso de las redes sociales crece año tras año, y se han convertido en herramientas centrales de consumo. El informe 'Social Media in the Middle East: 2019 in review', publicado por la Escuela de Periodismo y Comunicación de la Universidad de Oregon, en Estados Unidos, señala que los jóvenes de esta región utilizan cada vez más las plataformas de redes sociales para acceder a información, en particular las que están enfocadas en videos.

En el norte de África, por ejemplo, la primera red, según este estudio, es Facebook, donde está el 88% de los jóvenes, seguido de WhatsApp con un 70% y YouTube, con un 65%. En este último caso destaca el ejemplo de Egipto, donde el 77% de los milenials aseguran consultar esta plataforma a diario. Esto también se puede ver en el poder de canales árabes de grandes cadenas como la BBC o Sky News, que acumulan más de 8 millones de suscriptores el primero y 2,5 el segundo. Números que muestran la fuerza de una zona que con una lengua común acumula más de 187 millones de personas.

En Marruecos, el debate sobre YouTube también ha llegado a la primera línea del país. A finales de 2019 un famoso 'youtuber' fue condenado a 4 años de cárcel por insultar al rey en uno de sus vídeos y no es la única polémica al respecto. En 2017 la fuga de un grupo de adolescentes para intentar llegar a Europa se relacionó con los vídeos de un 'youtuber' que contaba en su canal cómo se podía cruzar al continente a través de Ceuta y Melilla, y esta misma semana, según el medio Morocco World News, el ministro de Cultura del país, Othman El Ferdaous, anunció una remodelación de los medios públicos con el objetivo de poder pelear con la plataforma estadounidense y atraer de nuevo al público hacia la televisión tradicional.

El ministro confirmó que había un cambio en el consumo entre los jóvenes y las familias marroquíes. Dijo que el 84% de los marroquíes usan WhatsApp y que la cantidad de usuarios en Instagram, YouTube y otras plataformas en línea también está aumentando rápidamente. Según sus datos, Marruecos ahora tiene dos millones de usuarios en YouTube. Y también dejaba una reflexión curiosa. Según el ministro, los marroquíes no buscan "más del 75% de los videos" que ven en Youtube. Es decir, que para ellos los algoritmos de la red proponen la mayoría de contenidos que los usuarios deciden ver y es un ejemplo de cómo entidades extranjeras pueden controlar los mercados.

Ceuta Youtubers
El redactor recomienda